eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Ciudadanos vuelve a aplazar la moción de censura al PP en Murcia

El partido de Rivera da un plazo al presidente de Murcia hasta el día 27 a la espera de ver cómo se resuelve su situación judicial, como quería el PP

La posibilidad de un adelanto electoral cobra fuerza si el PP decide seguir manteniendo en el cargo a Pedro Antonio Sánchez

Los socialista discrepan y aseguran que "unas elecciones no son una solución en este momento para hacer una legislatura de dos años"

- PUBLICIDAD -
El presidente de Murcia dice que con la renuncia, el caso Soria es "causa finita"

Ciudadanos da un nuevo plazo a Pedro Antonio Sánchez hasta el 27 de marzo EFE

Ciudadanos ha dado de plazo hasta el 27 de marzo al presidente de Murcia, Pedro Antonio Sánchez, para que dimita y el PP busque un dirigente alternativo para sustituirle. De no ser así, el partido de Albert Rivera se planteará ya impulsar una moción de censura con el PSOE, lo que podría abocar a unas elecciones anticipadas.

Así lo ha anunciado el portavoz en la Asamblea regional, Miguel  Sánchez, al termino de la reunión que ha mantenido esta mañana con el PSOE. Ciudadanos gana de esta manera tiempo, como le ha pedido el PP, para ver qué ocurre con el futuro judicial del presidente regional. 

El portavoz de Ciudadanos ha lamentado el empecinamiento del dirigente regional a mantenerse en el cargo y ha afirmado que "ante esta situación se abren tres opciones, o que el PP cambie de candidato para la presidencia de la Comunidad; o que convoque elecciones; o que no haga nada y le demos voz a los murcianos con una moción de censura". 

El partido de Rivera descarta la formación de un gobierno tripartito en el que entre Podemos, con cuyos dirigentes ni siquiera se va a reunir. La firma de los seis diputados morados, sin embargo, es imprescindible para que prospere allí la moción.

Rivera apremia al PP a decidir qué quiere

El propio Albert Rivera ha apuntalado posteriormente la decisión tomada asegurando que daba su respaldo a los dirigentes regionales de su partido, recordando que su formación ha hecho ya muchos "gestos de responsabilidad" en Murcia, primero apoyando al Gobierno, luego los presupuestos y también cambiado la ley electoral.

"El último plan son las elecciones", ha dicho Rivera en una rueda de prensa ofrecida en el Congreso. Pero ha advertido que si antes de 27 de este mes el PP no presenta un candidato alternativo se materializará la moción de censura con lo que se forzará ese adelanto electoral "para darles la voz a los murcianos".

El líder de Ciudadanos ha lamentado que Mariano Rajoy siga resistiéndose a cumplir las medidas anticorrupción que ha firmado con su partido, como es el caso de la apertura de una Comisión de Investigación sobre la financiación ilegal del PP.

El presidente del Gobierno ha ninguneado la propuesta y ha señalado en la sesión de control que la comisión podría abrirse "bien en el Congreso o bien en el Senado".

Los socialistas creen que las elecciones "no son una solución"

Desde el PSOE han dicrepado con los tiempos de Ciudadanos. El portavoz, Rafael González Tovar, ha reconocido que han pedido a los naranjas "que se definan" ya. "No vamos a ser herramienta de nadie", ha advertido.

Para los socialistas el proceso pasa "exclusivamente por la moción de censura". "No vale esperar por esperar ni crear más inestabilidad en la región. Las elecciones no son una solución en este momento para hacer una legislatura de dos años". "Una imputación no puede generar unas elecciones porque sería una tomadura de pelo", ha dicho González Tovar, que se ha comprometido a seguir negociando con los naranjas.

A la entrada de la reunión, el portavoz de Ciudadanos adelantó que iniciaban las conversaciones con los socialistas con "la mente abierta"  y dispuestos a buscar soluciones para desbloquear la situación creada ante la negativa a dimitir del presidente regional. 

Los populares, por su parte, han pedido a Ciudadanos que no se precipite e insisten en que la imputación del presidente regional no es "formal". El vicesecretario de Acción Sectorial, Javier Maroto, llegó a afirmar el martes que Ciudadanos en Murcia se ha metido en un "buen lío", puesto que va a tener que elegir entre "dar estabilidad" a la región o formar parte de lo que denominó un "gobierno Frankenstein" junto a Podemos y "la peor parte del PSOE".

Los dirigentes naranjas no quieren reunirse con Podemos y han dejado que sea el PSOE el partido que lleve las riendas de la posible moción de censura al PP, al ser el único grupo de la Asamblea que tiene suficientes diputados para impulsar la iniciativa.

Por parte de Ciudadanos han acudido a la reunión celebrada en un hotel de Murcia el portavoz en la Asamblea, Miguel Sánchez, los diputados regionales Juan José Molina y Miguel López Morell; Antonio Puche; responsable de Acción Institucional, y Valle Miguélez, la delegada territorial.

Por el PSOE han estado su portavoz, Rafael González Tovar, Presentación López, Isabel Casalduero, Joaquín López y Emilio Ivars.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha