eldiario.es

Menú

eldiarionorte Cantabria eldiarionorte Cantabria

El invernadero hidropónico de lechugas produce 1.500 unidades diarias con previsión de llegar a 6.000

El invernadero para cultivo hidropónico de lechugas en San Miguel de Aguayo, que cuenta con financiación de la UE y de los Gobiernos de España y Cantabria, produce ya, en sus inicios, 1.500 unidades diarias, con previsiones de llegar a las 6.000, y la próxima semana comenzarán a comercializarse en la capital de España.

- PUBLICIDAD -
El invernadero hidropónico de lechugas produce 1.500 unidades diarias con previsión de llegar a 6.000

El consejero de Medio Rural, Pesca y Alimentación, Jesús Oria, ha visitado este viernes este invernadero, que ha supuesto una inversión total de unos 631.000 euros y la creación de siete puestos de trabajo.

Casi el 40 por ciento de la inversión, unos 250.000 euros está financiado por la UE, que aporta 58.000 euros a cargo de los fondos FEADER, y los gobiernos de España y Cantabria, que han aportado 96.000 euros cada uno, según ha informado en un comunicado el Ejecutivo.

Oria ha sido informado en la visita de que la previsión es llegar a producir, cuando se alcance el "ritmo normalizado previsto", 6.000 unidades de lechuga diarias.

En estos momentos, se producen dos variedades de lechuga la 'Trocadero' y la 'Salatrios'.

Estas lechugas iniciarán el próximo jueves, 17 de diciembre, su andadura en el mercado madrileño, donde comenzarán a comercializarse. Además, se ha informado al consejero que hay "varias" empresas cántabras que también se han interesado por su comercialización.

Oria ha opinado que este inviernadero es una iniciativa del Ayuntamiento de San Miguel de Aguayo que puede ser "una experiencia a exportar a otros municipios", ya que, a su juicio, supone "una lucha decidida por el empleo en el término municipal y un ejemplo de sinergias entre las Administraciones.

El Gobierno de Cantabria ha contribuido en la construcción del invernadero y la nave auxiliar a través de los programas 'Leader' e 'Industrias Agroalimentarias', ambos financiados por la Consejerí que dirige Oria.

El consejero ha opinado que iniciativas como estas pueden "absorber" el desempleo de municipios pequeños, como San Miguel de Aguayo, con 170 habitantes, donde no hay mucha población en paro. A su juicio, cree que puede beneficiar sobre todo a los jóvenes que se pueden iniciar en un proyecto que además cuenta con todos lo requisitos de I+D+i.

Al acto han asistido el consejero; el alcalde de San Miguel de Aguayo, Alberto Fernández; el director general de Desarrollo Rural, Félix Mendiguchía; el teniente de alcalde, José Ruiz, y el gerente de la empresa, Javier González.

EL INVERNADERO

Este invernader consta de una nave de cultivo de 3.000 metros cuadrados, tipo multicapilla, de estructura metálica, con cubierta de cristal o policarbonato y ventilación cenital, y una nave auxiliar anexa de 700 metros cuadrados que alberga los sistemas e instalaciones necesarias para el funcionamiento del proyecto que no sean imprescindibles dentro del área del invernadero.

Está provisto de mallas de sombreo, sistema de nebulización, calefacción, cámara de germinación, control climático integrado y sistema de fertirrigación. Además, cuenta con un sistema de aprovechamiento de aguas y generación de energía mediante placas solares.

El cultivo hidropónico se hace mediante el sistema de balsas flotantes sobre mesas inundables por diversas razones: no precisa sustrato, por lo que permite un mejor control sanitario y ahorro de costes; el sistema permite mayor superficie de ocupación y mayor productividad; es más flexible a la hora de trabajar y más cómodo debido a la altura de trabajo, y, finalmente, resulta un sistema sencillo estructuralmente. Por otro lado, la solución nutritiva puede reutilizarse evitando las pérdidas por lixiviación.

Este proyecto utiliza la biomasa para autoabastecerse de energía y el reciclajes de aguas, de manera que supone en la práctica la existencia de un 'circuito cerrado' energético, con todo lo que ello supone a la hora de los costes empresariales.

La nave del invernadero sufrió un derrumbe el pasado enero a causa de las nevadas y del viento por lo que se ha mejorado su estructura, duplicando la fortaleza y resistencia de los postes.

El promotor de la empresa constructora es el Consistorio de San Miguel de Aguayo, que ha constituido una SAU para el desarrollo de actividades económicas para incentivar el desarrollo del municipio.

El alcalde ha tachado de "maravillosa" esta idea y ha resaltado la generación de empleo y las posibilidades de acabar con el paro en el municipio, algo que considera que ocurrirá "en poco tiempo".

Fernández ha explicado que con estos proyectos se persigue evitar la despoblación. "Teníamos que hacer algo", ha dicho.

En este sentido, el regidor ha anunciado otros proyectos para seguir buscando más empleo, bajo el denominador común en todos ellos de la presencia del agua, a través de centros de ocio o de turismo para la zona.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha