eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Economía de plataforma: más participativa y diversa

Dinámica de grupo en la cumbre 'Sharing cities' de Barcelona.

La economía de plataforma -aquella que se organiza en comunidades de usuarios que colaboran entre sí a través de una plataforma digital- está creciendo de forma rápida y exponencial. Se ha convertido en una de las principales prioridades de los Gobiernos de todo el mundo debido al fuerte impacto sobre la vida y el desarrollo económico de las ciudades. La disrupción de los casos más conocidos, por ejemplo, con las plataformas Airbnb y Uber, generan una gran controversia pública.

A pesar de los retos que suponen, estos nuevos modelos económicos pueden ser a la vez una gran oportunidad para crear una economía urbana más inclusiva, más participativa y diversa. Estudios de investigación recientes han desarrollado herramientas que sirven para diferenciar entre modelos de plataformas digitales y para identificar el impacto que tienen sobre las ciudades. Esta nueva economía se puede alinear con los intereses de la ciudad.

Existen modelos de éxito que son socialmente responsables, como son, por ejemplo, el procomún, el cooperativismo de plataforma y las organizaciones descentralizadas que se basan en una economía social y el conocimiento abierto.

Seguir leyendo »

Cuatro mitos de las hipotecas multidivisa

Desde que en la Asociación de Usuarios Financieros (Asufin) asumimos la defensa judicial de la hipoteca multidivisa, en 2012, y a pesar de obtener cada vez más sentencias favorables al consumidor, dos de ellas del Tribunal Supremo*, son muchas las personas que acusan a los afectados de listillos que quisieron “ganar duros a cuatro pesetas” y les exigen que asuman la consecuencias. Algunos, incluso, se preguntan cómo es posible que una familia haya optado por una hipoteca en yenes o francos suizos en lugar de una hipoteca tradicional. Pocos se hacen la pregunta al revés, cómo es posible que una entidad financiera haya puesto en circulación una hipoteca así en su red comercial.

Por su parte, las entidades financieras defienden sin rubor, tanto en los medios de comunicación como en sus escritos, argumentos que se han llegado a convertir en leyendas urbanas. ¿Quién no ha escuchado a María Dolores Dancausa, consejera delegada de Bankinter, decir que tienen que defenderse de demandas presentadas por notarios o por directivos de empresas cotizadas?

En los últimos seis años, en Asufin hemos escuchado la historia de más de 10.000 afectados, hemos estudiado más de 6.000 escrituras, además de acumular ingente documentación precontractual. Todo ello nos permite hoy, presentar datos que desmontan algunos de estos mitos sobre la comercialización de la hipoteca multidivisa en España.

Seguir leyendo »

Las pymes pasan a la ofensiva

Antoni Cañete es uno de los vicepresidentes de Plataforma Pymes.

La reciente creación de Plataforma Pymes, un nuevo espacio que aspira a representar los intereses de las pequeñas y medianas empresas españolas, ha agitado las aguas del mundo patronal. El nuevo movimiento no solo busca un reconocimiento de representación propia, al margen de la gran patronal CEOE, sino que su manifiesto fundacional evidencia una visión del mundo de la empresa y de la responsabilidad de los empresarios extremadamente crítica con los oligopolios y sus privilegios. Entre otros puntos, el documento aboga por vincular salarios y productividad, defiende una reforma fiscal que incremente el pago de impuestos de las grandes corporaciones y apuesta por un “capitalismo inclusivo” que fomente la equidad, en contraposición al “capitalismo neoclásico, financiero, clientelista, rentista y extractivo”.

“Es necesario tener una voz clara y sin intereses ocultos, que represente de verdad los intereses y valores de las empresas que operan en competencia, al margen de los monopolios, oligopolios y algunas grandes empresas. Estas, en defensa de sus privilegios de rentas excesivas operan en muchos casos con dinámicas contrarias a los intereses generales de las pymes y de la sociedad y, por regla general, tienen una capacidad de influencia y representación que determinan muchas de las decisiones que toman los diferentes gobiernos y reguladores”, señala el manifiesto.

La nueva entidad nace en buena medida por el impulso de la Plataforma Multisectorial contra la Morosidad, surgida en plena crisis para denunciar el trato que las grandes corporaciones dan a sus proveedores. El documento hace suyos los postulados de esta plataforma, que evidencia que los intereses patronales no necesariamente son comunes y que identifica un conflicto cada vez más pronunciado dentro de los empresarios, entre las grandes corporaciones y las pymes: “Se considera necesario aprobar y aplicar un régimen sancionador que ponga fin a la lacra de la morosidad de la cual se benefician principalmente las grandes empresas, sobre todo aquellas que tienen una posición de dominio en sus mercados, y las Administraciones públicas, socavando la competitividad y la viabilidad de las pymes”.

Seguir leyendo »

La difícil batalla contra la desigualdad

No hace falta ir demasiado lejos para encontrar ejemplos de lo complicado que resulta abordar la desigualdad. Así lo atestiguan las diversas propuestas que, en materia fiscal, ha lanzado el presidente del Gobierno en semanas recientes.  Por una parte, se comprueba que resulta imposible modificar la fiscalidad de instrumentos propios de grandes corporaciones o patrimonios, como las sicav o socimi. La libre circulación permite al capital operar desde otros países de la misma Unión Europea en los que la fiscalidad les resulte favorable. Por otra, el mínimo asomo de ajuste en otro tipo de impuestos provoca una reacción de enorme acritud por buena parte de lo que podríamos denominar poder económico, de manera similar a cómo se ha recibido la propuesta de aumento del salario mínimo.

Una primera aproximación al porqué de esa enorme dificultad nos lleva al campo de las ideas y, en concreto, al mundo que se define tras la caída del Muro de Berlín, hará ya 30 años. Acabar, afortunadamente, con el desastre soviético conllevó una hegemonía cultural que expresa, de manera paradigmática, Margaret Thatcher con su aforismo “la sociedad no existe, existen hombres y mujeres”. A partir de ahí, dos décadas de capitalismo globalizado y descontrolado generan una burbuja de bienestar que explosiona dramáticamente en 2007. En esos momentos de desconcierto absoluto, voces bienintencionadas, entre ellas la del entonces presidente francés, Nicolas Sarkozy, creían que era necesaria una refundación del capitalismo. Y 10 años después, poco más que indispensables ajustes en la regulación financiera, especialmente de la Zona Euro.

Y ahí radica la dificultad, las ideas que llevaron a la crisis siguen tan o más arraigadas que entonces. Conceptos como talento, meritocracia, economía colaborativa, creación de valor, disrupción… son proclamados, desde los púlpitos de las business schools, cual buena nueva que anuncia el advenimiento de un mundo apasionante. Un cuerpo doctrinal tan superficial e interesado como consolidado entre las élites globales. Por ejemplo, el recurso obsesivo al talento. Uno puede llegar a creer que hasta la aparición de las start-ups tecnológicas, el talento no se dio jamás en la humanidad. Si analizamos el uso, y abuso, del término, observaremos cómo resulta muy útil para legitimar la desigualdad. Siempre que pregunto cómo puede ser que en una corporación los salarios más elevados superen en 100 o más veces los más bajos, la respuesta es idéntica: se premia el talento. O cuando una empresa tecnológica soportada en repartidores a domicilio, con sueldos de miseria, alcanza un valor de mercado de cientos de millones, la explicación es la misma: no todos tienen talento. La fuerza de las palabras, especialmente cuando se utilizan de forma torticera, es enorme.

Seguir leyendo »

Viviendas fuera de mercado

Manifestación de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) en Barcelona.

Lo peor de la crisis financiera en España han sido los cientos de miles de familias que se han visto expulsadas de sus casas. Esta realidad ha quedado bien acreditada en diferentes estadísticas oficiales y a lo largo de las numerosas comparecencias en la comisión de investigación sobre la crisis financiera desarrollada en el Congreso de los Diputados. Sin embargo, el drama de los desahucios es solo la etapa final de una serie de circunstancias que caracterizan la grave situación en que se encuentra la vivienda en España. Hay varios aspectos que hay que abordar simultáneamente para remediar esta catástrofe social que nos diferencia tanto de los países europeos.

En primer lugar, hay que destacar el raquítico gasto público dedicado en España al acceso a la vivienda y al fomento de la edificación, que en 2016 ascendió al 0,15% del PIB, frente al 0,6% de media en la UE, según Eurostat. La construcción de viviendas sociales prácticamente ha desaparecido en nuestro país. De las más de 100.000 viviendas protegidas construidas anualmente durante las décadas de 1970 y 1980 se ha pasado a menos de 5.000 en 2017.

El segundo gran desafío es el minúsculo peso que ocupa la vivienda de alquiler social. En 2017, solo el 1,5% de las viviendas eran de alquiler social en nuestro país, frente al 30% en Holanda, el 24% en Austria y el 20,9% en Dinamarca.

Seguir leyendo »

¿Es razonable la pensión estratosférica con la que Francisco González se despide del BBVA?

41 Comentarios

Francisco González

El 1 de enero las pensiones en España se actualizarán de nuevo a partir de la inflación, pese a que el BBVA Research, el servicio de estudios del segundo banco español, viene advirtiendo de que ello "hará más vulnerable a la economía española". Pese a que casi la mitad de las pensiones de jubilación aún están por debajo del salario mínimo, el servicio de estudios del BBVA insiste en arremeter contra la supuesta generosidad del sistema público, a su juicio insostenible. Ese mismo día, el 1 de enero de 2019, el que ha sido máximo ejecutivo del BBVA durante casi dos décadas, Francisco González, podrá embolsarse una pensión generosa de verdad: 79,7 millones de euros de una tacada.

Obviamente, se trata de una pensión privada, nutrida con aportaciones que el banco fue realizando hasta 2010, año en que González cumplió 65 años, como parte de su retribución al margen del salario base y, por tanto, con un impacto fiscal mucho menor. Pero la magnitud de la recompensa económica, estratosférica, en una España que vislumbra de nuevo nubarrones económicos cuando las clases populares aún no se han recuperado de la crisis, reabre el debate sobre la brecha salarial y las enormes diferencias retributivas entre una ínfima minoría con salarios disparados y una gran parte de la población con cada vez más dificultades para llegar a fin de mes. No es un debate estrictamente español, sino que ha irrumpido con fuerza en el mundo económico occidental y algunos de sus actores emblemáticos: desde el diario británico Financial Times hasta Blackrock, la mayor gestora de activos del mundo, con sede en Wall Street- han encendido todas las luces de alarma y claman por algún tipo de reforma que al menos limite los excesos retributivos en los consejos de administración.

"Es ya evidente que con la crisis se han ampliado las diferencias entre los que más ganan y los que menos tienen y ello es uno de los elementos que más explican el auge de los populismos en muchos lugares", advierte Jordi Fabregat, profesor de Economía, Finanzas y Contabilidad de la escuela de negocios Esade, quien añade: “Muchas retribuciones son tan extraordinarias que tienen muy difícil justificación”.

Seguir leyendo »

Nómada o precaria: una generación de jóvenes doctoras

Claustro de la Universidad de Oviedo.

Las universidades públicas han cerrado sus puertas a las nuevas generaciones y, por ello, nos encontramos ante un problema de relevo generacional. Para quienes terminan el doctorado en España el futuro se presenta en forma de falta de expectativas. En realidad, las posibilidades que se abren para la mayoría son dos: la precariedad laboral o salir a trabajar al extranjero. Entre estas dos opciones, en mi caso elegí la segunda, pero bien podría haber optado por la primera. Renuncié a quedarme en mi ciudad y en mi universidad para poder tener un empleo decente por mi trabajo como investigadora. No soy un ejemplo aislado, al contrario, muchos jóvenes doctores y doctoras compartimos la impresión de que para poder continuar en la carrera académica es necesario adaptarse a una vida nómada que consiste en encadenar contratos posdoctorales allí donde se presenten; o quedarte en tu universidad de referencia acumulando experiencia docente en condiciones de absoluta precariedad. Es decir, hay dos opciones: hacer las maletas y tenerlas siempre preparadas o dejarse apisonar por unas condiciones de trabajo abusivas. O te vas o aguantas. 

Esto se debe a que los contratos de investigación posdoctoral en España, como los programas Juan de la Cierva y Ramón y Cajal, son extremadamente escasos y solo son accesibles para una minoría muy competitiva (que muchas veces también ha tenido que irse fuera para acumular méritos). Al mismo tiempo, las plazas de profesor/a ayudante doctor/a, que es el primer escalón de la carrera académica y docente tras la tesis, convocadas por las universidades se publican con cuentagotas y en muchos casos se utilizan para estabilizar al profesorado en situación precaria y no para el nuevo ingreso de jóvenes doctores y doctoras. En mi caso, de nuevo la movilidad geográfica me ha permitido estabilizarme y volver a España para continuar mi carrera en una universidad distinta donde me doctoré. Como me decía una amiga cuando me fui de España: “piensa que te vas para poder volver”. 

Intento fallido

Seguir leyendo »

Bancos: abusos en masa, soluciones colectivas

Vivimos en una economía en red cada vez más centralizada. Grandes empresas tecnológicas y financieras dominan el mercado. Los clientes se convierten en usuarios. La protección del consumidor se debilita. Cada vez son más frecuentes los abusos en masa. A su vez, los usuarios se organizan en grupos de afectados y denuncian los fraudes. Así se desvela el cobro de comisiones abusivas, la existencia de contadores falseados y el traslado al consumidor de riesgos no advertidos. Se descubren las malas prácticas, pero no se repara al consumidor ni se cambia la conducta infractora. Se deja de compensar a los viajeros con vuelos cancelados, se manipulan los motores diésel sin ofrecer alternativas y se incluyen suelos abusivos en los préstamos hipotecarios que garantizan un margen de negocio a los bancos.

Millones de personas se ven afectadas por estas malas prácticas. Hay una sensación de impunidad. El sector que está a la cabeza del abuso al consumidor es el financiero y, en este sector, el país con mayor número de contenciosos es España.

El Parlamento Europeo ha estudiado la situación y ha realizado propuestas. Los expertos coinciden en la necesidad de crear autoridades protectoras del consumidor financiero que puedan servir de ejemplo para otros sectores. Desde la Comisión Europea se proponen acciones colectivas y mecanismos alternativos de resolución de conflictos. En España, se crean juzgados especiales para tramitar demandas individuales que nacieron atascados y que ya están dejando de señalar vistas. 

Seguir leyendo »

"En diez años lo raro será no tener autoconsumo en casa"

Jorge Morales de Labra, vicepresidente de la Fundación Renovables.

Defensor incansable de las energías renovables, Jorge Morales de Labra acumula dos décadas de experiencia en el sector eléctrico. Empresario, activista y divulgador, es capaz de explicar en un lenguaje comprensible al gran público los intríngulis de un sistema cuya complejidad esconde con frecuencia privilegios e ineficiencias que hinchan la factura de la luz. Este madrileño de 42 años dirige Geoatlanter, una pequeña empresa energética que genera y comercializa su propia electricidad, y forma parte de la junta directiva de la patronal fotovoltaica UNEF. Además, es vicepresidente de la Fundación Renovables y miembro de la Plataforma por un Nuevo Modelo Energético. Su primer y único libro hasta la fecha se titula Adiós, petróleo (Alianza, 2017).

Sentado en su luminoso despacho de Pozuelo de Alarcón (Madrid), Morales de Labra conversa con Alternativas Económicas en un momento de transformación del sistema eléctrico español. El Ejecutivo de Pedro Sánchez ha aprobado una serie de medidas para reducir la factura de la luz para familias y empresas, entre ellas la eliminación del llamado impuesto al sol, que gravaba desde 2015 el autoconsumo de familias y empresas, la suspensión temporal del impuesto del 7% a la generación eléctrica y la ampliación del bono social eléctrico para las familias vulnerables.

¿Por qué no deja de subir el precio de la electricidad en España?

Seguir leyendo »

El sistema monetario internacional ante una nueva recesión

Sede del Banco Central Europeo en Fráncfort.

El Fondo Monetario Internacional (FMI), instituciones económicas y muchos expertos pronostican una próxima recesión económica. Una de las principales causas es el elevado aumento del endeudamiento mundial. Según el Instituto Internacional de Finanzas, la deuda global alcanza ya 233 billones de euros, el 324% del PIB.

Para salir del abismo originado por la crisis económica de 2007 los bancos centrales se vieron obligados a una fuerte expansión monetaria. Con abundante liquidez financiera en el mercado y un coste irrisorio del dinero, la economía ha recuperado el crecimiento, pero el ciclo económico no se puede dar por cerrado hasta que el endeudamiento de los bancos centrales y el tipo de interés vuelvan a la normalidad. La confianza en el Sistema Monetario Internacional (SMI) y en las principales monedas se mantiene, pero si se perdiera la confianza en ellas la situación sería muy delicada.

Una vez conseguida la recuperación económica, la Reserva Federal estadounidense está aumentando el tipo de interés y el Banco Central Europeo ha anunciado que dejará de comprar deuda y subirá el coste del dinero. 

Seguir leyendo »