eldiario.es

9
Menú

Fin de la campaña andaluza: entre el optimismo y la incertidumbre

Los cinco partidos con posibilidades terminan una campaña decisiva tanto a nivel regional como nacional.

La primera cita electoral de 2015 se verá como el termómetro de lo que puede suceder en las próximas convocatorias a las urnas.

31 Comentarios

- PUBLICIDAD -

El último día de campaña ha terminado para todos entre el optimismo y la incertidumbre. Todos los partidos a los que el CIS incluye en el próximo Parlamento andaluz se dan ganadores (que es lo propio para el  fin de fiesta) y esperanzados (aunque cada uno con expectativas distintas). Pero todos coinciden en señalar la especial incertidumbre que se respira en esta convocatoria cuya incógnita se despejará en las urnas este domingo.

Susana Díaz: "No temo a nada, solo que me miren a los ojos y digan que fallé"

Susana Díaz: "No temo a nada, solo que me miren a los ojos y digan que fallé"

PSOE: “La victoria del socialismo andaluz es la victoria del PSOE en España”

Susana Díaz y Pedro Sánchez se volvían a encontrar, siete después, en el segundo y definitivo acto de campaña, esta vez ante un público entregado y eufórico. La cita ha sido en una nueva plaza para el PSOE y lugar escogido simbólicamente, la Pablo de Olavide de Sevilla, universidad pública, una de las cruzadas socialistas en estos quince días “frente a los que quieren sacar de la universidad a los hijos de los trabajadores”. No hubo alusiones ni a San Telmo ni a Moncloa, y ambos dirigentes se intercambiaron palabras de apoyo y agradecimiento ante los gritos de “presidenta” y “presidente” de los aproximadamente 5.000 asistentes, según la organización, mientras mucha gente se quedaba a las puertas del pabellón. “Se nos va a quedar chico”, pronosticó con acierto un dirigente socialista a la entrada.

“Va a ser un domingo histórico como aquel 28 de febrero”, gritaba Díaz, a quien no le importaba “perder la voz a chorros” porque “a Andalucía se la escucha cada vez más”. La referencia a la autonomía conseguida en 1980 fue un constante para Díaz y Sánchez, así como las referencias del segundo a Felipe González y Alfonso Guerra.
“La victoria del socialismo andaluz es la victoria del PSOE en España”, advertía el secretario general del partido, destacando que Díaz “es un ejemplo para todos” porque “te estás dejando la piel”. Sánchez resaltó el trabajo de los socialistas andaluces (“sois el referente de muchas cosas”) e invocó en varias ocasiones al “orgullo socialista” y también al hecho de “ser de izquierdas”. “Haremos la España de las oportunidades”.

Susana Díaz agradeció de vuelta “el cariño y el apoyo” a Sánchez y citó a los socialistas de Galicia, Canarias, Valencia o País Vasco que la acompañaban porque “somos la esperanza del sur”. La presidenta recurrió a sus recursos más habituales durante la campaña (“sé de dónde vengo y sé la Andalucía que quiero”). Tanto ella como Sánchez repitieron referentes ‘anónimos’ en Almería y en Sevilla: Manuel, el jubilado que tiene que pagarse los medicamentos, y Javier, que le pide a su cuñada que no se olvide de personas como él que se tienen que ir a trabajar al extranjero. Y tanto Juan Espadas, candidato a la alcaldía de Sevilla, como Verónica Pérez, secretaria general del PSOE provincial, alentaron y calentaron al público argumentando que si de “algo sabemos en Sevilla es de ganar elecciones”.

Díaz volvió a enarbolar “las banderas” del PSOE como la igualdad entre hombres y mujeres, la educación pública y la sanidad universal. Y tampoco se olvidó de su referente preferido en sus mítines, el presidente del Gobierno, al que volvió a echar en cara sus visitas a la comunidad autónoma “con su romería de turistas-ministros”. “Tres años has tardado, mi alma, en darte cuenta de que te importa Andalucía”, le volvió a espetar. “No nos para nadie”, insistió, y recordó la posición pionera de Andalucía en la investigación de células madre “y nos dijeron de todo menos cosas bonitas…bonita me dijo el otro día la que va detrás de Rajoy”, en alusión a la vicepresidenta Sáenz de Santamaría. Informa Javier Ramajo.

Moreno pide un "voto masivo" al PP para "quitar candados" al progreso andaluz

Moreno pide un "voto masivo" al PP para "quitar candados" al progreso andaluz

PP: “Hemos hecho la mejor campaña”.

El último y más festivo acto de campaña del Partido Popular andaluz ha servido para escenificar el apoyo a Juan Manuel Moreno de su partido: “Hemos hecho la mejor campaña”, aseguran en su entorno. “Has hecho una campaña de la que todos nos sentimos orgullosos”, dijo la Secretaria General del partido. Morenés, Carlos Floriano, María Dolores de Cospedal y el presidente Rajoy (por quinta vez) estuvieron en Sevilla arropando a un candidato que termina la campaña con mucha más confianza que hace quince días. Incluso Zoido ha expresado explícitamente su apoyo a Moreno: "Juanma Moreno tiene la confianza y el respeto del alcalde de Sevilla".

Todos los oradores, Juan Ignacio Zoido, Juan Bueno, Cospedal, Rajoy y el propio candidato han aludido al punto de inflexión que parece haber logrado que Moreno se gane el derecho a ser escuchado dentro de su partido en Andalucía tras un año titubeante: los debates televisivos, especialmente el segundo. “Todo el mundo sabe ya cómo se ganan los debates en televisión”, ha dicho Rajoy. También todos han querido alimentar el nuevo discurso armado por los populares a partir de la cita televisiva: presentar a Susana Díaz como la candidata pendenciera frente a un Moreno en clave cortés caballero y “hombre tranquilo” “que sabe escuchar”.

“Este domingo es primavera también para Andalucía” y “tenemos un proyecto probado”, afirmó Moreno ante cerca de 3.000 personas, según la organización, en el Auditorio del Palacio de Congresos de Sevilla, aludiendo al gobierno popular de los Ayuntamientos y poniendo el primer peldaño de las próximas elecciones municipales. El acto terminó con la canción “Poniendo el corazón” interpretada en directo por el cantante Ángel Capel. Informa Lucrecia Hevia.

Maíllo llama a un voto "de valentía" para que IU "vuelva a dirigir Andalucía"

Maíllo llama a un voto "de valentía" para que IU "vuelva a dirigir Andalucía"

IU: “Me siento muy capacitado para ser presidente”

IU ha reunido a unas 3.000 personas en el cierre de su campaña, celebrado en El Fuerte de Isla Mágica, en Sevilla. El candidato a presidente de la Junta, Antonio Maíllo, defendió la trayectoria “limpia” y “creciente” de su partido y agradeció los apoyos recabados de los últimos días. De la  “generosidad” de Julio Anguita a Syriza, de quien dijo recoger “la antorcha de la esperanza en el sur del sur que es Andalucía”. Según Maíllo, IU será “la gran sorpresa” del 22M por sus propuestas “para cambiar el modelo político y social” de la región. “Después de competir dialécticamente con mis dos contrincantes, creedme que me siento muy capacitado para ser presidente de Andalucía”, dijo.

“Estamos ante un momento histórico”, arrancó su intervención el candidato a presidente del Gobierno, Alberto Garzón, que precisa “seguir construyendo ese hilo rojo de la historia” que representa IU. El actual “horizonte de precariedad” social lo ha construido un capitalismo con “hambre de personas y de dignidad” y el “rostro” del bipartidismo. Frente a esa deriva, sostuvo, “la gente trabajadora mantendremos viva la llama de los derechos humanos y lo haremos en la tercera república”.

El coordinador general de la federación, Cayo Lara, apeló también a la tradición de la izquierda republicana: “No vamos a parar hasta recuperar toda la memoria y la dignidad de los que no la perdieron nunca”. Criticó a formaciones emergentes: “¿Alguien conoce a Ciudadanos? Es el que dice que viene a enseñar a pescar y viene a llevarse la caña y los peces”. Al PP, “el partido que se ha financiado como una banda organizada”. Y al PSOE por la ruptura del Gobierno andaluz: “¿Susana Díaz se piensa que este pueblo es gilipollas?”.

Defendió así “la ética de la convicción de Maíllo” frente a “proyectos hormonados”. Antes, el humorista Facu Díaz presentó a los números uno por cada provincia de IU. Habían abierto el acto el cantaor Juan Pinilla y la cantautora Lucía Sócam, con un recital acompañados del guitarrista David Caro. El acto terminó con gritos de “aquí está la izquierda de verdad” y el himno de Andalucía. Informa Juan Miguel Baquero.

Iglesias y Rodríguez llaman al "voto valiente" frente a la resignación porque "huele a cambio"

Iglesias y Rodríguez llaman al "voto valiente" frente a la resignación porque "huele a cambio"

PODEMOS: “Es el voto de la resignación o el de la valentía”

Un repaso de sus propuestas más destacadas, que pasan por el "rescate ciudadano"; el rechazo a las políticas y promesas de sus rivales, "que ya nadie se cree"; y la defensa frente a las críticas que les llueven, con afirmaciones de la candidata Teresa Rodríguez como que "Venezuela es una calle del barrio de la Viña en Cádiz", es el resumen del mitin de cierre de campaña de Podemos, que se ha centrado esta vez en pedir el voto de los mayores -"esos abuelos votando con sus hijos y sus nietos"- mientras reivindicaba el papel "decisivo" de Andalucía para el futuro de España.

El secretario general del partido, Pablo Iglesias, en su tercera visita a Andalucía durante la campaña, se ha agarrado a Miguel Hernández para comparar una y otra vez este momento "con el de las leonas defendiendo a sus camadas de los buitres". Por buitres entiende el poder financiero y también el bipartidismo y, de hecho, se ha mostrado convencido de que existe un pacto para que "gane el  partido de la flora en la mano en Andalucía y el de las gaviotas en España", como "incluso se le ha escapado a Susana Díaz en un lapsus". Pero les ha avisado de que Podemos "no los va a dejar".
En ese momento, se venía ya abajo el velódromo de Dos Hermanas (Sevilla), donde se ha celebrado el evento. De hecho, Podemos había logrado su objetivo de convocar el mitin más multitudinario de la jornada. "¡Decían que no íbamos a llenarlo!", han repetido los protagonistas. La cifra oficial: 14.500 asistentes. No había vacíos con la distribución propuesta, y casi 10.000 personas seguían por streaming su desarrollo.

El primero en intervenir ha sido el secretario de Organización, Sergio Pascual. "Este domingo todos los españoles querrían ser andaluces para poder votar a Podemos", ha clamado para regocijo del graderío. Le ha tocado luego el turno a Íñigo Errejón, secretario de Política, quien ha recalcado que "se ha acabado el tiempo en el que las instituciones eran el botín de los poderosos" arremetiendo también contra Susana Díaz por la convocatoria de las elecciones autonómicas "contra otros, incluso contra los de su propio partido".

Cuando ha subido al escenario Teresa Rodríguez, enarbolando una bandera de Andalucía, la gente ha entonado espontáneamente el himno de la comunidad autónoma, y le ha hecho hasta la ola varias veces. "Ya no es PP y PSOE, ahora es el voto de la resignación o el voto de la valentía", ha animado cuando el mitin ya era trending topic en Twitter mientras ella desplegaba un discurso en el que buscaba la complicidad de la gente con su compromiso de seguir cobrando como profesora si sale elegida o no usar coches oficiales sino transporte público. En el último minuto ha subido Juan Carlos Monedero al escenario para el posado final y ha sido aclamado por el público. Informa Olga Granado.

Ciudadanos no hablará con PP y PSOE, que "no echan la corrupción de instituciones", sin un "cambio de 180 grados"

Ciudadanos no hablará con PP y PSOE, que "no echan la corrupción de instituciones", sin un "cambio de 180 grados"

CIUDADANOS: “No hemos venido a por un carguito”

Ilusión y cambio. Es lo que ha prometido Ciudadanos para derrocar al “Antiguo Régimen” y a la “vieja política” en su cierre de campaña. Frente al baño de masas, el partido de Albert Rivera ha optado por recogerse en un hotel sevillano de cuatro estrellas, ante poco más de 300 militantes y simpatizantes que han invertido 30 euros en un menú a base de salmorejo y salteado de ternera. En un ambiente de euforia y expectación, el intercambio de sonrisas no ha cesado entre unos asistentes de mediana edad, que no han dejado en sus armarios ni los abrigos de piel.

Marta Escrivá, segunda en la lista de Sevilla; José María Fernández, alcaldable de Espartinas; o Irene Revira, cabeza de lista por Málaga no han parado de repetir ‘ilusión’ y ‘cambio”. Es lo que parecen sentir tras el fulgurante ascenso de un partido al que las encuestas más optimistas le dan hasta 12 escaños en el Parlamento.

El candidato a la Junta, Juan Marín, ha llegado a emplear ‘cambio’ hasta en siete ocasiones en su brevísima intervención ante los medios. Marín, ex entrenador de voleibol, ha tirado de léxico deportivo para referirse a los comicios, afirmando que “no  somos espectadores, sino actores que hemos salido a ganar el partido y luchar hasta el último segundo”. Ha asegurado que “Ciudadanos no gobernará si no gana las elecciones” y que “no creen en las encuestas porque siempre nos dan menos de los votos que vamos a ganar”.

Por su parte, Albert Rivera, el líder de la formación que apura su tercera legislatura en el Parlament catalán, ha tachado de imprudencia y falta de respeto a los andaluces que PP Y PSOE hablen ya de pactos sin que tan siquiera se haya depositado el primer voto en las urnas. “No hemos venido a por un carguito”, ha zanjado Rivera, tras añadir que se sentarán a negociar con el PSOE cuando José Antonio Griñán y Manuel Chaves vayan al tribunal de primera instrucción, en vez de al Tribunal Supremo. Como el resto de ciudadanos, en vez de como aforados. Ciudadanos, dice Rivera, es el voto de la ilusión y no del miedo. Informa Alejandro Ávila.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha