eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El presidente del grupo Facundo, en 2010: “Hemos vivido un 30% por encima de nuestras posibilidades”

“Los empresarios somos la única esperanza” y “la cultura del esfuerzo se ha perdido”, dijo Vicente Villagrá en una entrevista tras ser elegido presidente del Consejo de Cámaras de Castilla y León

El empresario preside desde hace 19 años la Cámara de Comercio de Palencia, desde la que ha abogado por una reforma laboral “de verdad”

"Aquí hay una gran masa de trabajadores que son el nudo central de las empresas, pero también tenemos unos caraduras que son capaces de hacer que el absentismo laboral sea el doble en España"

Más información en el especial Los Papeles de la Castellana

53 Comentarios

- PUBLICIDAD -
Vicente Villagrá, presidente de Facundo Blanco SA y de la Cámara de Comercio de Palencia, en abril de 2011. EFE

Vicente Villagrá, presidente de Facundo Blanco SA y de la Cámara de Comercio de Palencia, en abril de 2011. EFE

Vicente Villagrá es uno de los empresarios más conocidos de Palencia. Primer ejecutivo del grupo de aperitivos Facundo y marido de una de las dos hijas de los fundadores, Rosa Blanco, con la que  legalizó en la amnistía fiscal de 2012 un patrimonio de más de 11,2 millones de euros, Vicente Villagrá es desde hace 19 años el presidente de la Cámara de Comercio de Palencia, un cargo que ha amagado con abandonar en varias ocasiones sin llegar a consumar la retirada hasta ahora.

Documento explicativo de la regularización de Vicente Villagra, presidente de Pipas Facundo

Documento explicativo de la regularización de Vicente Villagra, presidente de Pipas Facundo

Nacido en agosto de 1942 en Paredes de Nava (Palencia) y licenciado en Ciencias Económicas, Villagrá se define como un “liberal”. Pertenece al pleno de la cámara palentina desde hace más de 40 años y lleva toda su vida profesional implicado en la defensa de los intereses empresariales de la región. Fue promotor de la Confederación Palentina de organizaciones Empresariales y, como voz destacada entre los empresarios de esa provincia castellano-leonesa, hace gala de un discurso muy en línea con el de una parte de las élites españolas.

Como otros terratenientes españoles, Villagrá cobra subvenciones de la política agraria común (PAC) de la UE. Eso no impide que sea partidario de “adelgazar enormemente” el sector público y que critique el enfoque “paternalista” del Estado. Pero aboga, por ejemplo, por mantener las diputaciones: “Dada la geografía y el carácter de nuestros pueblos, creo que son muy útiles, siempre que funcionen con criterios de eficacia, austeridad y cercanía”, decía en febrero.

Su visión queda resumida en sus intervenciones públicas y las entrevistas que ha concedido en los últimos años. En noviembre de 2013, cuando anunció que abandonaba la presidencia de la Cámara (al final, no lo hizo), insistía en la necesidad de reducir el gasto público, bajar impuestos, abaratar las cuotas empresariales a la Seguridad Social y profundizar “de verdad” en la reforma laboral. 

Tres años antes, en una entrevista en ABC en julio de 2010, aseguraba que “la cultura del esfuerzo se ha perdido” y que, con los más de 4,5 millones de parados de entonces, “los empresarios somos la única esperanza”. También cargaba contra el absentismo laboral: “Aquí hay una gran masa de trabajadores que son el nudo central de las empresas, pero también tenemos unos caraduras que son capaces de hacer que el absentismo laboral sea el doble en España que en los países con los que competimos”.

“Hemos vivido hasta un 30% por encima de nuestras posibilidades”, resumía Villagrá en esa entrevista, concedida diez años después de haber abierto una cuenta en Suiza con la entidad UBS. El empresario hablaba tras ser elegido presidente del Consejo Regional de Cámaras de Castilla y León, cargo que ocuparía durante dos años.

Vicente Villagrá, en octubre de 2010. EFE

Vicente Villagrá, en octubre de 2010. EFE

En ese órgano, del que todavía es vocal por su condición de presidente de la cámara palentina, coincidió con el polémico empresario burgalés Antonio Miguel Méndez Pozo, presidente de la Cámara de Burgos, condenado en los 90 por corrupción. Méndez Pozo es propietario del grupo de comunicación Promecal, dueño de importantes cabeceras en Castilla y León y Castilla-La Mancha, y socio del constructor José Luis Ulibarri, imputado en la trama Gürtel. Mientras Villagrá era presidente del Consejo de Cámaras, Méndez Pozo era el vicepresidente.

Como el resto de cámaras españolas, la de Palencia es una corporación de derecho público dedicada a la representación, promoción y defensa de los intereses del comercio y la industria de la provincia. La entidad administra recursos públicos y está sometida al control del Tribunal de Cuentas, entre otros organismos.

El 30 de mayo, eldiario.es logró contactar por primera y única vez con Vicente Villagrá para intentar preguntarle por la amnistía fiscal y por el fraude masivo a Hacienda que llevó a cabo junto a su mujer durante años. Estaba conduciendo. Desde entonces, ha sido imposible contactar con él.

Necesitamos tu apoyo para seguir haciendo un medio independiente y libre de presiones.

HAZTE SOCIO DE eldiario.es AQUÍ

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha