eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Lo que los esports deben al Quake

Quake empezó en LAN parties locales hasta convertirse en un gran referente de los shooter en primera persona, lo que sentaría las bases del juego multijugador y online

De una suscripción de un año a la revista Rolling Stone, a un Ferrari: así nació la primera competición de deportes electrónicos

- PUBLICIDAD -
Quake

Quake

Los años noventa fueron la clave de lo que hoy conocemos como el gran fenómeno de los eSports. Y que ahora puedas competir en torneos o ver en directo las grandes competiciones de videojuegos como Call of Duty o Counter Strike se lo debemos a Doom. ¿Por qué a Doom? Porque gracias a él, en 1996,  id Software se animó a crear Quake. Tanto el título como la compañía son muy conocidos, ya que introdujeron una gran cantidad de avances en los videojuegos en 3D y en el propio género de los FPS (First Person Shooter).

Junto a sus dos secuelas, Quake II y Quake III Arena ( Quake IV fue desarrollado por Raven Software), este shooter ha llegado a vender más de cuatro millones de copias, y eso sin contar el éxito de Doom (1993, también de id Software). Lo cierto es que al principio, Quake iba ser una obra con muchos más elementos de juego de rol, y acabó siendo bastante parecido a su predecesor.

El legado de Quake trasciende los videojuegos y llega, incluso, hasta el cine, donde nos tocaría hablar de la creación del fenómeno machinima (machine-cinema), mediante el cual se utilizan los videojuegos para crear animaciones en series o películas. Lo que nos ocupa es otro fenómeno que sí entra dentro de la misma industria del juego, y que muchos dicen que nació gracias al título de id Software: los eSports.

Pero antes de Quake, estaba Netrek, el precursor de los competitivos en línea. Y antes que Netrek, estuvo el encuentro de la Universidad de Stanford de 1972, un torneo de Spacewar! que dio lugar después al Space Invaders Championship organizado por Atari casi una década después. Así que, viendo semejante conexión, se podría afirmar que, efectivamente, un encuentro presencial entre jugadores (las conocidas como LAN parties) nos llevó hasta donde estamos hoy.

De una suscripción a la Rolling Stone, a un Ferrari

La primera “Olimpiada Intergaláctica de Spacewar” tenía como premio una suscripción de un año a la revista Rolling Stone. Como primer paso a la hora de pensar en premios de competiciones, no está tan mal. Pero si queremos hablar de la primera competición oficial de los eSports tanto el premio como el protagonista cambian bastante.

En mayo de 1997 tuvo lugar un campeonato con el juego de id Software como principal protagonista: Red Annihilation. El ganador fue Dennish Fong, más conocido como Thresh, y el premio, un Ferrari 328 GTS ¿De dónde salió el coche? De la colección de John Carmack, co-fundador de la compañía que estaba detrás de Quake.

Quizás fuese el premio lo que llevó a considerar este torneo como uno de los más grandes eventos de lo competitivo. O quizás fuese el número de participantes y seguidores lo que llevó a pensar que de aquí podría salir algo mucho más grande. Lo cierto es que, desde entonces, Quake marcó un antes y un después. Puede que no se tratase más que de la evolución de Doom, pero el juego consiguió que el género obtuviese la fama que hoy mantiene (y crece por momentos).

Además, al tratarse de un juego orientado al multijugador, sentó las bases de elementos como el sistema online de servidores, los clanes, o incluso estrategias ahora tan comunes como el llamado 'campeo', que consiste en esperar en una zona del mapa para atacar al enemigo por sorpresa.

Logo de Quake, por John Oldner

Logo de Quake, por John Oldner

Un recuerdo vivo en España

Aunque parezca que los deportes electrónicos llegaron "hace dos días" a España, lo cierto es que aquí también se vivió el fenómeno Quake por todo lo alto. Y no sólo fue el juego de id Software, ya que también se mantuvo la tendencia de los dos pilares: Quake como FPS, Starcraft como juego RTS (estrategia en tiempo real); además de Street Fighter 2 como juego de lucha. Starcraft es, además, el juego al que le debemos League of Legends.

Quake en España empezó también con LAN parties locales. Bares como Ciberlord, del que ya hablamos, acogían diferentes competiciones. Poco a poco, lo que empezaba como una reunión de aficionados acabó con grandes torneos y jugadores aún más grandes. Nombres como Akiles, Sombra, Dabra o Sioux aún resuenan cuando hablamos de la historia de los eSports en nuestro país.

En aquel entonces, cuando Quake y sus secuelas estaban en su mejor momento en nuestro territorio, existían tres vertientes o formas de juego: OSP, Team Deathmatch (una arena que ya se incluyó en Doom y que regresa con Quake III) y Rocket Arena (mod también disponible en los cuatro Quakes, incluyendo el de Raven). Los dos últimos pueden resultar a simple vista muy parecidos, y el OSP es el modo conocido como uno contra uno (con diferentes modificaciones en el juego).

¿Qué nos ha dejado la obra de id Software? Además de ser el inicio de las grandes competiciones, y de marcar el camino a juegos de su mismo género, Quake dejó mucho más. En España, nos quedan mil historias sobre parties locales y campus parties. Todo un fenómeno que hoy ha crecido y diversificado, y que no dejará de hacerlo.

Quake

Regresando en forma de free to play

Desde Quake III hasta hoy han pasado casi dos décadas. Eso no significa que la franquicia de id Software haya caído en el olvido y sólo nos quede el recuerdo de su título de "el primer eSport". Quake regresa, y lo hará a través del prometedor Quake Champions. En esta ocasión, la compañía nos presenta un free to play para PC.

Ya se ha confirmado que el juego será completamente gratuito desde el principio, dando acceso a todos los mapas y a los diferentes modos. Lo único que tendrá un límite será el número de personajes disponibles. Si queremos acceder a más personajes, tendremos que comprarlos. Cuánto costará cada uno en dinero real o en moneda virtual (conocida, en este caso, como Favor) es algo que todavía no se conoce.

Si Quake Champions va a ser un digno sucesor y nos va a hacer vibrar como lo hicieron sus predecesores, es algo que tampoco sabemos, pero sí lo sospechamos. Sobre todo después de que id Software haya dejado claro que los fans del juego van por delante de todo, por lo que escucharán todo lo que tengamos que decir. ¿Estaremos ante la próxima estrella de los eSports?

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha