eldiario.es

Menú

eldiarionorte Navarra eldiarionorte Navarra

La jueza confirma la multa por la comida de los hospitales navarros: 6.000 euros por sus errores “constantes”

La sentencia, que es firme, se hace eco de las continuas quejas de los y las pacientes para desestimar el recurso de la empresa privada que gestiona los menús, Mediterránea de Cátering, contra la sanción de Osasunbidea.

La empresa había alegado que se trataba de errores menores, que no afectaban a la calidad de la comida y que se debían a la fase de arranque del servicio.

El Servicio Navarro de Salud impuso esta sanción leve por considerar que los menús debían cumplir las condiciones estipuladas en el contrato desde el primer día.

- PUBLICIDAD -
El hospital Virgen del Camino de Pamplona.

El antiguo hospital Virgen del Camino de Pamplona.

Mediterránea de Cátering tendrá que pagar la multa que le impuso el Servicio Navarro de Salud, Osasunbidea, por sus reiterados fallos en el servicio de alimentación para pacientes del Complejo Hospitalario de Navarra (CHN). En concreto, 6.000 euros. Así lo ha confirmado la jueza, que se ha hecho eco en la sentencia, que es firme, de las múltiples quejas recibidas por estos menús. La titular del Juzgado Contencioso-Administrativo número 3 de Pamplona ha decidido, por tanto, desestimar el recurso presentado por la compañía, que sigue gestionando este servicio, privatizado por el Gobierno Foral.

Esta sentencia cierra el enfrentamiento iniciado entre ambas partes en abril de 2013, cuando desde Osasunbidea se decidió imponer esa multa de 6.000 euros por incumplimientos del contrato. Eso sí, de forma leve. Entre los errores que motivaron esta sanción (por un servicio que se adjudicó en julio de 2012, por un periodo de cuatro años y un total de 22,8 millones, sin IVA), se recoge la no presentación de menús antes de la hora de cierre, la falta o sustitución de productos, así como errores en las cantidades y en la elaboración. Desde la firma, por su parte, alegaron que se trataba de fallos vinculados a la fase de arranque del servicio, que era complicado sacar adelante tantos menús con el mismo peso y que la sustitución de unos productos por otros era una equivocación “de escasa entidad”. Por todo ello, pedía que el problema se solventase con una amonestación, pero no con una sanción económica. En febrero de ese año, por cierto, ya se había registrado una amonestación por estos mismos hechos.

Cabe recordar que la concesión de este servicio por parte del Gobierno Foral a una empresa privada, y las condiciones en las que este se ha prestado, ya han motivado una agria polémica en el Parlamento foral y entre los enfermos y sus familiares, que denunciaron públicamente la escasa calidad de los menús. La Cámara de Comptos elaboró, además, un informe en el que aseguraba que esta privatización  no había supuesto un ahorro para las arcas forales, algo que el Ejecutivo negó.

Desde el primer día

Precisamente la jueza se hace eco en la sentencia de estas múltiples quejas para justificar que no se trataban de meras deficiencias, sino que, aunque algunos fueran menores, se trataba de situaciones “constantes y continuas”. Además, estima la magistrada, no tiene sentido que se alegue que era una fase de arranque del servicio, ya que las condiciones estipuladas en el contrato deben cumplirse desde el primer día. Y más, argumenta, con un trabajo relacionado a la salud de los y las pacientes.

Por ello, la magistrada desestima el recurso de Mediterránea de Cátering, una decisión contra la que ya no cabe recurso ordinario, por lo que la firma deberá además asumir las costas del proceso. 

(Edición actualizada).

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha