eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Los diputados del PSOE que votaron 'no' a Rajoy alegarán razones de "conciencia" para evitar la multa

El borrador del escrito de alegaciones de los parlamentarios 'díscolos' defiende también que siguieron un mandato "representativo" de la militancia del PSOE

La gestora prevé cambios en el grupo parlamentario que afectarán a los diputados que votaron 'no' en la investidura, pero asegura que se trata de "elegir a los mejores"

- PUBLICIDAD -
Quince diputados socialistas rompen la disciplina de grupo votando no a Rajoy

Margarita Robles vota 'no' en la investidura de Mariano Rajoy EFE

Los ocho diputados del PSOE que votaron 'no' a Mariano Rajoy en la investidura preparan un escrito conjunto de alegaciones en respuesta a la amenaza de sanción económica por parte del responsable de disciplina del Grupo Socialista. En él, argumentarán razones de "conciencia" para romper la disciplina de voto, según el borrador que manejan al que ha tenido acceso eldiario.es. Los siete parlamentarios del PSC presentaron, por su parte, sus alegaciones, en las que argumentaban su rechazo a Rajoy en la decisión del Consell Nacional de su partido. 

El escrito, que presentarán el lunes, cuando vence el plazo que les dio el responsable de disciplina, Luis Carlos Sahuquillo, recuerda que el reglamento del Grupo Socialista contempla la libertad de voto que en este caso se denegó pese a lo que consideran "circunstancias excepcionales" que suponían un "derecho innegable" para los diputados socialistas. 

También argumentan que el mantenimiento del 'no' persiguió un mandato "representativo" de la militancia, a la que sitúan en contra de la abstención. Además, defienden que que su decisión no puso en "riesgo" el cumplimiento del mandato del Comité Federal puesto que con 11 abstenciones Rajoy habría tenido suficiente para sacar adelante la investidura. 

"No he sido yo con mi voto quien ha cometido un acto de gravedad ni de irresponsabilidad, ni ha provocado en la sociedad una pérdida de confianza en el PSOE", expresan los ocho diputados socialistas en el borrador del escrito de alegaciones en el que recuerdan que la Constitución prohíbe el "mandato imperativo" para que los diputados cumplan decisiones partidistas. 

En el borrador ha trabajado la magistrada Margarita Robles con las aportaciones de los otros siete parlamentarios 'díscolos': Zaida Cantera, Odón Elorza, Susana Sumelzo, Rocío de Frutos, Sofía Hernanz, Pere Joan Pons y Luz Martínez Seijo.

Los siete diputados del PSC enviaron su escrito el pasado día 31 de octubre tras la apertura del expediente sancionador. Los socialistas catalanes explicaban que su partido había decidido en el Consell Nacional mantener el rechazo a Rajoy en contra del criterio del Comité Federal del PSOE. "Atendiendo a la discrepancia de estos dos acuerdos decidí, en conciencia, votar que no en la segunda sesión del debate de Investidura", explicaban.

Por mantener el 'no' a Rajoy, se enfrentan a una sanción económica de entre 200 y 600 euros. No obstante, la gestora maneja también cambios en los puestos de responsabilidad en el Congreso. 

La gestora estudia cambios en el grupo

Miembros de la dirección provisional del PSOE dan por hecho que Meritxell Batet y Sofía Hernanz saldrán de la dirección del grupo parlamentario. Consideran que han quedado "deslegitimadas" para hacer cumplir las órdenes en el futuro. Ninguna de ellas ha recibido la comunicación oficial de que vaya a suceder.

La salida de Batet causa enfado en el PSC: "No se pueden comparar ambos casos porque Meritxell no es militante del PSOE. Si la quieren sacar de la dirección tienen que hablar con el PSC", expresa un diputado catalán, que recuerda que fue ese partido el que la propuso. El choque entre ambas formaciones por la investidura ha situado su relación en el abismo. La gestora amaga con revisar la relación e incluso sacar a los socialistas catalanes de los órganos de dirección del PSOE. Si la decisión se produce en el Comité Federal y afecta a todos los órganos del partido, los 18.000 militantes del PSC no podrán votar en las primarias para elegir al próximo secretario general. 

La gestora estudia también posibles cambios en las portavocías o los puestos en las mesas de las comisiones. No obstante, fuentes de la gestora tratan de desvincular los cambios de la ruptura de la disciplina de voto: "Es una estrategia del partido para hacer oposición desde el minuto uno. Hay que elegir a los portavoces que tienen el mejor conocimiento sobre cada uno de las áreas", explica un miembro de la gestora. La decisión la tomará previsiblemente la dirección provisional la próxima semana, pero los afectados no han recibido ninguna comunicación hasta ahora. 

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha