eldiario.es

Menú

REGIÓN DE MURCIA

Valentía antes que sectarismo

- PUBLICIDAD -

PODEMOS representa muchísimo para muchos. A decir verdad, se le llevaba esperando desde hacía mucho tiempo. No exagero si digo que un trozo del corazón de multitud de ciudadanos está depositado en este proyecto que esperamos sea el que cambie nuestro país.

Hasta ahora, la concepción de la política que traía PODEMOS nos proponía que fuéramos valientes, que señaláramos sin complejos las miserias sociales y políticas que nos rodean. En definitiva, que hiciéramos un ejercicio colectivo de honestidad.

No obstante, hoy en día parece que esa nueva política valiente y sincera de la que hacíamos gala, quiere denostarse y dejarse guardada en un cajón por algunos. De hecho, se está calificando peyorativamente como “la parte protestona de PODEMOS”, entre otros calificativos a mi juicio desafortunados, a quienes han “osado” poner de manifiesto que se puede obrar mejor en determinados ámbitos de nuestro movimiento político.

Y es que no es ni mucho menos para rasgarse las vestiduras el reivindicar que tratemos de mejorar cuestiones como, por ejemplo: evitar la utilización “etiquetas de pureza” que “sacralizan” unas listas electorales en perjuicio de otras dentro de procesos electivos internos; querer desmarcarse inmediatamente de declaraciones en las que miembros electos de nuestros órganos estatales ensalzan a quienes forman parte de la oligarquía financiera más desalmada de este país, y que no nos representan a la inmensa mayoría de los que integramos PODEMOS; abogar por que los órganos garantes del cumplimiento de los estatutos del partido estén compuestos por personas que no vayan previamente vinculadas a ninguna de las “tendencias” que ya se han cimentado en el seno de nuestro partido, y no se dé lugar a que se pueda dudar de su imparcialidad; defender la menor burocratización posible porque esto va en detrimento de los círculos, que deben ser esenciales en nuestra concepción política; exigir que asuman responsabilidades quienes no cumplen el código ético aprobado tras la Asamblea Ciudadana Sí Se Puede, sin importar lo mediáticos que sean, etc.

 

Quienes contribuyen a la transformación social de este país son los que, desde la honradez, se atreven a hacer autocrítica colectiva en vez de fingir que somos perfectos

 

Quienes de verdad contribuyen a lograr la ansiada transformación social de este país son los compañeros y compañeras que, desde la honradez, se “atreven” a hacer autocrítica colectiva, en vez de fingir que somos perfectos, que sólo estamos para dar lecciones e instalarnos en la autocomplacencia de los buenos resultados de las encuestas.

Comentando ayer este asunto con otra compañera, me vino a la cabeza el coraje de Tommie Smith y John Carlos en los JJ.OO. de México 1968. Para quien no lo recuerde del todo, me refiero a dos atletas afroamericanos que, tras ganar la medalla de oro y bronce respectivamente en dicha olimpiada, no se dejaron llevar por el viento a favor. Queda como ejemplo de lucha que, en vez de embriagarse en un himno y una bandera de los Estados Unidos que para ellos habrían estado vacíos, permanecieran en lo alto del pódium descalzos y levantando el puño recubierto por un guante negro como símbolo de la pobreza y discriminación de la población afroamericana en su país, y para reivindicar la igualdad de oportunidades.

Tras este gesto de contrapropaganda patriótica cuando nadie lo esperaba, los dos atletas fueron expulsados de la villa olímpica y vilipendiados al llegar a su ciudad. No obstante, la valentía de estos chicos no cayó en el olvido y, años más tarde, fue reconocida su integridad en multitud de sectores. Hasta tal punto fue así, que la universidad donde estudiaron colocó una estatua de ambos atletas para inmortalizar su ejemplo de lucha e integridad.

Desde mi humilde posición, sólo me queda romper una lanza por los compañeros y compañeras de PODEMOS, particularmente a los de Murcia (por ser los más cercanos en mi día a día), que no se resignan a callar lo que a otros puede no gustar, aun sabiendo que mantener su forma de pensar honesta tiene el riesgo de soportar que se les pueda desprestigiar o estigmatizar. Todo mi apoyo para ellos.

Sinceramente, espero que, con el paso del tiempo, al igual que sucedió con Tommie Smith y John Carlos, llegue el momento en que todos nos avergoncemos de haber admitido ciertos tics sectarios y agradezcamos a estos compañeros y compañeras su entereza por defender la idea de que PODEMOS sea siempre “un instrumento de toma de conciencia política” (como decía Monedero), y no un puente hacia ocupar sillones para hacer “vieja política”.

José Enrique Saura Ruiz es miembro del Consejo Ciudadano municipal de PODEMOS MURCIA

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha