eldiario.es

9

Turismo de cementerios: un circuito cultural gratuito

En los últimos años cobra auge una nueva corriente turística que se ha centrado en recorrer los camposantos insertos en la Ruta Europea de Cementerios por su valor artístico, histórico y patrimonial.

De este itinerario cultural, catalogado por la Comisión Europea a la altura del Camino de Santiago o el Legado Andalusí, forman parte tres cementerios de Andalucía: La Salud en Córdoba, Monturque (Córdoba) y Granada.

Tumbas de personajes ilustres, obras de arte funerarias esculpidas o pintadas, patrimonio arqueológico, ingeniería urbana y el poso de la Historia se concentran en la visita gratuita a los cementerios, aún bajo el velo de la superstición.

Obras de arte arquitectónicas, esculturas, arqueología, distintos modelos de ingeniería urbanística, la huella de siglos de Historia en una ciudad y personajes ilustres. Todo eso se condensa en el turismo de cementerios, una visita cultural a los camposantos, de manera gratuita y sin largas colas de espera, que en los últimos años cobra cierto auge dejando a un lado la superstición.

Tanto es así, que el turismo de cementerios o necroturismo ha dejado de verse como una tendencia oscura y ha pasado a ser un elemento más de las visitas que los turistas hacen en una determinada ciudad para conocer la historia, el urbanismo, obras artísticas o las tumbas de personajes ilustres. Y eso, los ayuntamientos y otras administraciones, lo saben.

De hecho, reconociendo que las visitas a los cementerios van en aumento, la Comisión Europea catalogó en 2010 la Ruta Europea de Cementerios como “itinerario cultural”, a la misma altura que el Camino de Santiago, el Legado Andalusí o la Ruta de los Fenicios.

Se trata de un itinerario cultural en el que se inscriben 63 cementerios de veinte países europeos por su valor patrimonial, histórico y artístico. Y de él forman parte 18 camposantos en España, de los cuales tres están en Andalucía: Nuestra Señora de la Salud (Córdoba), el del municipio de Monturque (Córdoba) y el de Granada.

Desde Valladolid o Valencia, de visita al cementerio de Córdoba

Jaime, músico vallisoletano, visita a una amiga en Córdoba durante unos días y ha aprovechado las horas más frescas de la mañana para visitar el cementerio de Nuestra Señora de la Salud. Su interés es conocer las tumbas donde están enterrados los toreros más ilustres de la ciudad: Manolete, Guerrita, Lagartijo y Machaquito, los denominados Califas del toreo.  

"Esto forma parte de la vida", dice en referencia al porqué de la visita al cementerio, al que acude "con curiosidad" y, aunque dice no tener un "interés especial" por el arte funerario, sí comenta que ha visitado "más de uno y más de dos" camposantos cuando viaja.

Manolete


En este caso, su 'encuentro' con la tumba de Manolete tiene una anécdota especial. Y es que en su casa siempre ha estado presente la fecha de la muerte del torero cordobés (1947), esculpida en la imponente lápida con la estatua yacente del matador, "porque es el día en que nació mi hermana".

El mismo recorrido para visitar las tumbas de los toreros y los panteones de familias ilustres cordobesas es el que han hecho también a primera hora de la mañana cuatro amigos que viajan desde Valencia. Josefina y Rafael, con sus respectivas parejas, mapa en mano, visitan Córdoba y entre las paradas de su itinerario han escogido el cementerio de La Salud: la fachada neoclásica les recibe y, en su interior, junto a panteones eclécticos van a conocer esta parte de la historia que les ofrece la ciudad, una visita identificada bajo el nombre de 'La Ciudad de los Recuerdos'.

Un atractivo turístico más para atraer visitantes

Y es que, como cuenta el encargado de una de las oficinas de turismo municipales en Córdoba, "sí que hay gente que viene preguntando por la visita al cementerio, sobre todo para ver las tumbas de los toreros". Allí, reciben un folleto con los horarios de apertura y cierre del camposanto y lo más destacado que van a encontrar en su visita, delimitada por items informativos en el propio cementerio en cada uno de los lugares destacados de la ruta.

En pequeños municipios como es el caso del municipioc ordobés de Monturque, con apenas 2.000 habitantes, su cementerio es el principal atractivo turístico. Se trata del único camposanto de España que contiene en su interior una zona arqueológica declarada Bien de Interés Cultural, en la que se encuentran unas cisternas romanas que se descubrieron en el siglo XIX, cuando una epidemia de cólera obligó a ampliar el cementerio.

En el tercer camposanto andaluz incluido en la Ruta Europea, en Granada junto a la imponente Alhambra, se encuentra el cementerio municipal que pertenece precisamente a este conjunto arquitectónico. Muy próximo a la entrada de los palacios nazaríes, guarda vestigios arqueológicos del palacio árabe de Alixares (siglos XIII y XIV), de un pequeño fuerte y de un sistema de canalización construido a comienzos del siglo XIX.

Como en otras ciudades, el turismo de cementerios se ve como un atractivo más para que los turistas acudan a la ciudad y amplíen su visita a la misma. En Europa hace ya años que no solamente son conscientes de su potencial turístico, sino que además se ha logrado que el necroturismo se alce con el reconocimiento internacional dentro del sector turístico.

De hecho, el reconocimiento del turismo de cementerios como un atractivo más para captar visitantes se va generalizando y así lo consideran quienes trabajan en el sector. Según el portal especializado en tendencias sociales www.tendencias21.net, el necroturismo "es uno de los sectores con mayor auge en el continente y en el mercado español las propuestas se multiplican".

Y muestra de ello es también la actividad desarrollada por la Asociación Europea de Cementerios Singulares, organización que incluye cada vez más camposantos españoles en su listado de sitios destacados en el continente. No deja de ser un concepto nuevo de turismo cultural, centrado en algo tan antiguo como la vida misma.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha