eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El abogado Javier Saavedra niega que estafara al marido de Gina Lollobrigida

- PUBLICIDAD -
El abogado Javier Saavedra niega que estafara al marido de Gina Lollobrigida

El abogado Javier Saavedra niega que estafara al marido de Gina Lollobrigida

Javier Saavedra, conocido abogado de famosos, ha negado hoy en un juicio que estafara al marido de la actriz italiana Gina Lollobrigida, el empresario Javier Rigau, más de 300.000 euros y ha asegurado que fue "traicionado" por letradas que trabajaban en su despacho y por una procuradora ya fallecida.

La Audiencia Provincial de Madrid ha iniciado hoy la vista en la que la Fiscalía solicita cinco años de prisión para Javier Saavedra y que indemnice a Rigau en 433.083 euros y a una procuradora en 34.000 por un delito de deslealtad profesional en concurso con estafa agravado por el abuso de relaciones personales y otro de apropiación indebida

El fiscal mantiene que Rigau entregó 322.600 euros a Saavedra y además tuvo que pagar más de 144.000 en concepto de costas procesales por errores de su abogado, que Saavedra ha achacado a la actuación de letradas que colaboraban con él en su despacho y a la procuradora ya fallecida.

Según la Fiscalía los hechos se remontan a 2006 cuando al hacerse público en la revista Hola el enlace de Rigau con Lollobrigida otros medios de comunicación comenzaron una campaña contra el empresario al que tildaron de mentiroso, gigoló y delincuente.

Rigau ha testificado hoy que encargó a Saavedra que se encargara de presentar demandas por todas las vulneraciones al derecho al honor que se produjeran ya que suponía que era "el gran abogado de los famosos" tras haber representado a personajes como el exalcalde de Marbella (Málaga) Julián Muñoz y la duquesa de Alba.

Ha añadido que Saavedra le aseguró que iba a presenta 44 demandas contra medios de comunicación por ataques a su persona, seis por noticias sobre Gina Lollobrigida y cuatro sobre su madre.

El fiscal mantiene que finalmente presentó algo más de una veintena de demandas por las que pedía cantidades "desproporcionadas a los demandados, entre 200.000 y 300.000 euros".

El empresario ha corroborado en la vista lo mantenido por el fiscal en su escrito de acusación en el que relata que Saavedra actuó "con el exclusivo ánimo de que cuantas más demandas se presentaran y cuanto más dinero se reclamaba más facultado estaba para interesar de Rigau mayores cantidades económicas como provisión de fondos para después desatender su labor profesional".

Rigau ha señalado que perdió casi todas las demandas ya que en muchos casos se produjeron errores como no presentar un CD con la grabación del programa donde se producían las difamaciones o se interponían por un mismo hecho varias en diferentes juzgados, entre otras irregularidades por los que fue condenado en costas.

Además pagó 62.000 euros que le exigió Saavedra como pago a procuradores y luego una de las procuradoras le comentó que ella "no recibió ni un duro".

Saavedra ha alegado que cuando se presentó "el núcleo principal" de las demandas él se encontraba en el extranjero ya que viajaba mucho y que las tramitó una abogada que colaboraba en su despacho, la procuradora ya fallecida y el propio Rigau, que según el acusado iba muchas veces al despacho para participar en la elaboración de las mismas ya que es licenciado en derecho.

Ha añadido que se ha sentido engañado por dicha procuradora que, según Saavedra, le confesó que había cobrado dinero indebidamente por lo que le pidió perdón y le dijo que lo devolvería, así como "traicionado" por otra abogada que también colaboraba en su despacho que se encargó de representar a Rigau cuando dejó su despacho.

Rigau ha dicho que en el despacho se hacía lo que ordenaba Saavedra aunque se encontrara fuera y ha apostillado: "Elegirle a él fue uno de los errores más grandes y Gina y yo estábamos al borde de la depresión".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha