eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Javier de Villota expone su última obra en "Ecos en la deshumanización"

- PUBLICIDAD -
Javier de Villota expone su última obra en "Ecos en la deshumanización"

Javier de Villota expone su última obra en "Ecos en la deshumanización"

El pintor español Javier de Villota, radicado desde hace una década en EEUU, expone de nuevo en España con una obra marcada por los factores que "desnaturalizan las virtudes del ser humano y le van degradando", y que plasma en la retrospectiva "Ecos en la deshumanización".

Los Derechos Humanos son el hilo conductor de la exposición, que se inaugura este martes en el Centro de Arte de Alcobendas (Madrid) y que resume la "fase definitiva" de su trayectoria, explica en una entrevista con Efe el artista, que no exponía en España desde 2001, cuando presentó su obra en el Centro de Arte Fernán Gómez de Madrid.

Desde entonces ha residido en Houston y Miami y, sobre todo, ha viajado por todo el continente para imbuir su "enfoque de pintor europeo" de la pátina de Latinoamericana, donde su obra ha entrado a formar parte de las colecciones permanentes de entidades como el Museo Nacional de Bellas de Santiago, el Museo Nacional de Arte de La Paz o Centro de Arte Contemporáneo de Quito.

El principal nexo argumental de su exposición madrileña, que abarca las dos últimas décadas y muchas de cuyas obras nunca había traído a España, es el de la "deshumanización", un tema que le persigue desde que en 1994 instalase en las calles de Madrid 40 cadáveres de poliéster a tamaño natural para denunciar una masacre de civiles ocurrida un año antes durante la guerra de los Balcanes.

Ahora su obra, se ha "dulcificado", asegura, y muestra un punto de vista "más sociológico", producto de la observación de "lo próximo y lo global", pero "siempre comprometido".

Desde el punto de vista formal, apuesta por los nuevos materiales, explica el autor, que es arquitecto de formación y también apasionado de los coches, como su hermano Emilio, pionero de la fórmula uno en España.

Así en sus últimas obras, como "Dignidad", "Dogs" y "Café Pombo-Homenaje a José Gutiérrez Solana", sustituye el lienzo clásico por vinilo industrial, una aportación que surgió "de una forma espontánea", fruto de la observación que lleva a integrar en su obra, a modo de "collage", elementos como tuercas, plásticos o cintas de carrocero que subrayen la fuerza expresiva sus obras.

El eje central de su retrospectiva es la obra "Ecos en la deshumanización", un impresionante cuadro de 4 x 8 metros que también protagonizó la exposición del mismo título que en 2009 pudo verse en el Station Museum of Contemporary Art de Houston, comisionada por su director, James Harithas.

De Villota subraya que "el arte es una mentira que nos acerca a la verdad", y que su obra trata de aproximar al espectador a realidades que en ocasiones se sufren a muchos miles de kilómetros de distancia y en otras son muy cercanas al espectador español, como muestra en las obras "ETA por detrás" o "ETA no".

La Inquisición, los crímenes de guerra, los genocidios, las limpiezas étnicas apoyadas en fundamentalismos, la violencia sexista o la experiencia del dolor y la enfermedad son otros de los temas sobre los que, en palabras de la comisaria de la exposición, Marta Mantecón, "la pintura se derrama como la sangre, generando una atmósfera de desasosiego, bañada en ocasiones por una luz diáfana".

Sobrino nieto del pintor, escritor y expresionista español José Gutiérrez Solana (1886-1945), de quien ha escrito un libro de próxima publicación, De Villota participa, según Mantecón, "de una suerte de neoexpresionismo en el que tienen cabida figuración y abstracción. No le importa arriesgar o violar los límites".

Manuel Carretero.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha