eldiario.es

Menú

eldiarionorte Navarra eldiarionorte Navarra

La ikurriña se exhibirá de forma legal en los edificios oficiales de Navarra que así lo decidan

El cuatripartito acuerda derogar la ley de Símbolos de 2003, que prohíbe el uso de otras banderas junto a la de Navarra

Mientras los socios no acuerden una nueva regulación, estará vigente una ley de 1986 que sí permite el uso de la ikurriña

- PUBLICIDAD -
La ikurriña junto a la bandera española en el momento del 'txupinazo'.

La ikurriña junto a la bandera española en el momento del 'txupinazo'.

Tal y como recoge su acuerdo programático, el cuatripartito derogará en breve la actual ley foral de Símbolos, que prohíbe la exhibición conjunta de la bandera de Navarra con la ikurriña o con cualquier otra enseña que no sea la española, la europea y la oficial de cada municipio navarro. Los cuatro socios de gobierno han acordado derogar una ley promovida en 2003 por UPN y redactar de forma consensuada una nueva norma que regule los símbolos de la Comunidad foral de forma “no excluyente” y “recogiendo todas las aspiraciones legítimas de la ciudadanía”. Geroa Bai, Bildu, Podemos e Izquierda Unida acordaron además que, mientras que no alcancen un acuerdo para el nuevo texto legal, en Navarra estará en vigor la anterior regulación, del año 1986, y mucho más laxa que la que ahora va a derogar el cuatripartito. De esta manera, en pocas semanas, los edificios oficiales de la Comunidad foral y los ayuntamientos que así lo acuerden por mayoría, podrán volver a exhibir de forma legal la ikurriña junto a la bandera de Navarra.

Para UPN, el anuncio del cuatripartito de derogar la ley de Símbolos de 2003 constituye “un menosprecio” a los símbolos de Navarra. Por el contrario, para Bildu, dejar sin efecto una ley “excluyente” es un primer paso en su apuesta por “respetar la voluntad de los ayuntamientos a la hora de la colocación de las banderas”. Adolfo Araiz quiso tranquilizar ayer a los más temerosos de que la enseña vasca pueda colonizar los mástiles oficiales de Navarra: “A nadie se le va a imponer la ikurriña”, dijo, “pero a nadie se le puede impedir su colocación”. En el mismo tono de tranquilidad, el portavoz de IE, José Miguel Nuin, quiso aclarar que “no se está planteando ninguna iniciativa para cambiar los símbolos oficiales de Navarra”.

La ley que prohibió la ikurriña

La ley que el cuatripartito va a derogar fue impulsada por UPN para prohibir la exhibición de las ikurriñas en los edificios oficiales de Navarra. Concretamente, la ley de 2003 determina que “el uso público de la bandera de Navarra como distintivo de edificio o sede administrativa excluye el uso conjunto y simultáneo de cualquier otra con ella, salvo la de España, la de Europa y la oficial en cada una de las Entidades Locales de Navarra”. Además, la ley otorga a los navarros el “derecho cívico” a que la bandera de Navarra ondee en los edificios que son sede de organismos oficiales o de la Administración foral. Por eso, la ley obliga a que la bandera de Navarra ondee no solo en el exterior de dichos edificios, sino que también deberá exhibirse “en el interior de los despachos oficiales de sus autoridades” o en los salones de plenos de los ayuntamientos.

Es decir, la ley que ahora el cuatripartito va a derogar prohíbe en la práctica que, junto a la bandera de Navarra, pueda ondear la ikurriña. Y no han sido pocas las denuncias presentadas contra instituciones municipales que han hecho ondear la ikurriña junto a la bandera foral en actos festivos o incluso institucionales. Para poder exhibir la ikurriña, los mandatarios en dichas instituciones se valían de un pequeño “hueco” legal encontrado en la ley de Símbolos: cuando a un acto oficial se invitaba a un representante de otra comunidad, podía exhibirse la bandera de dicha comunidad en atención al invitado. El Ayuntamiento de Pamplona, por ejemplo, invitó al inicio de las fiestas de San Fermín de hace un par de años a sendos concejales vascos y exhibió la ikurriña en el mástil de la casa consistorial aferrándose al citado resquicio legal. Pero UPN llevó esta decisión a los tribunales, que encontraron que el alcalde había incurrido en fraude de ley, condenando al Ayuntamiento a pagar las costas del proceso judicial. De esta manera, al año siguiente, el alcalde Joseba Asirón, de Bildu, prefirió no colocar la ikurriña en el chupinazo de los Sanfermines. Pero también urgió al cuatripartito a abordar el debate para la derogación de la ley de Símbolos, tal y como habían recogido las cuatro formaciones en su acuerdo programático.

Fruto del debate mantenido ayer, Geroa Bai, Bildu, Podemos e Izquierda Unida han acordado llevar al Parlamento una iniciativa para derogar la ley de Símbolos de 2003. Sin embargo, aún no se han puesto de acuerdo en qué tipo de regulación quieren para los símbolos oficiales en Navarra, de forma que, mientras no lleguen a un consenso para redactar una nueva ley, quieren que vuelva a entrar en vigor la anterior regulación, del año 1986, hasta que pueda ser sustituida por un nuevo texto legal que satisfaga a todos los socios de gobierno.

La ley de símbolos del año 86 es mucho más genérica que la de 2003, promovida por UPN precisamente para prohibir la exhibición pública de la ikurriña junto a la bandera de Navarra. La ley de 1986 establece como norma general que “la bandera de Navarra deberá ondear en el exterior, y ocupar lugar preferente en el interior de todos los edificios públicos civiles del ámbito de la Comunidad foral, sin perjuicio de la preeminencia de la bandera de España”. Además, lejos de establecer exclusiones de otros símbolos, la ley del 86 se limitaba a determinar las normas sobre preeminencia y tamaño de la bandera de Navarra cuando ésta se exhibiera en compañía de otras banderas de ayuntamientos o “cuales quiera otras corporaciones públicas que utilicen sus propias banderas”.

De manera que, en cuanto se derogue la ley de 2003 y entre en vigor la del año 86, recaerá en las mayorías municipales la decisión de qué bandera exhibirán en sus edificios junto a la bandera de Navarra. Se abre así la posibilidad, prohibida por la ley de 2003, de que los ayuntamientos decidan por mayoría poner la ikurriña en los mástiles oficiales junto a la bandera de la Comunidad foral. La ikurriña podrá volver a estar presente de forma legal en la fachada del Ayuntamiento de Pamplona (o de los consistorios que así lo decidan por mayoría), siempre que se respeten las reglas de preeminencia y tamaño que la ley del 86 recoge para el uso conjunto de banderas junto a la de Navarra.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha