eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El exvicepresidente de Castilla y León concedió más de 7 millones de subvención a cabecillas de la trama eólica y Perla Negra

La sociedad hotelera del principal beneficiado en la concesión de parques de molinos de viento, que se hizo con 47 millones de euros, consiguió una ayuda de 3,2 millones de la Consejería de Economía en el año 2006

El responsable de constructora del edificio de Economía consiguió 4,2 millones con una mercantil con la que pretendía construir un hotel en el centro de Valladolid

Ninguno de los dos proyectos había superado los trámites administrativos previos, pero la Consejería modificó un requisito meses después de publicar la convocatoria

La Junta asegura no disponer de datos y remite al eldiario.es al Portal de Transparencia

- PUBLICIDAD -
Gamesa instalará y suministrará 110 aerogeneradores en Egipto

Un parque eólico de Gamesa. EFE

El que fue vicepresidente de la Junta de Castilla y León, consejero de Economía y presidente de la Agencia de Desarrollo Económico, Tomás Villanueva, concedió subvenciones de más de 7 millones de euros a las sociedades de los cabecillas de la trama eólica y el caso Perla Negra.

Ocurrió en 2006, cuando Economía ya tramitaba la construcción del edificio de Soluciones Empresariales conocido como Perla Negra e investigado ahora por sobrecostes millonarios, y cuando Alberto Esgueva, exalto cargo de la Junta de Castilla y León, se había asociado ya con Iberdrola para dar un pelotazo cifrado en 47 millones de euros (le vendió sus acciones en febrero de 2007).

Esgueva, que venía de una empresa familiar de cartonajes, tenía ya previsto un proyecto hotelero de lujo en plenos Montes Torozos. Creó para eso la sociedad Desarrollos Naturales Siglo XXI SL.

El presidente Parqueolid –constructora del edificio Perla Negra–, Luis María Clérigo, también quería un hotel de lujo, pero en pleno centro de Valladolid, en el antiguo colegio El Salvador. Los dos intentaron sacar adelante sus proyectos, pero la realidad es que en 2006 no habían resuelto ni el más pequeño de los escollos. Esgueva intentó  ubicarlo en Villalba de los Alcores, en un monte comunitario. El pueblo se negó en redondo en el mes de octubre.

En el caso de Clérigo, las posibilidades eran aún más escasas. El antiguo colegio se asentaba en suelo de uso dotacional y el entonces alcalde, Javier León de la Riva, se negó a recalificarlo.

La Consejería de Economía, a través de la Agencia de Desarrollo Económico, de la que Esgueva formó parte como consejero delegado de la oficina de Internacionalización (Excal), convocó las ayudas a proyectos de especial interés el 17 de febrero de 2006, tan sólo 13 días después de que Esgueva anunciase su marcha para dedicarse a la empresa familiar. O eso dijo.

Lo cierto es que  cuando Economía hizo pública la convocaría para pedir las subvenciones, ni Esgueva ni Clérigo cumplían con los requisitos exigidos, como el de ser “viables desde el punto de vista técnico, económico, financiero y medioambiental”.

No habían pasado un solo trámite administrativo previo. Pero Economía, a través de un acuerdo que se publicó en el Boletín Oficial de Castilla y León de 25 de abril de 2006, solucionó el problema: “en aras de poder garantizar dentro del año 2006 las resoluciones de todos los expedientes de interés especial que se hallan pendientes, se hace necesario suprimir el requisito de haber obtenido previamente resolución definitiva en vía administrativa de los incentivos regionales”.

Así, el 28 de diciembre de 2006, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno,  se hicieron públicas ayudas de 115 millones de euros para medio centenar de proyectos.  En el listado, que no seguía orden económico o alfabético, aparecía Desarrollos Naturales Siglo XXI SL, con una subvención de 3.294.201,50 euros y seguidamente  Hotel San Pablo Valladolid SL, con 4.285.032,04 euros.

eldiario.es se dirigió a la Consejería de Economía para saber cómo se podían otorgar subvenciones a dos proyectos que en ese momento eran técnicamente inviables (en uno el pueblo se había negado a ceder el monte y en el otro el Ayuntamiento rechazó recalificar el suelo), si las subvenciones se llegaron a cobrar o quien firmó los informes pertinentes de concesión de la subvención. La Consejería aseguró no disponer de los datos solicitados y remitió a este diario al Portal de Transparencia.

En la actualidad, el colegio El Salvador, terreno donde se pretendía construir un hotel, sigue vacío y en ejecución hipotecaria. El presidente de Parqueolid  fue condenado a 12 años de prisión y 39 millones de euros de multa cuatro delitos de fraude  a la Hacienda Pública cometidos entre los años 2005 y 2006. Tiene más causas pendientes, entre otras, la de Perla Negra.

El proyecto de Esgueva, que finalmente intentó desarrollar en Montealegre de Campos, ha dejado la localidad embargada por un banco y por Hacienda, como adelantó eldiario.es.

El ya exvicepresidente de la Junta de Castilla y León está citado a declarar en calidad de imputado tanto en el caso Perla Negra como en la trama eólica. Alberto Esgueva y Luis María Clérigo están imputados en ambas causas.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha