eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Pajarito: siempre libre

Manuel Alfonso sobrevivió en Mauthausen gracias a su habilidad con los lápices y los pinceles. Cuando estaba a punto de morir extenuado y hambriento, los SS le destinaron a trabajar en la oficina de los arquitectos

A escondidas, Manuel realizaba dibujos que regalaba a sus compañeros de penurias. En ellos siempre aparecía un pequeño pájaro y, por eso, los otros prisioneros le llamaban Pajarito.

- PUBLICIDAD -

 

 

Relacionadas: 

El clarinetista de Mauthausen

Deportado Luis Perea, una memoria compartida

El viaje de Escot: de Olvera a Mauthausen

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha