eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El PP de Madrid mantiene a sueldo a su exgerente tras ser destituido por Génova por las 'black'

La cúpula del PP nacional aceptó el cese de las funciones de Beltrán Gutiérrez tras conocerse que gastó 58.000 euros con su tarjeta 'black' de Caja Madrid

El PP madrileño, que lo ha recuperado aunque no aclara para qué puesto, asegura en un comunicado que con el exgerente "no ha habido ni baja encubierta, ni despido y posterior contratación ni nada engañoso"

53 Comentarios

- PUBLICIDAD -
Esperanza Aguirre, acompañada del exgerente del PP madrileño Beltrán Gutiérrez, en los juzgados de la plaza de Castilla, el 22 de septiembre de 2014. / GSR / GTRES

Esperanza Aguirre, acompañada del exgerente del PP madrileño Beltrán Gutiérrez, en los juzgados de la plaza de Castilla, el 22 de septiembre de 2014. / GSR / GTRES

Beltrán Gutiérrez Moliner sigue trabajando para el PP de Madrid a pesar de haber abandonado oficialmente el cargo de gerente tras el escándalo de las tarjetas 'black' de Caja Madrid. Según informa la Cadena SER, el pasado 7 de octubre, un día después de que el PP nacional diera de baja en la Seguridad Social su contrato indefinido como jefe administrativo, el PP de Madrid volvió a contratar a Gutiérrez con las mismas condiciones. La formación que preside Esperanza Aguirre niega en un comunicado que Gutiérrez fuera despedido y mantiene que dejó de realizar sus funciones como gerente cuando puso su cargo a disposición de la dirección el pasado 6 de octubre.

Entre los detalles que no aclaran en el PP de Madrid figuran las actuales funciones a las que se dedica Gutiérrez, un hombre muy cercano a Aguirre y recuperado por ella, ya que el actual gerente es Guillermo Mayoral. Una portavoz de Aguirre mantiene que en la trayectoria de Gutiérrez como responsable de las cuentas del PP madrileño "no ha habido ningún tipo de mancha y es además una excelente persona". 

En el comunicado se niega terminantemente que Gutiérrez haya sido nunca despedido ni dado de baja, de lo que se deduce que no ha llegado a cobrar ninguna indemnización. Desde el PP nacional se recuerda que él puso su cargo a disposición de la dirección y se aceptó que cesara en sus funciones. Tampoco se aclara si Mª Dolores de Cospedal y sus colaboradores conocían que Aguirre lo había recuperado.

Nada más saberse que dispuso de una tarjeta opaca con la que se gastó 58.000 euros, la alcaldesa de la capital, Ana Botella, forzó su cese como asesor del grupo municipal del PP, cargo que compatibilizaba con su puesto al frente de las finanzas de los conservadores madrileños.

Hombre de confianza de Aguirre salpicado por la Gürtel

La primera respuesta de Esperanza Aguirre tras conocerse la implicación del gerente del PP madrileño en el escándalo de las tarjetas 'black' fue cargar la responsabilidad en los gestores de la caja y anunciar que Gutiérrez "depositaría" el dinero gastado entre los años 2010 y 2011. Sin embargo, tras conocerse que Génova había pedido el cese del gerente regional, la presidenta del PP de Madrid se vio obligada a prescindir, al menos públicamente, de su hombre en las finanzas de la formación.

En aquel momento, fuentes del PP madrileño reconocieron a eldiario.es que la implicación del también asesor del grupo municipal del PP en el escándalo era "un palo para Esperanza porque es persona de su máxima confianza". "Intentará protegerle todo lo que pueda", anunciaron.

Beltrán Gutiérrez no era una persona cualquiera en el Partido Popular. Como gerente del PP madrileño "era la persona a la que se pedía el dinero en las campañas electorales", recuerdan las fuentes. De hecho,  Gutiérrez aparecía relacionado con la Gürtel por trabajos hechos por Special Events para actos del PP madrileño entre 2002 y 2004, y pagados por la Fundación para el Desarrollo Económico y Social de la Comunidad de Madrid (Fundescam). Incluida la campaña electoral de 2003.

La cercanía entre Aguirre y Gutiérrez la prueban también las imágenes de la llegada a los juzgados de plaza de Castilla de la presidenta del PP madrileño para declarar por su incidente de tráfico el 22 de septiembre, unos días antes de que estallara el escándalo de las tarjetas. Aguirre, rodeada por una nube de fotógrafos, aparece escoltada por Beltrán Gutiérrez.

La del gerente del PP madrileño no es la primera 'baja ficticia' que se produce en el seno de la formación conservadora. El más conocido es el caso del extesorero Luis Bárcenas, que  siguió contando con despacho, coche oficial y secretaria en Génova tras su salida oficial del PP. Algo similar ocurrió con Jesús Sepúlveda, exmarido de la ministra Ana Mato, imputado en la Gürtel.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha