eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

ENTREVISTA | Begoña Villacís

"Si recibimos reveses no pasa nada, nuestra apuesta es a más largo plazo"

La portavoz de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Madrid asegura que no haber entrado en los parlamentos de Galicia y el País Vasco no es un fracaso, solo un "revés"

"Creo que Pedro Sánchez está buscando fuera los apoyos que debería buscarse dentro para legitimarse"

"El Ayuntamiento de Carmena no reduce deuda porque quiera, sino porque son ineficaces gastando"

73 Comentarios

- PUBLICIDAD -
Begoña Villacís

Begoña Villacís, portavoz de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Madrid Marta Jara

Begoña Villacís (Madrid, 1977), es la portavoz de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Madrid, cargo en el que se estrenó hace apenas año y medio. Villacís forma parte además de la Ejecutiva de Ciudadanos que preside Albert Rivera, cuyo liderazgo no ve en peligro pese a no haber logrado ni un solo diputado en Galicia y el País Vasco, lo que confiesa que le da "mucha pena", aunque no lo considera un "fracaso".

¿Qué reflexión hace de los malos resultados que ha cosechado su partido en el País Vasco y en Galicia, donde no han logrado representación?

La verdad es que nuestras expectativas en las dos comunidades nunca habían sido altas, para qué nos vamos a engañar. Hemos estado al borde pero no lo hemos conseguido. Me da mucha pena porque era importante que Ciudadanos hubiese estado ahí. Somos un partido que ha apostado por decir lo mismo en toda España y eso habrá territorios en los que te lo agradezcan y otros en los que te penalicen. 

¿No lo ve como un fracaso, un fallo en la estrategia?

Yo un fracaso lo achaco a un desplome, a un 'te la has pegado' si prometías ganar las elecciones. Pero nosotros estábamos tan cerca del uno como del cero. Seamos sensatos, nunca prometimos ganar esas elecciones. Y en cuanto a fallo de estrategia, la nuestra es un apuesta a largo plazo. ¿A corto plazo te puedes llevar tus reveses? Por supuesto, pero creo que a largo plazo la coherencia acaba revirtiendo en seriedad, confianza y credibilidad. 

¿Pone este resultado en riesgo el liderazgo de Albert Rivera?

No, no, no. Hoy estábamos comentando entre nosotros lo que está pasando en Podemos, lo que está pasando en el PSOE o incluso en el PP.  Los líos que tienen. Y eso a día de hoy no le está ocurriendo a Ciudadanos. Ya nos pueden venir reveses, que si nos mantenemos tan compactos, tan unidos como estamos ahora mismo, creo que estas cosas solo nos sirven para reforzarnos, para que aprendamos y nos hagamos más fuertes. Tenemos mucha suerte en ese sentido.

¿No cree que les debilitan ante unas hipotéticas terceras elecciones?

Las elecciones autonómicas no tienen nada que ver con unas generales. Son cosas distintas. Se votan distintas cosas y distintas personas. Nosotros en Galicia y el País Vasco todavía no hemos podido demostrar nada porque nunca hemos estado ahí. Pero a nivel nacional sí hemos demostrado que somos el partido del , el que está contribuyendo más activamente al desbloqueo de la situación de España, y eso creo que nos va a dar réditos.

¿La posibilidad de que su partido apoye un acuerdo con el PSOE en el que esté Podemos es inimaginable para evitar esas nuevas elecciones?

Es que hay algunos valores que son irrenunciables. Nosotros creemos en la unidad de España, nos parece que no hay nada más antisolidario que el independentismo que apoya Podemos. Es como si el barrio de Salamanca se quiere independizar de Vallecas, tampoco lo permitiríamos. Podemos tiene muchos partidos dentro de él a los que son serviles y no van a dejar de atender. Nosotros con Podemos podríamos pactar muchas cosas, de hecho en el Ayuntamiento de Madrid lo estamos demostrando, pero es incompatibilidad de modelo de Estado. Creo que el PSOE está utilizándonos a las dos fuerzas para demostrar no sé muy bien qué, cuando ellos también son incompatibles con el modelo de Estado de Podemos.

Pedro Sánchez parece dispuesto a echar un órdago a los críticos de su partido y mantiene la oferta "a las fuerzas del cambio" para que hagan lo indecible para evitar esos comicios.

Cada partido es soberano para organizarse como quiera, pero no deja de ser una mala noticia su empecinamiento. España necesita un partido socialista fuerte, especialmente en un momento tan extraordinario como el presente. A un líder de un partido se le ve en esos momentos y cuando tiene que buscar la legitimación fuera son malas noticias. Cuando uno cree en los valores y en la esencia de su partido, apela a esos valores y a esas esencias, que es lo que tiene que hacer fuerte el partido. Por eso, creo que Pedro Sánchez está buscando fuera los apoyos que debería buscarse dentro para legitimarse. 

Después de conocerse que el diputado del PP en la Asamblea de Madrid Bartolomé González cobró 60.000 euros de la Púnica, como ha publicado eldiario.es, ¿no cree que su partido debería plantearse retirar el apoyo a Cristina Cifuentes?

Si le imputan, nuestra respuesta será la de siempre. Tendrá que irse.

¿No son demasiados diputados del PP ya bajo sospecha de corrupción? 

Sí, son demasiados, demasiados. Uno solo ya es demasiado, pero esto lleva mucho tiempo siendo muy preocupante, aunque lo más preocupante es que la corrupción ya no les pase factura, y eso tiene que cambiar.

¿Qué balance hace de este año y medio en el Ayuntamiento?

Creo que la oposición que estamos haciendo es crítica, pero a la vez constructiva buscando fiscalizar todo lo que ocurre en el Ayuntamiento de Madrid. Hemos destapado numerosos casos con los que Ahora Madrid decía que quería regenerar nuestra ciudad o aparecer como los abanderados de la regeneración, como el caso de los enchufados o de los viajes. Pero a la vez hemos hecho una labor propositiva de la que me siento más orgullosa.

¿Ninguna autocrítica?

¿Autocrítica? Bueno, a veces me doy cuenta de que no somos siempre capaces de comunicar esa labor propositiva que estamos llevando a cabo, como un plan contra la trata de personas, o para las escuelas infantiles.

Pero también creo que ellos tienen un problema comunicativo, no solo de cara al exterior, sino entre ellos mismos, fruto de las tensiones que están teniendo y de un gobierno, en mi opinión, un poco turnista. Son muchas plataformas, muchos partidos y cada uno tiene una opinión de una cosa y eso se nota y se percibe. Pero en lo que yo les suspendería sobre todo es en la gestión. No están siendo capaces de gestionar los grandes temas de los madrileños, los que son básicos, como la seguridad o la limpieza.  

El problema de la recogida de basura, de la suciedad en Madrid, ha sido heredado de su antecesora, Ana Botella.

Creo que nosotros hemos sido bastante objetivos cuando lo hemos criticado. Siempre hemos señalado que quien originó el problema fue el PP realizando unos contratos integrales que han sido nefastos para la ciudad de Madrid. Pero ha pasado un año y medio y no te vas a pasar toda la vida justificándote en la herencia recibida. Ciudadanos ha sido el único partido que ha propuesto en un pleno que se resuelvan los contratos por incumplimiento grave entre las obligaciones, y sin embargo votaron en contra.

¿Y no es un problema además de falta de civismo?

También. Y eso demuestra que no hemos evolucionado en ese sentido. Pero una calle limpia invita a su cuidado y una calle sucia invita a ser ensuciada todavía más. Con el esfuerzo fiscal que están haciendo los madrileños, lo mínimo que pueden exigir es una calle limpia.

¿La solución puede estar en la remunicipalización del servicio?

Yo creo que la solución está en ser eficiente. Se puede ser eficiente de una manera o de otra pero lo principal en este caso es el control, la fiscalización y también medidas coercitivas. Y aquí hay que señalar que mientras han subido las quejas de los vecinos respecto a la suciedad, sin embargo las multas a estas empresas han bajado y a mí me parece insólito. Creo que la solución está en fiscalizar y controlar correctamente tanto lo que externalizas como lo que has internalizado.

¿Por qué han puesto en cuestión la disminución de la deuda que está llevando a cabo la alcaldesa? ¿No es real?

Sí, es real. Pero no se debe a lo que dicen que se debe. Para empezar, Ana Botella también reducía deuda cuando la Comunidad de Madrid la aumentaba, pero su gestión era nefasta . La caída de los servicios públicos durante su gobierno fue más que evidente. Pero dar continuidad a esa mala gestión y reducir la deuda, pues no me parece bien. Ellos, al llegar, decían que había que poner por delante antes a las personas que a los bancos y ahora parece que están siendo incoherentes.

En el fondo no reducen deuda porque quieran, sino porque son ineficaces gastando. Para hacerse una idea, a julio de este año, cuando lo normal es que se lleve gastado alrededor de un 14% o un 30% de las inversiones pues llevan solo gastado un poco por encima de un 6%. No se ha gastado en lo que supuestamente iban a invertir, en planes de barrios. No es que quieran amortizar deuda, es que están siendo ineficaces en hacer el gasto como deben hacerlo.

Precisamente Hacienda ha amenazado al Ayuntamiento con no aprobar su presupuesto por haber incrementado el gasto.

El Ayuntamiento se tiene que someter a las normas y Ciudadanos siempre va a estar de parte de que se cumplan las normas. Creo que podrían hacer mucho más por esta ciudad si, en lugar de poner el objetivo en Hacienda y en señalar las diferencias que tienen con el señor Montoro, se dedicasen a ejecutar mejor las inversiones. De esta situación, lo que lamento es que al final los rehenes de ese desencuentro entre Hacienda y el Ayuntamiento acaben siendo los ciudadanos.

¿Por qué rechazan la radio municipal si ya existía con Álvarez del Manzano?

Ahora no existe, existió. Hay una oficina y quieren construir dos más y además en Cibeles. Concurren muchas circunstancias. Van a construir más infraestructuras y nosotros no lo entendemos. Yo vengo recordando últimamente todas las personas que fueron despedidas de Telemadrid y que las instalaciones de Onda Madrid y Telemadrid están vacías, en muchos casos infrautilizadas. Igual deberíamos ser más eficaces e intentar que se conectasen ambas administraciones, que se pudiesen aprovechar los recursos y no simplemente gastar más por gastar más.

En segundo lugar, si es un medio público, lo que no puede ser es que el control de ese medio público se lo arrogue el Gobierno. Debemos aprender algo del pasado. Por eso nosotros vamos a proponer que el control de esa radio sea participada por todos los grupos políticos, que es lo más democrático y lo más sano. Además, no han renunciado a meter parrilla de anuncios y eso nos parece especialmente grave porque hay muchas radios de Madrid que están pidiéndola y no me parece que sea una competencia leal. Y además son 600.000 euros para tertulianos.

Pero parece que no habrá tertulianos.

Aunque lo haya salido a desmentir el Gobierno, ahí está en la memoria, que lo pone clarísimamente. No entiendo por qué deben estar pagando los ciudadanos de Madrid eso. Lo sorprendente es que la radio, tal y como me lo explicó a mí Manuela, tenía que ver con divulgación de temas culturales, con noticias de Madrid, etc. Y tenía que ver con la agencia de empleo pero para nada iba a ser política ni iba a competir con radios locales.

A parte de esa, hay otras muchas polémicas, como la decisión de cambiar de nombre la calle de Millán Astray. ¿Hay que dejar en paz a la Legión como ha defendido el presidente del PP de Melilla?

Lo que se debe hacer en Madrid es cumplir la ley. Lo que no puede hacer el PP es criticar a Ada Colau cuando dice que hay algunas leyes que hay que cumplirlas y otras que no, cuando ellos en el fondo están proponiendo hacer lo mismo. Hay que recordar que la ley de Memoria Histórica esta vigente. Y creo que la persona que han elegido para cumplirla en Madrid, que es Paca Sauquillo, lo está haciendo bastante bien a mi juicio, con la participación de los demás grupos políticos. Y se está haciendo, además, y a diferencias de otras ciudades, sin generar división, odio, venganza o rencor.

¿Cree que el Ayuntamiento de Ahora Madrid ha solucionado los problemas de las escuelas infantiles?

Cuando llegamos, la situación de las escuelas era muy, muy preocupante porque nos encontramos con padres que no conocían el día del profesor, que cambiaban de profesores como de camisa, que no tenían juguetes, ni pinturas, que carecían incluso de los medios humanos suficientes. Uno no puede dejar en esas condiciones a los niños. Y eso ocurrió porque se habían cambiado las reglas del juego de la contratación y se había puesto como criterio prioritario para la adjudicación del contrato el criterio económico, por encima del criterio educativo.

Pero eso fue en la etapa de Ana Botella.

Efectivamente. ¿Qué hizo Ciudadanos? Hacer una propuesta que obtuvo la unanimidad del pleno, eso hay que reconocerlo, que invertía esos factores y dábamos más peso al proyecto educativo y a los recursos humanos que al criterio económico. Y también al bilingüismo para que realmente pudiéramos hablar de igualdad de oportunidades.

¿Está funcionando bien la participación de la ciudadanía madrileña a través de la web Madrid Decide?

Creo que esa página web, que yo he apoyado, es un paso muy sano para que la gente se involucre en su ciudad y se quiera mojar en hacer ciudad.  Pero hay que hacer las cosas bien. Porque las tres primeras propuestas que están en Madrid Decide ninguna de ellas es de competencia municipal y no verán la luz. Si hacemos las cosas mal podemos dejar frustrada a esa gente que ha participado, y eso no puede ser. Por eso, creo que a ese modelo se le puede dar una vuelta.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha