eldiario.es

Menú

eldiarionorte Navarra eldiarionorte Navarra

El Parlamento de Navarra aprueba definitivamente la reforma fiscal

El pleno del Parlamento de Navarra ha aprobado este jueves definitivamente la reforma fiscal elaborada por el Gobierno foral, que ha contado con el respaldo de Geroa Bai, EH Bildu, Podemos e Izquierda-Ezkerra, mientras que UPN, PSN y PPN han votado en contra.

- PUBLICIDAD -

Se trata de un conjunto de medidas que producirán efectos en las retenciones de IRPF de 2016 y en las declaraciones de 2017. Según las estimaciones de la Hacienda Tributaria de Navarra, la aplicación de la reforma fiscal tendrá un efecto de 127,18 millones en la recaudación de 2016 y 2017: 72,54 millones provendrán de las nuevas tarifas de IRPF (27,2 en 2016 y 45,34 en 2017); 14,43 millones por los cambios en el Impuesto de Patrimonio, con efecto en la declaración de 2017; y 26,05 millones en Sociedades (2,8 millones en 2016 y 23,25 en 2017).

Además, las novedades fiscales en el Impuesto de Hidrocarburos hacen prever una recaudación adicional de entre 14 y 15 millones en 2016 y se estudia su aplicación en 2017.

El parlamentario de UPN Juan Luis Sánchez de Muniáin ha criticado que con esta reforma el Gobierno está utilizando "la plena potestad tributaria de Navarra para ir en contra de los ciudadanos de Navarra" y ha indicado que "se castiga a los que adquieren vivienda, se castiga a las rentas medias, se castiga a la empresa familiar, se castiga al ahorro". "Es una reforma fiscal retrograda y que no acompaña la recuperación económica", ha indicado.

El parlamentario de Geroa Bai Jokin Castiella ha afirmado que la fiscalidad sirve para hacer "justicia" en una sociedad que "está intentando recuperarse de una crisis económica". En cuanto a las empresas, ha dicho que "el gran tejido de Navarra son pymes y micropymes que no verán afectadas sus condiciones fiscales, por tratarse de un tejido local que vamos a mimar". "No sólo no veremos cómo huyen las empresas, sino que vamos a hacer de Navarra una tierra atractiva", ha dicho.

El portavoz de EH Bildu, Adolfo Araiz, ha afirmado que la reforma "plantea una mayor redistribución de la riqueza" y ha incidido en que la subida de impuestos no va a afectar a más del 60 por ciento de los contribuyentes. "Lo demás son apreciaciones que no son adecuadas", ha indicado, para señalar que "hay margen de mejora, porque seguimos casi diez puntos por debajo del nivel de presión fiscal de la media europea".

La parlamentaria de Podemos Fátima Andreo ha afirmado que la aprobación de esta reforma es "un primer paso hacia una fiscalidad más progresiva" que sirve para "tapar los agujeros de la reforma electoralista que aprobaron el año pasado UPN, PSN y PPN y que supone una merma de más de 70 millones de los ingresos". "Durante el resto de la legislatura hay que hacer los esfuerzos necesarios para mejorar la reforma fiscal", ha indicado.

La parlamentaria del PSN Ainhoa Unzu ha explicado que esta reforma ha sido "impuesta" por EH Bildu y ha afirmado que Adolfo Araiz es "el padre de la criatura". "No ha sido una reforma participada ni con agentes económicos y sociales, ni con otras entidades. Es una reforma impuesta a los ciudadanos. Este es el diálogo del Gobierno", ha criticado, para decir que "la reforma espanta a la empresas que quieran venir".

La portavoz del PPN, Ana Beltrán, ha asegurado que "en este momento en el que iniciamos el crecimiento económico lo que ha hecho el Gobierno de Navarra es poner el pie en la cabeza de las familias y de las empresas navarras para que no la levanten, en contraposición con lo que se ha hecho en el resto de España".

Por último, el portavoz de Izquierda-Ezkerra, José Miguel Nuin, se ha declarado "satisfecho" de que se apruebe esta reforma, que tiene "una orientación acertada, asociada a la reversión de los recortes y la justicia fiscal". "Sí es cierto que habrá que darle a la nueva política fiscal más intensidad en el futuro", ha indicado.

CAMBIOS QUE INTRODUCE LA REFORMA

La reforma fiscal plantea con la modificación del IRPF una nueva tarifa general en la que se reordenan los tramos actuales y se eleva el tipo aplicable entre 0,5 y 4 puntos a partir de los 32.000 euros de base liquidable, quedando el tipo máximo en el 52% (actualmente es del 48%). Con la reforma, las actuales reducciones personales y familiares pasan a ser deducciones en la cuota del impuesto, a un 25% del importe actual.

Se restringe la deducción por vivienda a las calificadas por VPO y sobre las que subsista en el momento de la adquisición una limitación de precio de venta. La deducción alcanza al 15% de las cantidades satisfechas, hasta un máximo de 7.000 euros anuales. Tendrá efectos desde el 1 de enero de 2016.

Durante el trámite parlamentario, se ha acordado que las retribuciones en especie relacionadas con los servicios educativos pasen a regularse por el régimen general. Este cambio afecta directamente a la Universidad de Navarra, pues las matrículas de trabajadores y familiares volverán a tributar como salarios en especie.

EN PATRIMONIO Y SOCIEDADES

En cuanto al Impuesto sobre el Patrimonio, mantiene la actual tarifa de tipos, pero introduce cambios en los límites: el mínimo exento se fija en 550.000 euros (800.000 en la actualidad); el umbral de tributación se sitúa en 1.000.000 euros (ahora 1,5 millones); y el tratamiento de bienes y participaciones empresariales pasa de exención a deducción del 100% de la cuota correspondiente a los primeros 500.000 euros de valoración y del 80% de la cuota correspondiente al resto.

Respecto al Impuesto de Sociedades, aumenta la tributación de las grandes empresas, que pasa del 25% al 28%. Las pymes y micropymes conservan los actuales tipos del 23% y el 19%, respectivamente.

En el transcurso del debate en pleno se han aprobado por unanimidad cuatro enmiendas 'in voce' suscritas por Geroa Bai, EH Bildu, Podemos e I-E, dirigidas a introducir correcciones técnicas.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha