eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

La Fiscalía carga contra el juez en su intento de que borre la ficha policial de Netanyahu

Presenta un nuevo escrito en el que acusa a De la Mata de "reinterpretarse" a sí mismo con tal de no cerrar definitivamente el caso de la Flotilla de la Libertad

El órgano que dirige Javier Zaragoza apoyó el criterio del magistado durante cuatro meses y cambió de postura en medio de presiones del Gobierno israelí

El juez ha ordenado a Policía y Guardia Civil que incluyan en sus bases de datos a Netanyahu y seis colaboradores para reabrir la causa si pisan España

21 Comentarios

- PUBLICIDAD -
La Fiscalía pide informes sobre el acto del sábado con etarras excarcelados

El fiscal jefe de la Audiencia Nacional, Javier Zaragoza EFE

La Fiscalía de la Audiencia Nacional ha solicitado por segunda vez al juez José de la Mata que ordene anular la ficha policial del primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu. En su escrito, el fiscal Pedro Martínez Torrijos carga contra el juez, al que acusa de "reinterpretarse" con tal de no cerrar definitivamente la causa de la Flotilla de la Libertad, en la que se investiga el ataque del Ejército israelí que causó nueve muertos en mayo de 2010, decenas de heridos y cientos de detenidos ilegalmente, entre ellos tres españoles.

El juez  De la Mata dictó el pasado junio el archivo provisional de la investigación. Era la única opción posible tras la entrada en vigor de la reforma legal impulsada por el PP y aprobada con su mayoría parlamentaria. Pero esa misma reforma dejaba un hueco al magistrado para seguir investigando, siempre que alguno de los querellados pusiera un pie en territorio español. Por este motivo, De la Mata ordenó a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad españoles que le informaran de inmediato si eso ocurría.

La Fiscalía de la Audiencia no recurrió ese auto, ni el recurso que una de las acusaciones populares presentó ante la Sala de lo Penal. Es más, se opuso a este último. Hasta que el mes pasado salió del Juzgado Central de Instrucción número 5 una orden para incluir a Netanyahu y a seis de sus colaboradores, presuntos responsables de organizar el ataque a los barcos de activistas, en los ficheros automatizados de Policía y Guardia Civil.

A los pocos días del cambio de postura de la Fiscalía, un portavoz del Gobierno israelí hizo públicos “contactos con las autoridades españoles” para intentar poner fin a lo que calificaba como “una provocación” del juez de la Audiencia Nacional. La resolución del magistrado implica que si Netanyahu viaja a España, De la Mata podría notificarle la querella, citarle a declarar o, incluso, dictar orden de arresto si no se presenta o sospecha que no va a hacerlo.

De la Mata contestó al primer escrito de la Fiscalía ratificándose en su postura. En el auto, recordaba al Ministerio Público que su resolución de julio es firme –fue ratificada por la Sala de lo Penal- y que, por tanto, no cabe recurso contra ella. El juez se extendía en sus razonamientos, pero la Fiscalía ha optado por insistir y elevar el tono, a pesar de que no tiene instancia distinta al juez a la que recurrir.

Su último escrito, al que ha tenido ahora acceso eldiario.es, lleva fecha de 24 de noviembre. Para empezar, niega haber formulado “recurso de reforma”, como calificaba el magistrado su primer escrito. “Se usa el término reformar en el sentido de modificar, pero no con la intención de formular un recurso de reforma encubierto, como parece dar a entender la resolución que se combate”, escribe Martínez Torrijos.

El centro de la polémica entre juez y fiscal radica en la interpretación de una nueva variante del sobreseimiento (archivo) que introduce la reforma de la Ley Orgánica del Poder Judicial, aprobada en un intento de enterrar para siempre la justicia universal. El juez considera meridiano que puede reabrir la causa de la Flotilla de la Libertad si los querellados no están siendo investigados en su país y en algún momento deciden ubicarse en España.

Pero según la nueva interpretación de la Fiscalía, el juez decretó un archivo provisional, modalidad distinta de la mencionada y en la que no cabe que se reabra el caso bajo las condiciones expuestas. Y añade que el juez no debería haberse decantado por uno, ni por otro, sino por el sobreseimiento libre (definitivo) del caso, de acuerdo a la doctrina del Tribunal Supremo.

En este punto, el fiscal arremete contra el juez, al que acusa de intentar “salvar la contradicción” entre su planteamiento y el del Alto Tribunal “reinterpretando” su propio auto y “modificando la resolución para acomodarla a la posición expuesta”.

Con un archivo definitivo, dice el fiscal, no cabe dictar “medidas cautelares”, como la inclusión en un archivo policial. El juez De la Mata, sin embargo, ya dijo en su auto del mes pasado que la inclusión de las filiaciones en las bases de datos policiales no supone medida cautelar alguna y que en su resolución de junio, nunca recurrida por la Fiscalía, ya advertía que el fin de la medida era reabrir la causa según la posibilidad que establece la reforma de la Ley.

De la Mata considera los hechos descritos en las querellas contra Netanyahu como constitutivos presuntamente de los delitos de torturas y lesa humanidad. Junto a Netanyahu figuran como querellados Ehud Barak, Avigdor Lieberman, Moshe Ya'alon, Eli Yishai, Benny Begin y Eliezer Marom.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha