“Ojo con tocar los sentimientos religiosos”: la amenaza del obispo de Córdoba por la demolición de la 'Cruz de los Caídos' franquista en Aguilar

Imagen de la cruz franquista de Aguilar de la Frontera (Córdoba).

“Ojo con tocar los sentimientos religiosos, ahí quedará la respuesta en su momento”, es la amenaza del obispo de Córdoba, Demetrio Fernández, aludiendo a la próxima demolición de la ‘Cruz de los Caídos’ franquista en Aguilar de la Frontera. “Mantenemos el derribo por la vinculación que ha tenido siempre con el franquismo”, asegura por su parte la alcaldesa del pueblo cordobés, Carmen Flores.

La queja por símbolos franquistas en iglesias llega hasta el Papa

HEMEROTECA | La queja por símbolos franquistas en iglesias llega hasta el Papa

La polémica por las retiradas de este tipo de símbolos de apología del fascismo y enaltecimiento de la dictadura está llena de episodios controvertidos. Con el paradigma del Valle de los Caídos que mantenía la momia del dictador, Francisco Franco.

Uno de los últimos casos, como ejemplo, está en Cáceres (Extremadura). Ahí el Gobierno de España insta al Ayuntamiento a desmantelar la Cruz de los Caídos que "contribuye a perpetuar el recuerdo del odio y el enfrentamiento entre españoles en contra del modelo constitucional de convivencia". Del otro lado, la ultraderecha de Vox sigue buscando el 'indulto' para el monumento franquista incluso con una iniciativa en la Cámara Baja que solo apoyó el PP.

La Ley de Memoria Histórica estatal requiere que las Administraciones retiren "escudos, insignias, placas y otros objetos o menciones conmemorativas de exaltación, personal o colectiva, de la sublevación militar, de la Guerra Civil y de la represión de la Dictadura", según el artículo 15, sobre símbolos y monumentos públicos. En términos similares, la legislación andaluza extiende la "exhibición pública" al "callejero" y "elementos adosados a edificios públicos o situados en la vía pública".

“Que se atengan a las consecuencias”, advierte

“Ahí están los sentimientos religiosos, por eso que nadie los toque. O si los toca, que se atenga a las consecuencias. Los cristianos no somos violentos, pero tomamos nota. Cuando lleguen las próximas elecciones tenemos en cuenta si han respetado nuestros sentimientos religiosos o no. Ojo, que eso queda ahí”, declaró el obispo de Córdoba, Demetrio Fernández, durante la misa del domingo 17 de enero de 2021, retransmitida en directo por Canal Sur Radio y Televisión.

El prelado fue el encargado de presidir la eucaristía para honrar la devoción al Niño Jesús de Praga tan arraigada en Aguilar de la Frontera. Y en su homilía, “el pastor de la Diócesis recordó la importancia que tiene hoy defender los sentimientos religiosos justamente cuando el ayuntamiento de la localidad ha ordenado la demolición de la cruz del convento de las Carmelitas Descalzas de Aguilar en aplicación de la ley de Memoria Histórica", como destaca en su web la Diócesis de Córdoba.

“Hay quienes piensan que los sentimientos religiosos no cuentan y no es así. Claro que cuentan. Un claro ejemplo es que esta misa en Canal Sur está dando unas cifras de audiencia magníficas porque el pueblo andaluz es un pueblo religioso”, en palabras del obispo de Córdoba. “He puesto el ejemplo de la misa, podía poner otros ejemplos que también suceden en Aguilar en estos días”, remató.

El origen de la Cruz, “un símbolo fascista”

“Para mí lo que diga el obispo de Córdoba no va a misa”, afirma la alcaldesa de Aguilar de la Frontera, Carmen Flores (Izquierda Unida), en declaraciones a elDiario.es Andalucía. “Mantenemos el derribo –de la Cruz de los Caídos– por la vinculación que ha tenido siempre con el franquismo”, en palabras de la primera edil.

“La cruz se demolerá, aunque no está terminado el procedimiento”, subraya. “En el recorrido para retirarla aplicando la Ley de Memoria vemos que no es posible, por determinadas circunstancias” que la alcaldesa no ha querido desgranar por “toda la polémica que se está generando”. En todo caso, dice, un “informe de Cultura señala que no debe haber nada cerca de la iglesia, que es un BIC (Bien de Interés Cultural), e impida contemplar ese edificio sin obstáculos alrededor”.

“El origen es un símbolo fascista, por mucho que le quiten placas, que se adornen, que se blanqueen o lo que sea, sigue siendo la Cruz de los Caídos y no tiene otra lectura, está identificada con el golpe de Estado”, explica Cecilio Gordillo, coordinador de Recuperando la Memoria de la Historia Social de Andalucía (RMHSA-CGT.A). El grupo de trabajo ha iniciado una campaña para confeccionar un catálogo sobre la pervivencia de las llamadas 'Cruces de los Caídos' en los espacios públicos.

"Aunque se niegue o reduzca su importancia, la ocupación simbólica de los espacios públicos es una cuestión de especial importancia en la vida ciudadana y en la conformación cultural de nuestra sociedad", sostiene el colectivo memorialista. Las llamadas 'Cruces de los Caídos' son “elementos discriminatorios y revanchistas que proclamaban y remachaban la victoria de quienes se sublevaron mediante las armas el verano de 1936 contra el régimen constitucional de ese momento”, apunta RMHSA.

La "descontextualización" del símbolo franquista

“Sin embargo, todavía hoy, continúan adornando y ocupando el espacio público en muchos lugares de nuestro país” y, en muchos casos, con la excusa de su “descontextualización” una vez retirados “algunos de sus elementos más hirientes simbólicos o blanqueándolos con textos generalistas e inclusos ridículos como por ejemplo “a todas las víctimas de las guerras de España”, subrayan.

“Es mentira lo que dice este hombre”, señala Cecilio Gordillo en alusión al obispo de Córdoba. Y continúa: “No hay ofensa a los elementos religiosos, eso no es un símbolo religioso porque los franquistas también fusilaron a muchos cristianos, y como es un símbolo de odio, de apología del golpe de Estado, el primer interesado en quitar esas cruces debía ser la propia Iglesia para separarse del franquismo”.

“El problema”, prosigue, “es que pasados 40 años de la muerte de Franco el único análisis que hacen los alcaldes es que “si quito la cruz, pierdo votos’, y esta situación deja con el culo al aire la formación de muchos políticos”. Hay múltiples ejemplos, “están en Cáceres, en Córdoba capital y muchas más”, apunta. Y en muchos pueblos como en el que, adelanta a este diario, van a presentar una iniciativa para retirar un símbolo franquista similar: “La semana que viene pedimos desmantelamiento de cruz de los caídos de Peñaflor” (Sevilla).

Etiquetas
Publicado el
18 de enero de 2021 - 16:07 h

Descubre nuestras apps

stats