eldiario.es

Menú

eldiarionorte Navarra eldiarionorte Navarra

Arrancan los contactos por el cambio en Navarra: cuando la segunda fuerza toma la iniciativa

Geroa Bai se reúne este miércoles con Izquierda-Ezkerra en la primera de las citas con otras formaciones para conformar el llamado gobierno del cambio.

UPN, que durante la noche electoral adelantó que como partido más votado hablaría con otras siglas (salvo con Bildu), no anuncia avances.

- PUBLICIDAD -
Uxue Barkos y María Chivite renuncian a sus escaños en Congreso y Senado

Barkos, durante una comparecencia anterior / Foto: Efe.

El inicio de las conversaciones, de cara a dar forma al cambio en el Gobierno de Navarra, arranca este miércoles. A pesar de que UPN ha sido la lista más votada en las pasadas elecciones forales, es Geroa Bai, la segunda en esos comicios con 9 escaños, la que se ha adelantado y lidera los contactos. Este pasado lunes ya hubo una primera aproximación con otras fuerzas y para este miércoles se ha anunciado el inicio de las reuniones, en este caso  con Izquierda-Ezkerra a las 11:00 horas. La candidata de Geroa Bai a la Presidencia del Gobierno, Uxue Barkos, ya avanzó que  su objetivo era citarse con otras fuerzas de menor a mayor. Y, aunque descartó que se pueda abordar el cambio con UPN o PPN, sí afirmó que con estas formaciones habrá que hablar "de otros muchos temas".

La coalición liderada por Uxue Barkos, que se postula de esta forma para convertirse en la primera presidenta nacionalista de Navarra, sigue quemando etapas con rapidez tras los resultados del 24M. A pesar de que, en principio, dispone de  tres meses para lograr el consenso en torno a quién liderará el próximo Gobierno, los pasos no se han hecho esperar. Fuentes de la coalición reconocen, además, que su objetivo es “ponernos a trabajar” cuanto antes.

Y UPN, a quien en realidad le podría corresponder esta función con los resultados en la mano, como aseguró el propio Esparza durante la noche electoral, pareció dar un paso atrás el lunes en estas pretensiones al asegurar que está “preparado” para ejercer una oposición “contundente”. Por mucho que dirigentes de UPN (incluida la aún presidenta del partido, Yolanda Barcina) hayan apelado al respeto a la lista más votada, parece, según afirman fuentes de otros partidos, que la formación regionalista “empieza a asimilar los resultados”. De hecho, atribuyen a esta razón que no haya anunciado nuevos contactos.

La cifra de los 26 escaños

Con los resultados electorales en la mano, en los que UPN bajó de los 19 parlamentarios de 2011 a los 15 actuales, las matemáticas avalan la posibilidad de un cambio que, durante la campaña, habían defendido formaciones como Geroa Bai (9 escaños), EH Bildu (8), Podemos (7) e Izquierda-Ezkerra (2). Juntas, suman los 26 necesarios para alcanzar la mayoría absoluta en la Cámara foral. A UPN (15) no le bastaría ni con un hipotético apoyo de PSN (7) y PPN (2).

Esa composición (y fragmentación) suscita, no obstante, preguntas sobre si las llamadas cuatro fuerzas del cambio lograrán ponerse de acuerdo, si el PSN puede formar parte de ese giro en Navarra y de cómo se dará forma a ese acuerdo: si con un gobierno de coalición, opción más estable pero que obligaría a una alianza más profunda, o con un acuerdo puntual para la investidura y negociaciones posteriores. Hasta el momento, y sin que hayan arrancado las conversaciones, cada formación incluida en esas cábalas ya ha deslizado su opinión; mientras EH Bildu considera que sería  una muestra de “debilidad” no conformar un gobierno de coalición, Podemos ha asegurado que  no es su prioridad formar parte del gobierno e Izquierda-Ezkerra ha insistido en que su objetivo es acordar sobre programa.

El primer encuentro

Barkos, por su parte, y como es habitual ante el arranque de este proceso, se ha dejado todas las puertas abiertas. ¿Y cómo serán esos primeros contactos? De entrada, se producirán en zona, por así decirlo, neutral: en el Parlamento de Navarra. Por parte de Geroa Bai formarán la comisión negociadora Koldo Martínez (número 3 de la formación al Parlamento), Manu Ayerdi (número 2, y que durante la pasada legislatura fue uno de los dos parlamentarios de Geroa Bai en el Parlamento, donde tras la ruptura de Nafarroa Bai no pudieron ni conformar un grupo), Itziar Gómez (cabeza de lista de Geroa Bai al Ayuntamiento de Pamplona) y la propia Barkos.

De los cuatro, llama la atención la presencia de Gómez, porque suscita la pregunta de si en esas conversaciones se puede llegar a hablar de la situación del Ayuntamiento de Pamplona (ganó UPN, seguido de EH Bildu y Geroa Bai, por lo que gana enteros la opción de que el abertzale Joseba Asirón opte a la Alcaldía): preguntados sobre esta cuestión, desde la coalición únicamente responden que Gómez está presente en la comisión negociadora “por diversas razones”. Por parte de Izquierda-Ezkerra acudirán a la cita los tres parlamentarios de la coalición durante esta pasada legislatura (ahora, tras las elecciones, han obtenido dos escaños): José Miguel Nuin, Marisa de Simón y Txema Mauelón.

La otra incógnita a desvelar en próximas fechas es qué acuerdos busca alcanzar Barkos con el PSN. Hasta el momento, se ha reafirmado en lo apuntado antes de la campaña, que es que el propio partido socialista se ha excluido a sí mismo del cambio, por lo que está en su mano sumarse a él. Desde el PSN y UPN, por su parte, han insistido tras los resultados electorales en oponerse a pactos o gobiernos que incluyan a EH Bildu. Y, por el contrario, la propia coalición abertzale y Podemos, en estas primeras jornadas tras el 24M, también han asegurado que, de estar en su mano, no contarían con el partido socialista al abogar por el cambio. La cuestión es que eso, ahora, está en manos de Barkos.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha