eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Ya basta

Que Rajoy explique a las autoridades internacionales por qué ha respaldado públicamente a un fiscal Anticorrupción con sociedad en un paraíso fiscal

37 Comentarios

- PUBLICIDAD -
Moix dice que no piensa dimitir y que no ve ningún motivo para su cese

Manuel Moix, fiscal jefe Anticorrupción. EFE

Cuando Celia Villalobos es noticia suele ser por algún sesudo comentario que enriquece el debate. Tanto como ella con la política. Sus instructivas valoraciones hasta nos distraen. Como esos juegos infantiles a los que se dedica mientras le pagamos el sueldo. "¿Queremos dirigentes pobres de solemnidad?", ha reflexionado Celia al ser preguntada por Moix. No, hay gente que piensa que ya vale y no quiere vividores de lo público, ni corruptos, ni cómplices que oculten el pillaje. No queremos, por supuesto, un fiscal jefe Anticorrupción con sociedad en el paraíso fiscal de Panamá, por mucho que Villalobos juegue con la causa.

Aquí, ya se frivoliza con que el presidente del país deba declarar ante la Justicia por corrupción, el partido del Gobierno esté imputado y el sistema judicial se esté politizando a la medida de quien manda y a la altura de un retroceso democrático de dimensiones insoportables. Solo en ese contexto se explica que se intente justificar que una de las autoridades del Estado en la lucha contra el fraude tenga sociedad panameña, mienta y se le defienda.

Hace unos meses, cuando un Mariano Rajoy asediado por la corrupción exigía a otros partidos que le apoyaran para ser reelegido, aseguraba que, de lo contrario, seríamos "el hazmerreír de Europa". Que Rajoy explique a las autoridades internaciones por qué ha respaldado públicamente a un fiscal Anticorrupción con sociedad en un paraíso fiscal, cuya directora y tesorera es una anciana de 93 años que figura como testaferro en unas 17.500 compañías más. Son "muñecos de paja" a los que suele recurrir el crimen organizado, pero aquí, como somos "mucho españoles", lo hace una autoridad que debiera perseguir el delito.

Aunque, igual la clave está en que es uno de los suyos, un fiscal Anticorrupción que practica persecuciones selectivas. Como cuando Villalobos destruye unos muñequitos y otros no para pasar de pantalla. Hay en el historial de Moix medidas favorables a Esperanza Aguirre o a Ignacio González, era el preferido de unos cuantos corruptos, pero apartó a Elpidio Silva de la carrera judicial y cargó contra el 15M o las Marchas de la Dignidad. "Es un profesional que actúa con independencia y personalidad", según Mariano Rajoy.

El fiscal Anticorrupción con paraíso fiscal es un patriota con agallas. Le echa la culpa al muerto, que era su padre, para mantener la participación en la sociedad panameña. Se hace la víctima, contándonos que la familia no tiene dinero para disolver semejante borrón. Pretende hacer cuenta nueva dando carácter de normalidad al entuerto descubierto por la prensa, la misma a la que quiere perseguir por desvelar lo que él mismo ocultó a la inspección interna de la Fiscalía.

Ni Manuel Moix merecería el cargo de fiscal jefe Anticorrupción en un país con Justicia independiente, ni los que lo defienden garantizan así el mínimo decoro en el sistema judicial. Que deje el puesto, que Hacienda investigue lo que tiene en Panamá y que no nos tomen el pelo. En España se ha robado a manos llenas, se está protegiendo a presuntos ladrones y necesitamos autoridades que los persigan con decencia y fuera de toda sospecha. Ya basta de poner a la zorra a cuidar de las gallinas.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha