La portada de mañana
Acceder
Casado lanza al PP a la calle contra el Gobierno
ESPECIAL | Una invasión biológica imparable se extiende por España
OPINIÓN | Mundo rico y estúpido, por Antón Losada

Denuncian jornadas de 80 horas semanales en la reparación de cruceros en Puerto Real con contratos por la mitad

Cruceros en el puerto de Cádiz.

El Ministerio de Defensa ha autorizado la construcción de un buque de intervención subacuática en Puerto Real que dará trabajo por más de tres años, pero en los últimos meses ha sido la reparación de cruceros la que ha garantizado actividad en los astilleros de Cádiz y Puerto Real. Mientras, San Fernando se centra en la construcción de corbetas para Arabia Saudí.

Otro Plan Estratégico para Navantia: la enésima reinvención del astillero gaditano

Otro Plan Estratégico para Navantia: la enésima reinvención del astillero gaditano

La buena noticia es que han llegado a ser unos 1.400 los trabajadores que han participado entre Cádiz y Puerto Real, ya que han sido ocho los cruceros que han acudido a estos astilleros para someterse a labores de mantenimiento y reparación. La mala es que las condiciones de trabajo no han sido las ideales.

Del astillero de Puerto Real se ha marchado a primeros de octubre el crucero Carnival Radiance, que se sometió a trabajos de puesta a punto y reparación. El comité de empresa puertorrealeño ha denunciado a inspección de trabajo que ha habido incumplimientos graves del convenio colectivo del metal porque en torno a mil trabajadores de la industria auxiliar han trabajado por encima de las horas que fija el contrato. Algunos operarios han trabajado 80 horas semanales cuando estaban contratados para trabajar 40. Los plazos cortos marcados por la naviera han provocado este fraude de ley.

"Las horas extraordinarias están prohibidas por convenio"

Manuel Balber, presidente de la Coordinadora de Trabajadores del Metal Bahía de Cádiz (CTM) lamenta los hechos: "Las horas extraordinarias están prohibidas por el convenio. Echarlas es un fraude de ley, aunque esto se ha hecho toda la vida y los comités miraban para otro lado. Ahora el comité de Navantia Puerto Real ha denunciado esto públicamente porque los trabajadores acaban reventados. Esta práctica puede conllevar accidentes y quita puestos de trabajo a otros compañeros". El escenario es de trabajadores que echan 12 horas cada día, de lunes a domingo, sin descanso. "Inspección de Trabajo no hace nada", afirma Balber.

Desde que el crucero entró en el dique en Puerto Real se han necesitado, de media, entre 500 y 550 operarios de industria auxiliar. Todos los meses en los que estuvo el barco parado por la pandemia, Navantia aportó unas 60 personas de plantilla para labores de asistencia básica.

El comité de empresa de Puerto Real ha informado que desde la Dirección de Producción de Reparaciones Bahía de Cádiz se está insistiendo a las empresas auxiliares en la obligatoriedad de respetar los descansos legalmente establecidos. Se ha dado traslado de la necesidad de trabajar a tres turnos y sin hacer horas extras en el turno de noche. Navantia no se hace responsable de estas horas extras pero se ha comprometido a imponer sanciones económicas o la rescisión contractual a las empresas en caso de reiteración de los incumplimientos.

"No hay conciliación familiar ni nada"

"No hay conciliación familiar ni nada. Media hora o una hora para comer y mucho es. Yo vivía en Cádiz, pero hay compañeros de otros puntos de la provincia y llegaban a sus casas para comer, ducharse y acostarse antes de volver. Pero hay quien no quiere dejar ese ritmo para no perder los 500 euros extras que se cobran así", afirma Diego Rodríguez, vicepresidente de la CTM.

José Muñoz, secretario general de FEMCA, señala al respecto que "hay un trabajo de la industria auxiliar que lo hace en función de unos plazos con la tractora y el armador y deben cumplir el convenio colectivo vigente o atenerse a las consecuencias".

La Federación de Empresarios del Metal de la provincia de Cádiz (FEMCA) mantuvo a mediados de octubre una reunión en Madrid con el presidente de Navantia, Ricardo Domínguez. De allí salió el compromiso de hacer partícipe a la industria auxiliar de su planificación con la mayor antelación posible.

Navantia deja en manos de empresas auxiliares estos trabajos y desde la CTM se reclama una mayor implicación. "No aporta mano de obra directa, son todos contratos auxiliares. Es lamentable que todo se externalice, reclamamos que Navantia tenga su mano de obra y que después se complemente con empresas auxiliares para cosas puntuales". Este medio ha intentado ponerse en contacto con algunas de estas empresas, pero no han querido hablar sobre esta situación.

Etiquetas
Publicado el
24 de octubre de 2021 - 20:08 h

Descubre nuestras apps

stats