eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Un Juzgado dice que la Junta quiere hacer un "traje a medida" en la Ciudad del Medio Ambiente de Soria

Ordena el derribo del edificio institucional porque no tiene base legal y obliga a reponer los terrenos a su estado primitivo.

“¿De qué sirve una declaración de ilegalidad o inconstitucionalidad si al día siguiente se inicia un procedimiento legislativo o reglamentario para dotar de legalidad lo que es ilegal?”, se pregunta el juez.

El pasado año,k el Tribunal Constitucional declaró que el proyecto megalómano de la Junta de Castilla y León  era una idea “ni razonable ni proporcionada”.

- PUBLICIDAD -
La 'Cúpula de la energía', en la proyectada Ciudad del Medio Ambiente de Soria.

La 'Cúpula de la energía', en la proyectada Ciudad del Medio Ambiente de Soria.

La Ciudad del Medio Ambiente, ese proyecto megalómano de la Junta de Castilla y León en Soria, esa idea mastodóntica en el entorno del río Duero, aquella idea que los tribunales no paran de derrumbar, sigue recibiendo sentencias demoledoras.

Ahora, lo nuevo es que el Juzgado de lo Contencioso Administrativo de Soria obliga a que se derribe el edificio institucional Ciudad del Medio Ambiente de Soria, la Cúpula de la Energía, así como la reposición de los terrenos a su estado primitivo. Y lo hace con una sentencia que deja claras las intenciones de la Junta de Castilla y León. “Se está llevando a cabo por la Administración una actuación tendente a crear una legalidad que permita la conservación de un edificio cuya normativa de planeamiento ha sido anulada”, asegura el juez de lo Contencioso de Soria. Y por si no queda claro utiliza una “expresión coloquial” para decir que “se trataría de hacer un ‘traje a medida’ para de esta manera permitir la legalización del edificio” pese a las sentencias del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León y del Constitucional.

En la sentencia también se pregunta “¿de qué sirve una declaración de ilegalidad o inconstitucionalidad si al día siguiente se inicia un procedimiento legislativo o reglamentario para dotar de legalidad lo que es ilegal?”. Pues pese a estas declaraciones judiciales, a frases que demuestran las intenciones de la Junta de Castilla y León, este Gobierno regional quiere seguir con su idea de la Ciudad del Medio Ambiente de Soria. Aunque sea reduciendo el tamaño previsto -560 hectáreas- a 150 hectáreas. Y aunque le tengan que dar un uso fundamentalmente industrial. Pero quieren mantener el proyecto o pseudoidea.

En la sentencia, hecha pública ayer por el Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León, el juez de lo Contencioso de Soria dice que “resulta inútil cualquier control de legalidad llevado a cabo por los Tribunales sobre la actuación de las Administraciones públicas” si al final “lo construido va a ser legalizado a posteriori no ajustando la obra a la legislación vigente sino creando nuevas normas que al final hagan que lo construido se mantenga pese a todo”.

El 3 mayo de 2013, el Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León, Sala de Burgos, declaró no conforme a derecho la licencia de obras concedida por el Ayuntamiento de Garray, en las proximidades de la capital soriana, para el edificio institucional de la ciudad del Medio Ambiente de Soria.

El 5 de diciembre de 2013 el Tribunal Constitucional declaró inconstitucional la ley que permitía este proyecto argumentando, entre otros puntos, que «el legislador no ha explicitado las razones por las que entiende que la utilización de la ley es una medida razonable y proporcionada, aún a sabiendas de que, tal y como se puso de manifiesto en el debate legislativo, la utilización de la ley eliminaba el control de la jurisdicción contencioso-administrativa». 

Y ahora, el Juzgado de lo Contencioso-Administrativo de Soria añade que “parece partirse de la seguridad que en el futuro próximo se van a promulgar las normas necesarias para que la cúpula de la energía sea una obra legal, pese a que toda la legalidad que la amparaba haya saltado por los aires como consecuencia de la declaración de inconstitucionalidad”. Y concluye su sentencia argumentando que “no es admisible que una vez declarada la nulidad de un planeamiento urbanístico, se pretenda crear una legalidad a medida para lo ya construido al amparo de lo declarado nulo, dejando este pronunciamiento de nulidad en papel mojado, y dando más relevancia a las actuaciones ejecutadas que a la legalidad y constitucionalidad de lo ya construido”.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha