eldiario.es

Menú

Podemos se descuelga con una Policía fiscal y 300 millones en ayudas sociales

La candidata Pilar Zabala adelanta en Bilbao los hitos del programa social y económico de la coalición Elkarrekin Podemos, que se financiaría luchando contra la bolsa de 3.700 millones de fraude fiscal

- PUBLICIDAD -
Pili Zabala: "Cuando más política social hacía falta, es cuando PNV y PSE-EE menos política han hecho"

La candidata de Elkarrekin Podemos (la coalición de Podemos con IU y Equo), Pilar Zabala, ha desgranado esta mañana en una conferencia en Bilbao parte del programa social y económico de la formación de cara a las próximas elecciones autonómicas del 25 de septiembre, un documento que será presentado formalmente el próximo miércoles en Vitoria. Las tres medidas estrella -que a buen seguro generarán gran debate- son la ampliación de la renta de garantía de ingresos a “renta básica incondicional” en el camino hacia una renta universal, la creación de una “Policía fiscal” contra el fraude y la aplicación de una tasa para evitar la fuga de capitales incluso dentro de España.

En una formulación un tanto confusa, Zabala ha planteado convertir la actual ayuda social autonómica (625 euros mensuales en su modalidad básica para una persona que son más para las familias y menos para quienes ya tienen pensiones u otros ingresos laborales) en un “derecho subjetivo”. Legalmente, la renta de garantía de ingresos como tal ya tiene esa consideración de “derecho” desde 2008, aunque fuentes de Elkarrekin Podemos matizan que lo que se pretende es “individualizar” la prestación, que ahora sólo puede ser cobrada por una persona en cada unidad familiar o de convivencia y por dos perceptores en cada vivienda.

Asimismo, Zabala ha planteado derogar el recorte del 7% en todas las cuantías introducido en 2011 por la consejera socialista Gemma Zabaleta tras un pacto con el PP. La medida no ha sido revocada en ninguno de los cuatro presupuestos por parte del actual Gobierno del PNV, a pesar de que en la última legislatura se han votado en el Parlamento varias iniciativas de EH Bildu en este sentido. Por otro lado, Elkarrekin Podemos también reclama sacar de Lanbide la gestión de las ayudas sociales.

Lanbide asumió precisamente con Zabaleta en 2011 la tramitación de unos expedientes que antes completaban servicios sociales municipales y forales. El objetivo era que los perceptores de prestaciones no se cronificasen en el subsidio, es decir, poder retirar una asignación económica a quienes rechazasen un empleo. Pero este propósito, en la práctica, llevó al caos por momentos al servicio de empleo en lo peor de la crisis y con el paro desbocado. El propio Gobierno, a falta de lo que pueda plantear el PNV en su programa electoral, ya ha planteado una solución intermedia, que los perceptores de ayudas no empleables (como los pensionistas, unos 20.000) puedan acudir a otra ventanilla para descongestionar Lanbide.

Elkarrekin Podemos calcula en 800 millones anuales el coste de su nueva “renta básica incondicional”, frente a los alrededor de 500 del actual sistema de renta de garantía de ingresos que incluye los complementos de vivienda (ayudas de 250 euros para el alquiler). ¿De dónde saldrán esos 300 millones adicionales?

Ahí es donde se incardina, según fuentes de la coalición de izquierdas, la nueva “Policía fiscal”, que se centraría en captar parte del dinero evadido en el País Vasco. Elkarrekin Podemos da por bueno el reciente trabajo de profesores de la Universidad del País Vasco (UPV-EHU), que cifra en 3.700 millones de euros el dinero que anualmente se escapa del control de la Administración. Son 2.300 en impuestos no pagados y 1.400 en cotizaciones de la Seguridad Social. También se reforzaría con esos ingresos adicionales la educación y la sanidad.

Zabala tampoco ha sido muy clara con respecto a este nuevo cuerpo. La coalición piensa en agrupar a funcionarios forales del área de Inspección y a agentes especializados en delitos económicos de la Ertzaintza. Quizás la propuesta no derive en un cuerpo nuevo, sino más bien en reforzar esos servicios ya existentes, aunque las ampliaciones de la Ertzaintza tienen que tener el visto bueno indispensable del Ministerio del Interior. En todo caso, el fin último es “armonizar” la lucha contra el fraude en las tres provincias y no dejarla al albur de cada una de las Haciendas forales. Preguntados sobre las posibles dificultades de encaje de esta medida a la luz de las competencias forales y autonómicas, Elkarrekin Podemos está convencido de que “es posible dentro del actual status quo”.

Tasa para evitar fugas de capitales

La tercera de las propuestas económicas y sociales, quizás la de más difícil aplicación en contraste con la libre circulación en la Unión Europea, es la creación de una “tasa” para prevenir la fuga de capitales y empresas de Euskadi a otros territorios con fiscalidad más ventajosa, como puede ser Madrid. “En este país necesitamos otras voces, otras ideas, … En nuestra tierra hace falta aire fresco”, ha proclamado Zabala en Bilbao.

Elkarrekin Podemos desgranará los grandes hitos de su programa el próximo miércoles en Vitoria. La capital vasca será también el escenario del mitin de apertura de la campaña electoral el próximo jueves por la noche. Zabala, en cambio, ha preferido cerrar en casa y el último acto político de Podemos, IU y Equo será en Zarautz (Gipuzkoa).

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha