eldiario.es

Menú

eldiarionorte Cantabria eldiarionorte Cantabria

"Nos basamos en un humor que no muere nunca"

Tricicle, reconocida como una de las mejores compañías de mimo cómico del mundo, recala el 23 y 24 de septiembre en Santander con su última y definitiva gira tras 36 años de carrera

"Recurrimos a esa parte de niño que tiene cualquier adulto y eso tiene mucha empatía con el público", apunta Carles Sans como una de las claves del éxito

- PUBLICIDAD -
De izquierda a derecha: Joan Gràcia, Carles Sans y Paco Mir.

De izquierda a derecha: Joan Gràcia, Carles Sans y Paco Mir.

Tres Hilarentes Individuos Tragicómicos y Solazosos tomarán el viernes 23 y el sábado 24 de septiembre el Palacio de Festivales de Santander para hacer reír al público de forma ininterrumpida durante una hora y media. Carles Sans, Joan Gràcia y Paco Mir prometen Humor Inteligente Trepidante y Sorprendente a través de doce sketchs con los que repasarán sus Hitos Ingeniosos Teatrales y Sobresalientes.

Fue en 1979 cuando estos tres Humanos Inmortales comenzaron Tetralizando Situaciones de la vida cotidiana solo con gestos, sin palabras, con un estilo con el que han creado marca propia. Casi 40 años después y sin haberse bajado nunca de los escenarios, la mítica compañía de teatro Tricicle acaba de iniciar nueva gira para presentar su último y definitivo espectáculo. ¿Adivinan cómo se llama?

¿Qué van a poder encontrar los espectadores que acudan al Palacio de Festivales?

Quienes ya nos conocen saben qué les espera, una hora y media de risas sin parar; imagínate ahora que presentamos lo mejor de lo mejor de Tricicle, porque de eso se compone ‘HITS’, de aquellos sketchs que hemos pensado que eran los más divertidos y celebrados por el público a lo largo de 36 años, ya camino de 37, que llevamos de carrera.

Tricicle se formó en 1979. Imagino que la selección habrá sido complicada ¿Cuántos sketchs han podido representar en estos años?

Carles Sans: Nosotros decimos que unos 90 pero la verdad que no sabría decir exactamente. Siempre hemos hecho espectáculos compuestos por sketchs, que la verdad han sido siempre un éxito, han funcionado todos, unos se han hecho ya casi icónicos, célebres [véase la interpretación de la canción de Julio Iglesias "Soy un truhan, soy un señor" en el programa "Un, dos, tres... responda otra vez"]. La selección ha sido un trabajo complicado porque de habernos dejado llevar por lo que a nosotros nos apetecía el espectáculo hubiera durado dos horas y media o tres.

Como usted decía al principio, los espectadores ya saben qué pueden esperar de Tricicle después de una trayectoria tan larga y exitosa. Pero, ¿por qué eligieron el mimo? ¿Dudaron en los comienzos de que pudiera ser era algo arriesgado o lo tenían claro?

A veces las cosas surgen más por coincidiencias, casualidades, por circunstancias, por el contexto del momento. Nosotros éramos alumnos del Instituto de Teatro de Barcelona, que equivaldría a la Escuela de Arte Dramático. Había varias ramas, podías hacer teatro convencional o también la especialidad de gesto o mimo. En la época en la que nosotros nos conocimos y nos formamos había un auge y una influencia muy importante en Cataluña de teatro gestual que venía de Europa, principalmente francés, y gente muy potente había venido a actuar a Barcelona. Eso a nosotros nos impresionó mucho, y a partir de ahí fue cuando decidimos investigar por este lado. De hecho, yo personalmente estaba estudiando arte dramático, es decir, iba para actor de texto; lo único que al descubrir esto, con Joan y Paco, nos metimos por este línea. Y la verdad que afortunadamente porque hemos tenido un sello muy personal y que nos haga singularizado con respecto al resto de teatro del país.

¿Alguna vez han valorado hacer algún espectáculo de palabra hablada o haber aparcado el humor e interpretado, por ejempleo, drama o eso sería traicionar la esencia de Tricile?

No, nunca, porque el humor está en nuestros genes, está en nuestra manera de querer comunicar. Hacer teatro hablado ya hay mucha gente que lo hace y muy bien, y precisamente yo creo que tenemos un hueco ahí que nos hemos labrado con los años y con una personalidad determinada y cambiarlo no tendría ningún sentido.

¿Cree que el humor ha cambiado o siguen utilizando las mismas fórmulas?

En lo fundamental las fórmulas siguen siendo las mismas, es decir, sigue sorprendiendo la caída inesperada, el error… No sé, hay una serie de fórmulas que siendo clásicas, si están bien servidas y bien presentadas funcionan siempre. De hecho, la muestra está en que ahora que hacemos este recopilatorio, sketchs de hace 25 o 30 años no hemos tenido que cambiarlos absolutamente nada porque siguen funcionando, porque nosotros nos basamos en un humor que no muere, que no pasa de moda, es decir, no hacemos humor sobre hechos que hoy tienen vigencia y que a lo mejor la semana que viene no. Nosotros, como nos basamos en el ser humano, y el ser humano en el fondo no cambia, comete los mismos errores, pasa por las mismas situaciones, en nuestro caso no varía.

En los gags de Tricile no han representado nunca nada de política. ¿Por qué? ¿No creen que de la política se pueda hacer humor?

No, no. Por varias razones. Una y fundamental por lo que acabo de decir. En política lo que hoy se habla, la semana que viene ya no tiene ningún interés porque ya hay otra cosa por la que interesarse. Por lo tanto, nuestros espectáculos, como duran tres años o cuatro la explotación, no tendría ninguna gracia hacer una situación divertida sobre un hecho ocurrido ayer y que dentro de un año estaría más que pasado. En este sentido, no nos convence hacer algo así.

Y luego, pues porque nosotros nos gusta mucho la esencia del ser humano, drenar en cómo es la gente, las personas, en lo más esencial. En el fondo utilizamos mucho esa parte de niño que tiene cualquier adulto y esto tiene mucha empatía con el público.

Tricicle ha reunido lo mejor de lo mejor de su carrera en 'HITS', su espectáculo de despedida.

Tricicle ha reunido lo mejor de lo mejor de su carrera en 'HITS', su espectáculo de despedida.

Sus sketchs se basan en cosas de la vida cotidiana. ¿Con ello tratan también de lanzar un mensaje de que hay que tomarse la vida con más humor?

No es lo que pretendemos intrínsecamente pero va en el contexto. De algún modo, aquellos que hacemos humor ya estamos diciendo que hay que tomarse la vida con humor porque nosotros vivimos por y para el humor y del humor. Mira si es necesario reír que la gente paga por ello, van al teatro porque saben que van a disfrutar y que se van a reír. Es importantísimo.

Han anunciado que con esta gira que comienzan ahora bajarán definitivamente el telón. ¿Hay posibilidad de que Tricile continúe o este va a ser sí o sí el fin?

Tampoco vamos a ir diciendo durante cuatro años que nos vamos porque ya lo dijimos cuando hicimos el espectáculo anterior, que realmente ha sido el último de nueva creación. En principio, vamos a explotar ‘Hits’ hasta que ya no quede nadie por verlo, lo que hagamos después, veremos. Nos situamos en una franja de edad que creo que tampoco nos apetece mucho viajar, ir de hotel en hotel… En cualquier caso, ya se verá. Quizá lo importante ahora no es si nos vamos sino que llegamos para hacer una cosa tan espectacular como lo mejor de una carrera que, aunque está mal que lo diga yo, está repleta de éxitos.

Si echa la vista atrás, ¿cambiaría algo de Tricicle? ¿Les ha quedado algo en el tintero que les hubiese gustado interpretar?

Como ha ido tan bien yo no cambiaría nada. Hombre, no sé, a lo mejor nos hubiera gustado haber hecho una película y haber ganado un Oscar, pues claro que sí, pero no hace falta. Quiero decir, habiéndonos ido como nos ha ido siempre, habiendo tenido un público tan numeroso y fiel, pues hombre, pedir siempre puedes pedir más pero creo que no hace falta. En nuestro caso, yo no cambiaría nada.

Ustedes han marcado una época. Cuando Tricicle decida retirarse, ¿morirá un poco el teatro de gestos o hay compañías que puedan, con su propio estilo, llenar ese hueco?

Ojala, aunque no sé, no estoy muy seguro. Nosotros hemos abierto un camino que al rebufo podrían aprovecharlo otras compañías, pero no sé, no es fácil. Creo que Tricicle se ha hecho una marca. Siempre hago una comparación: hacer un refresco de cola es muy arriesgado cuando existe la marca que todos sabemos que existe. A mí me encantaría que sucediera pero entiendo que no es nada fácil.  

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha