eldiario.es

Menú

Un barco de Greenpeace lleva al puerto de Bilbao una campaña contra el tráfico de armas

Amnistía Internacional, Greenpeace y otras ONGs exigen que se detenga la exportación de armas a países en conflicto.

- PUBLICIDAD -
Imagen de 'El Esperanza'

Imagen de 'El Esperanza'

La exportación de armas desde España a países en conflicto no cesa. Por ejemplo, más de 300 contenedores con explosivos han partido desde el puerto de Bilbao con destino a Arabia Saudí, con el riesgo de que sean usados en el conflicto de Yemen. Así lo han denunciado Amnistía Internacional, Greenpeace y otras ONGs, que han exigido al Gobierno que detenga la exportación de armas a países en conflicto.En una comparecencia dentro  del buque ‘La Esperanza’ de Greenpeace atracado en Bilbao, representantes de estas organizaciones han advertido de que “el secretismo y la falta de control” caracterizan la venta de armas desde España. Las ONGs han escogido este escenario como reconocimiento al gesto del  bombero bilbaíno que el pasado marzo se negó a custodiar un cargamento de armas en el puerto de Bilbao con destino a Arabia Saudía ante la sospecha de que pudieran ser empleadas en Yemen.

Las ONGs  han remitido al Gobierno y los grupos del Congreso el informe ‘Armas sin control: Un oscuro negocio Marca España’, en el que figura el dato de los más 650 millones de euros de armas que España ha enviado a Arabia Saudí desde el inicio del conflicto en Yemen en marzo de 2015, incumpliendo con la legislación española y europea y el Tratado sobre el Comercio de Armas. España se convierte así en el séptimo país vendedor mundial de armas. En 2016 el sector vendió más de 4.300 millones de euros a diferentes países, muchos de ellos con conflictos abiertos.

El director de Amnistía Internacional, Esteban Beltrán, ha reclamado al Gobierno central que pare la salida las exportaciones de munición fabricada en este país desde el puerto de Bilbao porque se están usando en Yemen para bombardear mercados, mezquitas, hospitales y colegios. "España corre el riesgo de ser cómplice de esas atrocidades si no deja de vender armas a Arabia Saudí", que "desprecia el derecho internacional humanitario con desvergüenza", ha subrayado Beltrán.

En 2013, la Asamblea General de la ONU adoptó un tratado histórico para regular el comercio internacional de armas, que establece la prohibición de vender armamento cuando pudiese ser usado para cometer genocidio, crímenes contra la humanidad y de guerra o para perpetrar violaciones de los derechos humanos.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha