Andalucía Blogs y opinión

Sobre este blog

Desdeelsur es un espacio de expresión de opinión sobre y desde Andalucía. Un depósito de ideas para compartir y de reflexiones en las que participar

Perseverar en la mirada sexista

Concentración feminista el 8 de marzo en Bilbao

0

El varón es la unidad básica con la que se mide el mundo. Constituye el eje central sobre el que gira la vida, lo normal, e incluso lo neutro, como es el caso del español, cuyo intento de contrarrestar a través del lenguaje inclusivo (no siempre certero) ha originado encendidas arengas de sus irritados detractores. El punto de vista masculino es la ventana desde donde se asoman todas las disciplinas: la ciencia, las artes, la economía, la política, la filosofía, la sociología, la historia. Una mirada torcida que ha dejado milenariamente fuera de foco a la mitad de la humanidad, las mujeres, relegadas a la categoría de minoría accesoria, a un papel secundario y de complemento. Perseverar en esta óptica sesgada es perseverar en el sexismo, la desigualdad y la injusticia social.

No se trata de ningún descubrimiento revolucionario. La Unión Europea aprobó hace casi 20 años incorporar la perspectiva de género en las políticas generales (no solo en aquellas acciones específicas en favor de la mujer) como un instrumento sistémico para conocer el impacto en la parte femenina y corregir los posibles efectos adversos. Consiste en evaluar acuerdos y leyes con este enfoque, y que en su confección se tengan en cuenta también las experiencias y preocupaciones de las mujeres. La perspectiva de género resulta fundamental para los gobiernos, pues puede llegar a determinar la eficacia o el fracaso de políticas que, aun siendo bienintencionadas, caen en los olvidos consustanciales a esa percepción escorada con tradición de siglos que todavía impera.

Vox se ha cobrado su correspondiente pieza feminista y de modernidad a cambio de apoyar las cuentas del Ejecutivo de Juan Manuel Moreno Bonilla, quien ha rubricado junto a Juan Marín el compromiso de auditar estos informes para ver si los suprimen

La Junta de Andalucía introdujo esta herramienta de estudio en 2003 en los presupuestos y paulatinamente en el resto de la producción legislativa. Ahora está en el aire. Un vez más, Vox se ha cobrado su correspondiente pieza feminista y de modernidad a cambio de apoyar las cuentas del Ejecutivo de Juan Manuel Moreno Bonilla, quien ha rubricado junto a Juan Marín el compromiso de auditar estos informes para ver si los suprimen. La ultraderecha los cree "inútiles" y un "gasto ineficiente", como en los anteriores presupuestos dijeron que las asociaciones de mujeres (a las que han dejado sin dinero) son chiringuitos, o que la violencia machista no existe (gastamos ya dinero en un absurdo teléfono de la supuesta violencia "intrafamiliar"). Quizás las consecuencias no serán inmediatas, pero llegarán.

La perspectiva de género es una estrategia global que no solo se aplica a la política y la economía. El hallazgo del sexismo en la ciencia es asombroso, y en cierto modo aterrador. La doctora Carmen Valls acaba de actualizar un libro que editó en 2006, Mujeres invisibles para la medicina (Capitán Swing, 2020), en el que habla del sesgo de los tratamientos. Por ejemplo, de los síntomas del infarto de miocardio, completamente distinto en la mujer e identificados hasta hace muy poco como ansiedad porque no se la había tenido en cuenta en los ensayos clínicos. Otros informes apuntan que la mayoría de los fármacos se diseñan para varones, y cuando se experimenta con animales se elige preferentemente a los machos. El patrón es abrumadoramente masculino.

En la cultura ocurre otro tanto de lo mismo. Virginia Woolf dejó dicho que en muchas ocasiones históricas, "anónimo" fue una mujer, como están demostrando publicaciones de la invisibilidad femenina en pintura y literatura , por no abundar en la historia, donde la presencia de la mujer ha sido borrada a conciencia. La asignatura pendiente es conseguir que el acercamiento del universo femenino se aleje de lo monográfico, como una cuestión curiosa para conmemorar en fechas como el 8 de marzo, y que la perspectiva de género sirva para que el relato del mundo esté perfectamente integrado.   

La involución que espolea Vox es contagiosa, expansiva y mucho más tóxica de lo que se quiere ver. No son cosillas menores, ni detalles sin importancia --aunque la pretendida supresión de la perspectiva de género haya pasado prácticamente inadvertida--; el pensamiento retrógrado que logra embutir en el Gobierno andaluz es una completa doctrina reaccionaria que nos hace desandar décadas. Gracias a los análisis de género sabemos de la brecha salarial, y que la pandemia ha mandado al paro a más mujeres que hombres. Vox tiene muy claro hacia dónde dirigir sus cañones: derribar el enfoque de género es variar el rumbo y desactivar políticas transversales minuciosamente engarzadas. Hay que reconocer que le ha cogido el punto exacto al efecto multiplicador.

Sobre este blog

Desdeelsur es un espacio de expresión de opinión sobre y desde Andalucía. Un depósito de ideas para compartir y de reflexiones en las que participar

Etiquetas
Publicado el
25 de noviembre de 2020 - 19:40 h

Descubre nuestras apps

stats