La Policía Local de Motril exige mejoras laborales tras 20 años de espera y una plantilla mermada en plena crisis del coronavirus

Los agentes se sienten olvidados por la gestión del Ayuntamiento

Hartos pero unidos para mejorar su situación. Así están los agentes de la Policía Local de Motril que exigen al Ayuntamiento gobernado por Partido Popular, Ciudadanos y Más Motril que atienda sus reclamaciones. Porque están cansados de esperar a que sus condiciones laborales mejoren después de 20 años sin cambios y la pandemia del coronavirus ha hecho mella en una plantilla a la que le faltan efectivos desde hace tiempo. Para presionar en ese sentido, todos los sindicatos de la policía municipal se han unido para conseguir lo que creen que es justo.

SIPLG, CCOO, UGT y USO representan a todos los agentes que trabajan para cuidar de la seguridad de Motril, la capital de la Costa Tropical de Granada. Casi toda la plantilla, que ronda los 90 efectivos, está convencida de que el Consistorio tiene que tomar medidas para que su trabajo sea digno. Sobre todo, porque dicen percibir unos sueldos bajos si se comparan con cuerpos policiales similares y porque los medios de trabajo que tienen son precarios y se han agravado por la crisis de la Covid-19.

Empezando por el sueldo, su reivindicación más histórica, Daniel Rodríguez, agente y representante sindical por CCOO de la Policía Local de Motril, argumenta que cobran una media de "400 ó 500 euros menos al mes que en cuerpos municipales de otras localidades parecidas en la Costa del Sol". Un policía que entre en el cuerpo percibe alrededor de 1.600 euros y uno que acumule antigüedad apenas supera los 1.800. “Hay compañeros en otras ciudades similares a la nuestra que reciben sueldos superiores a 2.000 euros”.

Más funciones por el mismo sueldo

Por otro lado, reclaman que se cumpla el SERCLA (Sistema Extrajudicial de Resolución de Conflictos Laborales en Andalucía) de 2019 en el que el Ayuntamiento de Motril se comprometió a actualizar los salarios de los policías al mismo nivel que el de otros funcionarios de la misma categoría profesional. Algo que no ha sucedido y que, según denuncian, es grave porque en los últimos 20 años, desde que se hizo la última valoración de sus puestos de trabajo, han adquirido más funciones como la lucha contra la violencia de género o control del tráfico y seguridad ciudadana.

Además, como Motril tiene uno de los puertos más cercanos a África, suele recibir pateras con migrantes en situación irregular. Un problema humanitario que afecta de lleno a los policías locales porque tienen que dar soporte a la Policía Nacional ante la falta de efectivos que también padece este cuerpo. “Hacemos turnos de noche de nueve horas y media, cuando deberían ser ocho y no se cumplen los descansos”, denuncia Daniel Rodríguez. Es más, los agentes aseguran que hacen turnos que no están recogidos en su convenio laboral.

Expuestos al coronavirus

Pero los problemas que padece el cuerpo policial de Motril van más allá de sus sueldos y de los horarios de trabajo que tienen. A su lista de reivindicaciones se ha sumado en los últimos meses la pandemia del coronavirus. Dicen estar expuestos al contagio porque no se les dan herramientas seguras para trabajar. “No se desinfectan nuestros vehículos ni nuestras instalaciones y la última vez que nos hicieron pruebas fueron serológicas en mayo”, sostiene el representante sindical de CCOO.

Los agentes dicen sentirse desprotegidos contra la Covid-19 porque carecen de equipos de protección adecuados. “Nos dan tres mascarillas para quince días. Tres mascarillas que tenemos que usar durante 75 horas de trabajo”. Además, los policías que dan positivo no pasan ninguna prueba cuando se reincorporan a su turno salvo que se la paguen ellos mismos, lo que les genera inseguridad. “No comprendemos que otras administraciones y empresas privadas realicen pruebas para la reincorporación de sus trabajadores tras dar positivo y este Ayuntamiento ponga excusas baratas y poco convincentes para no llevarlas a cabo, poniendo deliberadamente en un grave riesgo a los policías y a sus familiares”, denuncian.

Por último, cargan duramente contra la gestión del Consistorio por la jefatura policial en la que trabajan. Aseguran que las instalaciones están antiguas y descuidadas, hasta el punto de que hay ratas, mosquitos y malos olores procedentes de los desagües. Si bien el Ayuntamiento está construyendo una nueva jefatura, lo cierto es que se sienten olvidados por la sede en la que están actualmente. De hecho, durante el mes de enero sufrieron goteras en uno de los edificios que usan como vestuario y como sala de convenciones. También lamentan que no se le haya renovado la ropa en 2 años y que los equipos de radio están obsoletos y en muchos casos cerca del final de su vida útil.

Daniel Rodríguez, representante sindical de los policías municipales, cuenta a eldiario.es Andalucía que han tratado de hablar con el Ayuntamiento en numerosas ocasiones para que se solucionen los problemas, especialmente durante la pandemia, pero que apenas han tenido resultados. “Tenemos un cuerpo en el que faltan unos 30 agentes y que tiene alrededor de 40 para patrullar toda la ciudad, por lo que si nos contagiamos de Covid-19 no podemos hacer bien nuestro trabajo. Si a eso le sumas que nuestros sueldos son bajos y las instalaciones están viejas, la gente está harta. Estamos tan cansados que han conseguido que todos los sindicatos nos unamos”.

"Quieren más dinero"

Pero en declaraciones a este medio, la concejala de Seguridad Ciudadana de Motril, Mara Escámez, niega la mayoría de quejas de los policías. “Sí es cierto que hace 20 años que no se les ha hecho una valoración de su puesto de trabajo y que tienen todo su derecho de reclamarlo, pero todo lo demás no es verdad”. La edil dice que las quejas se basan en que quieren más dinero. "Pero como decía mi abuelo hablar de dinero está feo”. Considera que los agentes están usando la pandemia como excusa para pedir un aumento salarial que la gente “no vería bien y por eso se inventan los problemas”.

Según detalla, “no es verdad que este Ayuntamiento no esté ayudándoles para protegerse del coronavirus. Desde el minuto -1 hemos estado del lado de los agentes y les hemos dado lo que ha hecho falta”. También sostiene que los policías están exagerando cuando dicen que no se les hacen pruebas. "Hago lo que me dicen las autoridades sanitarias y no es obligatorio que tengan que hacerse ninguna”. Además, sobre las mascarillas aclara que como no están trabajando todas las horas se les dan las que dice prevención que hay que darles.

Sobre la suciedad y la vejez de las instalaciones, la responsable de Seguridad Ciudadana en Motril alega que se está construyendo una nueva jefatura "a pulmón, sin subvenciones y estará lista entre finales de este año y comienzos del siguiente, pero no es verdad que la sede actual esté abandonada”. Reconoce que está vieja, pero niega la suciedad y las ratas y explica que las goteras fueron un problema puntual causado por el temporal Filomena. Finalmente, sobre que no se cumplan los turnos y los horarios dice que es “rotundamente falso” y justifica el resto de problemas alegando que Motril llevaba “cuatro años sin presupuesto municipal”.

Etiquetas
Publicado el
15 de febrero de 2021 - 21:14 h

Descubre nuestras apps

stats