eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El exdictador Álvarez será juzgado por Tribunal de Honor de las FF.AA.

- PUBLICIDAD -
El exdictador Álvarez será juzgado por Tribunal de Honor de las FF.AA. de Uruguay

El exdictador Álvarez será juzgado por Tribunal de Honor de las FF.AA. de Uruguay

El exdictador de 88 años Gregorio Álvarez, condenado por sus crímenes durante la dictadura uruguaya (1973-1985), será juzgado por un Tribunal de Honor de las Fuerzas Armadas que podría degradarlo y eliminar sus beneficios por pertenecer a la institución, informó hoy a Efe una fuente oficial.

"Lo resolvió el señor presidente de la República (el exguerrillero tupamaro José Mujica) y el ministro de Defensa (Eleuterio Fernández Huidobro)" a través de una resolución firmada el lunes, señaló el director de Asuntos Jurídicos, Notariales y de Derechos Humanos, Roberto Caballero.

El tribunal va a juzgar "su conducta moral y su comportamiento ético" y, "si concluye que no representó a las Fuerzas Armadas con honestidad y ética profesional, las sanciones pueden llegar a la pérdida de su jubilación y del derecho del uso de su uniforme o de ser atendido en el hospital militar", agregó Caballero.

En declaraciones a Efe, Caballero negó que la resolución sea una forma de "repudio" para Álvarez, sino "una sanción moral" y aclaró que el Poder Ejecutivo resolvió ya la composición del Tribunal de Honor que lo juzgará, que estará integrado por los excomandantes en jefe del Ejército Jorge Rosales, Carlos Díaz y Angel Bertolotti.

Los miembros del tribunal "tienen que ser de su mismo grado" y ni Rosales, ni Díaz ni Bertolotti pueden negarse a intervenir en el caso pese a estar jubilados, porque "los oficiales del Ejército, una vez que pasan a retiro, durante un período de varios años están sujetos a disciplina", agregó la fuente.

El exgeneral Gregorio "Goyo" Álvarez, que fue comandante en jefe del Ejército uruguayo entre 1978 y 1979, y gobernó "de facto" entre 1981-1985, está en prisión desde 2007 y fue procesado y condenado en 2009 a 25 años de prisión por la muerte de 37 opositores en 1977 y 1978.

En octubre pasado, la Suprema Corte de Justicia de Uruguay absolvió al exdictador del homicidio de Roberto Luzardo, fallecido en el Hospital Militar de Montevideo en 1973 por falta de atención médica, porque no se pudo comprobar que fuera el entonces general quien dio la orden de dejarlo morir.

Luzardo, un guerrillero tupamaro compañero de filas del actual presidente de Uruguay, José Mujica, fue herido de bala en agosto de 1972, detenido en un cuartel y falleció diez meses después en el Hospital Militar, dos semanas antes del golpe de Estado que terminó con la democracia en el país.

Como integrante de aquella guerrilla, Luzardo participó en una acción armada que derivó en la muerte del coronel Artigas Álvarez, hermano de Gregorio Álvarez.

La decisión de Mujica y el ministro Fernández Huidobro, que fue compañero suyo en las filas tupamaras y que como él pasó varios años en la cárcel por sus acciones violentas con la guerrilla contra gobiernos constitucionales, pone un poco más de sal a la compleja relación del Gobierno con las Fuerzas Armadas.

Esta relación vivió momentos de tensión en los últimos tiempos a raíz de la condena el año pasado del primer militar en activo, el general Miguel Dalmao.

Pese a ello, la voluntad expresada públicamente por el mandatario en otras ocasiones de tratar de cerrar las heridas de aquella época también ha sido criticada por los familiares de las víctimas de la dictadura, algunas de las cuales consideran que su Gobierno no ha hecho lo suficiente para acabar con la impunidad.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha