“Poco a poco se va sabiendo lo que tenemos en Andalucía con Sierra Nevada”

Reyes Santa Olalla, directora deportiva de Sierra Nevada.

Reyes Santa Olalla ha sido durante un buen puñado de años el mascarón de proa del freestyle español y su adiós a las competiciones no ha significado más que un punto y seguido en su relación de amor y pasión con la nieve. La malagueña de 32 años, campeona de España en 13 ocasiones, es la actual directora deportiva de Sierra Nevada y basta una conversación con ella para apreciar en su personalidad algunos de los valores más potentes de la estación de esquí andaluza, especialmente la vitalidad, el optimismo y el amor por la nieve. Ella vivió como competidora dos campeonatos mundiales similares al que en unos días pondrá a Sierra Nevada en el punto de mira del esquí mundial. Ahora, desde el otro lado, disfruta tanto o más de lo que está por venir en las laderas del macizo granadino.

-¿Cómo se siente entre las paredes de un despacho una deportista acostumbrada a ‘volar’?

La verdad es que si me hubieran dicho cuál es el trabajo perfecto una vez que me he retirado, habría escogido el que estoy haciendo en Sierra Nevada. No me siento encerrada entre cuatro paredes ni mucho menos. Soy la directora deportiva de la estación y estoy mucho tiempo en las pistas, viendo a los chicos entrenar, pendiente de las instalaciones… el puesto me permite mucho margen para estar pisando nieve. Me gusta mucho mi trabajo y tengo la certeza de estar donde quiero estar. Sigo en la montaña.

-¿Cuáles son sus objetivos como directora deportiva de Sierra Nevada?

Al tener mucha experiencia en el mundo de la competición puedo aplicarla para hacer las cosas de la mejor manera. Conozco las situaciones, conozco los equipos, sé cómo entrenan… y creo que puedo hacer mucho por ellos y por la estación. El objetivo es crecer.

-¿Dónde está situada Sierra Nevada en el panorama mundial del esquí en sus distintas modalidades? ¿Está ya en la elite? ¿Desde cuándo?

En la élite mundial se posicionó con los Mundiales de 1996, que sin duda supusieron un antes y un después a todos los niveles. A partir de 2007 hubo otro cambio muy importante: se empezaron a traer Copas de Europa de Freestyle y Campeonatos de España; y la estación apostó con fuerza por ese cliente nuevo, más joven. Sierra Nevada se remodeló, concentró su apuesta por el Freestyle en la Loma de Dílar y la FIS empezó a organizar competiciones cada vez a más nivel: Copas de Europa, Copas del Mundo, Mundiales júnior, la Universiada… Y, obviamente, eso es la élite mundial

-¿Sabemos realmente lo que tenemos en Andalucía con nuestra estación de esquí?

Yo creo que se está haciendo un buen trabajo y poco a poco se va sabiendo. Todavía hay gente que te encuentras y no ha esquiado nunca o nunca ha subido siquiera a la Sierra, pero no ya de Andalucía, sino de Granada. Se está trabajando mucho para que los niños empiecen a querer venir a Sierra Nevada. Tenemos muchas promociones con colegios, con la Junta, con la Diputación… incluso algunos programas gratuitos. Hoy por hoy puedes acceder con niños a la nieve a precios muy económicos. Además, las competiciones, como este Mundial de Freestyle y Snow, nos ayudan mucho a seguir posicionándonos.

-¿Qué le falta a Sierra Nevada para crecer todavía más?

Lo que ofrecemos es mucho y de mucha calidad. Sí tenemos que crecer más en el aspecto de competición: seguir apostando por la cantera, seguir mejorando la formación de los entrenadores y de los clubes. Estamos en muy buena línea, y en eso tenemos que seguir para ser más grandes.

-¿Qué vamos a encontrar en Sierra Nevada 2017? ¿Cuál es su principal atractivo/potencialidad?

Llevamos varios años organizando eventos de primer nivel en Sierra Nevada y esa experiencia es de por sí un aval para que confíen en nosotros. Hay muchos atractivos. Es la primera vez que vamos a tener unos ‘aerials’ (aerials en Freestyle ski y big air en snow) y además serán nocturnos. La pista Neveros está muy cerca de Pradollano y serán pruebas muy urbanas y un auténtico espectáculo digno de ver. Y vamos a ver a los mejores del mundo en cada disciplina. Son deportistas de alto nivel que, además, tienen a un año vista los Juegos Olímpicos y para muchos de ellos la cita de Sierra Nevada es clasificatoria.

-¿Qué no deben perderse los espectadores?

Sin duda, las cuatro finales nocturnas. Y los baches, claro, que es lo que yo hacía y es la disciplina que más me gusta. Las finales iluminadas serán verdaderos espectáculos, tanto el ‘aerials’ y el ‘big air’ como los dos ‘half pipes’, el de esquí y el de snow.

-¿Qué opciones de podio tienen los nuestros? 

En el equipo de snowboardcross tenemos tres competidores a los que espero ver muy arriba en la clasificación: Regino Hernández, Lucas Eguíbar y Laro Herrero. A los dos primeros, a uno u otro, y ojalá a los dos, espero verlos en el podio. En cuanto a Queralt Casteller, tiene a una china apretándole mucho, pero si hace unas buenas rondas, estoy segura de que también puede hacer podio.

-¿Josito Aragón es el futuro? ¿Le augura éxitos?

Lo es, tiene un gran futuro. Está haciendo triples y en el momento en que salte y caiga bien, cuando lo clave, va a estar arriba. Es muy joven, está entrenando muy bien, tiene muy buena cabeza. Hay otros andaluces también, que van participando en pruebas de Copa de Europa y a los que estamos intentando ayudar para que puedan participar en este Campeonato, que sería coger una gran experiencia para ellos y les ayudaría a seguir creciendo.

-¿Hay cantera en el freestyle español para un futuro próximo?

Poco a poco va saliendo y Josito es un claro ejemplo. Cuesta trabajo, porque ya sabemos que los deportes de invierno son caros, pero se trabaja en buena línea. Hay que invertir más y mejorar la formación de los entrenadores. Creo que se está yendo por el buen camino.

-¿Cuál es su mejor recuerdo de su extensa vida deportiva? ¿Y el peor?

Me quedo con cualquier podio de los logrados o con haber competido en dos Campeonatos del Mundo. El balance de mi carrera es muy positivo. El peor recuerdo es el sinsabor por quedarme fuera de los Juegos de Vancouver y después de los de Sochi, pero todo lo que me ha pasado, lo bueno y lo malo, me ha servido para aprender y hacerme más fuerte. Me ha ayudado a convertirme en la persona que soy. En un balance general, creo que mi vida deportiva ha sido muy positiva y me ha permitido hacer un montón de cosas. No he tenido toda la ayuda que me hubiera gustado pero pese a ello he disfrutado al máximo, he entrenado y competido con los mejores y al máximo nivel, he podido vivir en los Estados Unidos, he sido campeona en Copas de Europa, top 25 mundial… el balance global es muy bueno.

¿Nos podemos fiar de los jueces de las competiciones de freestyle? ¿Hay muchos desacuerdos con sus notas? ¿Son realmente objetivos?

Lo deseable es que sean objetivos, pero ya sabemos que los deportes valorados por jueces nunca lo son del todo. Sabemos que cuando hay favoritos, y países dominantes como Canadá o Estados Unidos, casi siempre sus puntuaciones son más altas que las de otros países con menos peso. Lo que sí creo es que no suele haber desacuerdos en la parte de arriba de las clasificaciones. Normalmente gana quien tiene que ganar. En puestos más retrasados de las clasificaciones sí hay más reclamaciones.

-¿Cómo fue su experiencia con los jueces cuando competía? ¿Alguna vez se ha planteado ser juez?

Mi experiencia con las notas ha tenido de todo. Al ser española y partir aparentemente de un nivel más bajo, su base para puntuar también era más baja. Alguna vez ha pasado que creía que debería estar un poco más arriba en la clasificación. Nunca me he planteado ser juez, no me atraído, lo que si me atrajo fue ser delegada técnica, pero por el momento no podré hacerlo, aunque no lo descarto.

¿Qué tal la experiencia como comentarista para Eurosport?

Está siendo muy positiva. No es nada fácil, porque los trucos cambian con mucha velocidad y prácticamente cada día hay saltos nuevos. Se hacen retransmisiones muy dinámicas en Eurosport y nos compenetramos bien. Yo las disfruto mucho.

-Por último, defina Sierra Nevada en pocas palabras

Aunque suene a topicazo, Sierra Nevada es sol y nieve. Es una estación privilegiada. Poder subir al Veleta y contemplar Marruecos y todas las vistas, o subir a la Laguna y ver todo lo que tienes… Sierra Nevada aparte de estación de esquí lo es estación de montaña y se puede disfrutar de muchas maneras. Ahora la estoy descubriendo en otra faceta, Sierra Nevada como montaña. Y me parece espectacular.

Etiquetas
Publicado el
22 de febrero de 2017 - 13:08 h

Descubre nuestras apps

stats