La portada de mañana
Acceder
La normalidad pre-COVID volverá como pronto a finales del próximo verano
Sanidad confía en un plan conjunto para Navidad pese a las propuestas autonómicas
OPINIÓN | El virus que agrava una sociedad infantilizada, por Rosa María Artal

GRÁFICO | Crisis silenciada: Brecha de género en la Ciencia

Los recortes han provocado una congelación de plantillas en los organismos de investigación muy preocupantes. Eso supone un profundo retroceso para la Ciencia que probablemente producirá la erosión más grave en nuestra democracia. Por desgracia esto es algo que el gobierno parece incapaz de calibrar. Lo más alarmante es que de nuevo, como en todas las manifestaciones de la crisis, las mujeres volvemos a ser las más afectadas por los recortes. La crisis ha estancado el avance en igualdad de género.

Esta semana se presentó el informe Científicas en cifras 2013, elaborado por la Unidad de Mujeres y Ciencia del Ministerio de Economía y Competitividad. Este informe pone de manifiesto fundamentalmente una cosa: que la congelación de plazas en los organismos de investigación públicos ha supuesto un grave estancamiento en el acceso de las mujeres a las plantillas de esos organismos. Un sistema que produce un 58,3% de graduadas frente a un 41,7% de hombres, curiosamente consolida en la carrera investigadora a un 19,7% de mujeres frente a un 80,3% de hombres. ¿Qué quiere decir esto? Que partiendo de una igualdad de condiciones en el nivel de preparación y número (o incluso una desigualdad estadística a favor de las mujeres en el punto de partida) la restricción de plazas las castiga a ellas más. Anula su potencial. ¿Qué implica esto? Que cuando el Estado Social se debilita, debilita doblemente las posibilidades de las mujeres. Nuevamente las desposee.

Efectivamente existe una estructura de desigualdad mediada por las instituciones del Estado que no solo dificulta el aprovechamiento del potencial de las mujeres para que accedan a la carrera investigadora, sino que además paraliza su promoción una vez que han tenido acceso a ella. Esta desigualdad ahonda en la diferencia de estatus, poder, riqueza y reconocimiento que ya existía antes de la crisis.

El estudio es enormemente relevante porque explora las relaciones de desigualdad de género que vienen profundizándose con la crisis sin que hayan sido suficientemente visibilizadas. Por esta razón, como no siempre se incorpora esta perspectiva, les pido que en cualquier análisis al que tengan acceso sobre desposesión, desigualdad o índice de desempleo provocado por la crisis, piensen siempre que todo eso afectamente doblemente a las mujeres. Esto es de suma importancia porque entre otras cosas, hablamos de la mitad de la población.

Etiquetas
Publicado el
11 de julio de 2014 - 20:23 h

Descubre nuestras apps

stats