eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

La declaración de Hollande y Xi abre la vía para un acuerdo sobre el clima

- PUBLICIDAD -
La declaración de Hollande y Xi abre la vía para un acuerdo sobre el clima

La declaración de Hollande y Xi abre la vía para un acuerdo sobre el clima

Los presidentes francés, Francois Hollande, y chino, Xi Jinping, creen que la declaración conjunta que aprobaron hoy en Pekín les permite ser optimistas sobre el éxito de la cumbre sobre el cambio climático prevista para diciembre en París.

Este documento supone que "hoy hemos puesto las condiciones que nos permiten entrever el éxito", afirmó Hollande en una rueda de prensa conjunta con su anfitrión en el primer día de su visita a China.

Aún así, el presidente francés no abandonó la prudencia y reconoció que lograr un pacto en la cumbre sobre el clima sigue siendo muy difícil y que aún podría producirse un fracaso. "No estoy seguro de poder llegar a un acuerdo, pero el acuerdo es a partir de ahora posible", recalcó.

Xi, cuyo país es el mayor emisor de gases de efecto invernadero, aseguró por su parte que "somos optimistas del éxito" de la gran cita de París, a la que asistirán 193 países.

China y Francia quieren "asegurar el éxito de la conferencia" y "promover la gobernanza climática mundial", aseguró el presidente chino, quien hoy confirmó a Hollande que viajará a París para el inicio de la reunión a fin de respaldar las negociaciones para intentar cerrar un acuerdo.

La declaración chino-francesa establece que cualquier acuerdo que se alcance sea jurídicamente vinculante y que los compromisos nacionales de los países sean revisados al alza cada cinco años.

"China es necesaria, indispensable, para que podamos encontrar un acuerdo" en la conferencia COP21 que comienza a finales de este mes en París, afirmó el presidente francés.

La declaración de 21 puntos subraya la meta de que el calentamiento global no sobrepase los 2 grados centígrados, ya que hasta el momento los compromisos anunciados por los países no lograrían bajarlo de los 2,7 grados, según los cálculos más optimistas.

Además, China y Francia declaran su apoyo a que los países acepten cláusulas de revisión de sus objetivos de emisiones de gases de efecto invernadero cada cinco años para poder corregir la trayectoria en caso de no cumplir con las metas previstas.

El documento también establece que el posible acuerdo que se cierre en París sea jurídicamente vinculante.

Xi Jinping alcanzó hace casi un año un acuerdo histórico con EEUU durante la visita del presidente Barack Obama a China, con el que se comprometió a que las emisiones chinas de efecto invernadero alcanzarán su máximo en 2030 para reducirse paulatinamente a partir de entonces.

El presidente chino recordó hoy que China pondrá en marcha el año próximo un sistema de limitación y comercio de derechos de emisiones, similar al que tienen la Unión Europea (UE) y otros países desarrollados.

Hollande destacó también su "confianza" en la continuación del crecimiento económico de China, que está viviendo una ralentización, y subrayó que el crecimiento chino "tiene todavía recursos potentes" para continuar, en parte por el impulso de la transición a energías más limpias.

Tras su reunión de hoy, Xi y Hollande presidieron la ceremonia de firmas de 17 acuerdos, convenios de cooperación o memorandos de entendimiento entre empresas y entidades de ambos países, en sectores como la energía nuclear, finanzas, energías alternativas, logística o educación.

Uno de los memorandos, que aún no es un acuerdo cerrado, se refiere a la posible cooperación del gigante francés de la energía nuclear Areva con la Corporación China de la Energía Nuclear (CNNC) para la extracción, enriquecimiento y reprocesamiento de uranio, según un comunicado de la compañía gala.

Además, CNNC podría llegar a hacerse con una participación minoritaria en la compañía francesa.

Otro acuerdo prevé el intercambio de mil becarios anuales entre ambos países a partir del año próximo. Hollande recordó que Francia acoge actualmente a 30.000 estudiantes chinos, aunque le gustaría alcanzar los 50.000.

El presidente francés abrió esta visita de dos días a China en la ciudad de Chongqing (centro), donde inauguró una amplia planta de tratamiento de aguas que ha construido una gran empresa francesa.

El presidente francés concluye mañana su viaje con la participación en un foro de empresas de ambos países, una reunión con el primer ministro chino, Li Keqiang, y una conferencia de prensa final.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha