eldiario.es

Menú

EXTREMADURA

Una ruta para moverse con aires de reina

Menús isabelinos, visitas teatralizadas o talleres de repostería se convierten en reclamo turístico de los fans de Isabel La Católica que quieran conocer la huella que dejó en Extremadura

- PUBLICIDAD -
Sepultura en la iglesia de Santa María de Almocóvar, en Alcántara / Turismo de Extremadura

Sepultura en la iglesia de Santa María de Almocóvar, en Alcántara / Turismo de Extremadura

Muchos extremeños no supieron del paso de Isabel La Católica por esta tierra hasta que no lo descubrieron frente al televisor. Tuvo que asomarse a sus pantallas la serie ‘Isabel’ y que se rodaran algunas escenas en la propia Extremadura, para conocer una realidad histórica que cinco siglos después intenta convertirse en reclamo turístico. Se trata de la ruta que lleva el nombre de la reina, inaugurada en enero de este 2014, después de una ardua tarea de investigación e identificación de lugares emblemáticos relacionados con la presencia de los Reyes Católicos en la región.

“Éramos conscientes de que teníamos sitios que habían guardado una relación importante con los reyes pero que no eran demasiado conocidos, así que se aprovechó el tirón de la serie televisiva para ponerlos en valor”, indica Ana María Manjón, técnica del Servicio de Promoción del Turismo del Gobierno de Extremadura, desde el que se coordina el proyecto.

La ruta no ha celebrado siquiera su primer cumpleaños y se acaba de ampliar, añadiendo nuevas poblaciones a las  inicialmente incluidas, de manera que en estos momentos forman parte de ella Alcántara, Cáceres, Guadalupe, Madrigalejo, Plasencia, Fregenal de La Sierra, Jerez de Los Caballeros, Medellín, Llerena, Trujillo, Valencia de Alcántara, Zalamea de La Serena y Zafra. En cada uno de estos 13 enclaves se ha encontrado o bien una historia directa que contar sobre Isabel y Fernando o, indirectamente, referencias a su entorno histórico, familiar, social, religioso y político que influyeron de manera importante en sus vida y se les ha revestido de reclamo.

Nuestra Señora de Rocamador, Valencia de Alcántara, otro de los puntos de la ruta / Turismo de Extremadura

Nuestra Señora de Rocamador, Valencia de Alcántara, otro de los puntos de la ruta / Turismo de Extremadura

Se han desempolvado desde grandes acontecimientos, como la muerte del rey Católico en Madrigalejo o el juramento de los fueros de Cáceres por su esposa bajo el famoso Arco de la Estrella, hasta otros menos rimbombantes pero no por ello de menor calado, como las amplias estancias de la reina en Trujillo y Guadalupe. Igualmente se han aprovechado hechos como que Hernando de Zafra, uno de los principales consejeros de Isabel, fuera de la capital segedana; que la eterna rival de la reina católica, Juana La Beltraneja, asentase su corte en el Palacio de las Argollas de Plasencia o la boda entre la primogénita de los reyes con el rey de Portugal que se celebró en Valencia de Alcántara y puso fin a la guerra con los lusos. El propósito en todos los casos, ha sido recuperar esos eventos y darles  forma de píldora turística con el deseo de que sean capaces de atraer la atención de más viajeros hacia Extremadura.

Cultura, gastronomía y naturaleza

La comunidad autónoma no es la única que cuenta con programas turísticos que han sido construidos en torno a la figura de los Reyes Católicos. La diferencia es que en este caso se ha querido ir más allá, evitando quedarse únicamente en la exhibición de lugares emblemáticos, por lo que la ruta se ha asentado tanto sobre ese eje cultural como sobre los de naturaleza y gastronomía, con el fin de incrementar su atractivo.

“Existe un turista gastronómico con un perfil muy marcado que se mueve por lo que va a poder comer o por conocer cómo se produce la comida y amantes del aire libre a los que les puede resultar atractivo recorrer una ruta que lleve el nombre de la reina, por ejemplo”, apunta Manjón.

Siguiendo esa línea hay restaurantes que han bautizado menús como isabelinos y de los Reyes Católicos; empresas de ocio que proponen visitas teatralizadas por cascos históricos con personajes más propios del siglo XVI que del XXI; se han diseñado rutas a caballo y en bicicleta que se denominan como Tanto Monta Monta Tanto, visitas a bodegas tituladas La Tropa Repone Fuerzas o talleres de repostería especializados en enseñar cómo se elabora el Dulce de la Reina.

Son solo algunos de los productos que se han ido ideando al abrigo de esta iniciativa que próximamente se completará con la construcción de un centro de visitantes en Madrigalejo. Las propuestas de disfrute de la ruta están recogidas en su web, para que quienes gustan de moverse con paso firme de rey o con aires de reina elijan cual es la que más se adapta a sus gustos.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha