eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Colapso en Urgencias: no es la gripe, son los recortes

La imagen de camillas en los pasillos de los hospitales es justificada por los servicios de salud autonómicos por el repunte de la gripe

Los médicos denuncian que esta epidemia es habitual y previsible, y culpan de la saturación a los recortes en camas operativas para ingresar a los pacientes

La tardanza en conseguir una cita en Atención Primaria también eleva el flujo de enfermos a los centros hospitalarios, aseguran especialistas

- PUBLICIDAD -
Imagen de las urgencias tomadas por testigos en un hospital de Toledo

Imagen de las urgencias tomada por testigos en un hospital de Toledo el pasado diciembre.

Segunda semana de 2014. Sur de la Comunidad de Madrid. Las Urgencias del hospital Severo Ochoa de Leganés están copadas. La dirección sanitaria ordena desviar las ambulancias que pudieran tener como destino el centro hacia los hospitales de otras dos localidades de la zona: Getafe y Fuenlabrada. Sus salas de Urgencias respectivas se llenan.

En ese mismo momento, el Hospital Virgen de la Salud de Toledo también ofrece imágenes de saturación: camas con pacientes en los pasillos. Un par de días después, el General de Ciudad Real también se ve obligado a colocar puestos en los corredores de Urgencias. En ese mismo comienzo del año, el sindicato CCOO denunció la espera prolongada en las Urgencias del Virgen de la Macarena. En el Reina Sofía de Tudela (Navarra), la dirección se vio obligada hace una semana a habilitar espacios que mantenía cerrados durante las vacaciones de Navidad. El 16 de enero es otro hospital madrileño del sur, el Universitario de Móstoles, el que acaba saturado.

Las autoridades sanitarias achacan rápidamente este colapso de los servicios de Urgencias a la llegada de la gripe. El Sescam de Castilla-La Mancha achaca directamente la saturación a la oleada de la enfermedad. En Madrid, la Consejería de Sanidad cuenta que se trata de "repuntes" por la gripe. Pero ¿es suficiente explicación el incremento de casos de gripe?

Lo cierto es que la epidemia de gripe es periódica (ya se proclame una semana antes o después), estacional (se presenta en invierno) y conocida (constatada cada año). El umbral para considerarla epidemia se coloca en los 45 casos por 100.000 habitantes. En la segunda semana de enero de 2014, el Sistema de Vigilancia de la Gripe del Instituto de Salud Carlos III contabilizó de media 160 casos. En zonas que sufrieron colapsos en Urgencias, como en la Comunidad de Madrid, se situó en 48,9. En otra de las regiones con problemas, Castilla-La Mancha, la Red de Vigilancia contabilizó 197. Más alta fue la de Navarra: 376.

"Los recortes en el sistema sanitario público son los que han producido una gran saturación de las urgencias y unas demoras desproporcionadamente elevadas de personas que esperan en las salas de Urgencias o en los pasillos a poder tener una cama hospitalaria", argumenta la Federación en Defensa de la Sanidad Pública, que asegura que "este año la mortalidad no es muy diferente".

Desde luego, existe cierre de camas en algunos centros. El Hospital Virgen de la Salud de Toledo trabajaba ya en diciembre con 70 camas "sin uso sanitario", según lo califica el Sindicato de Enfermería Satse. Similar situación le ocurrió al área sanitaria de Albacete, en la que se contabilizan hasta 150 camas sin uso en los cuatro hospitales. En Toledo, el complejo hospitalario arrastra problemas de saturación y cierre de alas desde hace meses. En Aragón, la Chunta Aragonesista aseguraba que las Urgencias de cuatro hospitales de la región trabajan en el colapso. "Hay salas cerradas, como en el Miguel Servet", aseveran.

La espera en Atención Primaria

Pero no todo es cuestión de camas. Una fuente hospitalaria que prefiere no identificarse explica que "no se pueden ocupar todas las camas de golpe porque, por ejemplo, se podría parar la actividad de los quirófanos, que precisan camas para la recuperación de los pacientes". En Madrid, la cuestión del refuerzo de personal se topa con los planes de austeridad del Gobierno regional. "Las peticiones especiales para los picos de gripe se hacen, pero luego se estancan en la dirección general", comenta un funcionario. Cualquier contratación necesita el visto bueno de los servicios centrales sanitarios. La burocracia. En uno de los hospitales privatizados de Madrid, el Infanta Elena de Valdemoro, también hubo episodios de camas en los pasillos de Urgencias, pero "como esa imagen no gusta en la gerencia, pues se contrata", expone un facultativo.

El doctor José Luis Cañada, coordinador del Grupo de Trabajo de Enfermedades Infecciosas de la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (SEMERGEN), cuenta a eldiario.es que "la presión asistencial no está siendo especialmente alta respecto a otros años". El doctor Cañada apunta que se trata de una "patología autolimitada en el 90% de los casos y, si se complica, es por factores de riesgo". Según su opinión, "la mayoría podrían quedarse en casa y contactar con su médico".

Este médico de Atención Primaria trabaja en el Servicio Vasco de Salud, donde "no existe lista de espera" para las citas en medicina de familia. Pero no es igual en todas partes. Un estudio de la Federación de Defensa de la Salud Pública reveló que, en la Comunidad de Madrid, la media para obtener una cita en Atención Primaria es de 2,5 días. "Si no hay cita, pues los pacientes se marchan a los hospitales", concluyen.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha