La portada de mañana
Acceder
Denigrar a España para desgastar a Sánchez, por Esther Palomera
La sexta ola ha enredado los datos de la pandemia
OPINIÓN | La caspa del decano, por Elisa Beni
Sobre este blog

El Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) cuenta con 23 institutos/centros de investigación, propios o mixtos, en Andalucía. En este espacio de divulgación, las opiniones de los autores expresadas en este blog son de exclusiva responsabilidad de los mismos.

Mucho te quiero murcielaguito, pero pan poquito

Nyctalus lasiopterus

0

Normalmente, la gente habla de “el murciélago”, como si solo hubiera una especie, pero… ¿Sabías que los murciélagos son el segundo grupo más numeroso de mamíferos después de los roedores? Eso a nivel mundial, porque a nivel nacional resulta que es el más diverso. Tenemos nada más y nada menos que 31 especies de murciélagos en España peninsular, 33 si sumamos dos especies exclusivas de las Islas Canarias. Sin embargo, el constante desarrollo urbanístico y la fragmentación del hábitat supone una elevada pérdida de especies, sobre todo en algunos ecosistemas. En uno de nuestros estudios pudimos observar que en las ciudades se perdían más de la mitad de las especies de murciélagos que aparecían en el medio natural. Solo se mantenían las de carácter fisurícola y en menor frecuencia, por lo que el impacto de las infraestructuras urbanas es notorio. Por ello, apostar por ciudades verdes con grandes áreas arboladas y arbustivas y presencia de agua, favorece la conectividad del paisaje y el número de especies presentes.

Los murciélagos no son aves, son mamíferos, como tú y como yo, con pelo, y cuando las hembras quedan preñadas, paren a sus crías, las amamantan, las limpian, las educan, les enseñan todo lo que saben. Tienen una estrategia reproductiva poco común teniendo en cuenta su tamaño. Solo paren una cría al año, eso el año que se reproducen, y viven muchos años. El nóctulo gigante, el mayor murciélago de Europa, puede vivir más de 14 años según nuestras últimas investigaciones. Además, son súper sociales y les gusta vivir en grupos, que oscilan entre una docena a varios miles de congéneres, según la especie. Este cúmulo de características les hace unos seres muy vulnerables a las alteraciones. Les cuesta mucho recuperarse de las pérdidas de individuos de una colonia después de un impacto, del mismo modo que les supone un factor limitante encontrar un lugar óptimo para vivir o para alimentarse.

Los murciélagos en Europa se alimentan principalmente de insectos, por lo que su papel en el medio es clave y se les considera unos eficientes controladores de plagas. Esto se ha demostrado en multitud de cultivos como la vid, el olivo, o incluso la procesionaria del pino. Por este motivo, se ha puesto muy de moda últimamente la colocación de cajas refugio para fomentar la presencia de estas especies como controladores biológicos de plagas. Sin embargo, este boom de colocación de cajas refugio como si de papeleras en una calle se tratara, muchas veces se realiza sin personal cualificado y sin pensar en las consecuencias de este acto que, en muchas ocasiones, favorece a las especies más cosmopolitas en detrimento de las más exigentes o especializadas, llenando el lugar de especies comunes y desplazando a las raras. ¿Está mal entonces poner cajas refugio? Por supuesto que no, pero sí ponerlas sin conocer las necesidades y el entorno, y colocarlas como medida compensatoria para hacer “greenwashing” y olvidarse de ellas, sin comprobar si quiera si han sido exitosas o si de verdad ayudan al control de las plagas del entorno. López-Baucells y colaboradores comentan en su artículo cómo la colocación de las cajas refugio ha de llevarse a cabo teniendo en cuenta el hábitat en el que se colocan. Siempre han de instalarse con la experiencia de un/a profesional y a la hora de realizar las revisiones, con los permisos pertinentes, pues los murciélagos están todos protegidos por ley.

Otra medida que puede resultar un arma de doble filo es la energía verde y los polémicos parques eólicos, que se han convertido en los últimos años en la principal causa de mortalidad de los murciélagos a nivel mundial. Se sabe que mueren más murciélagos que aves por esta causa, y diréis, pero ¡qué me estás contando!, ¿cómo diantres pueden afectar los aerogeneradores a los murciélagos? Pues muy sencillo, los aerogeneradores funcionan de noche, los murciélagos están activos de noche. Los aerogeneradores se ponen en áreas de cultivos, collados, vaguadas, da igual, en cualquier sitio donde haya espacio y viento, y los murciélagos tienen un amplio espectro de ecosistemas y paisajes donde alimentarse y desplazarse. Pero, los aerogeneradores son muy grandes y se ven, sí, pero también van a una velocidad de casi 300km/h y es algo difícil de esquivar. Además, no solo mueren por colisión directa, como les sucede a las aves, sino que lo hacen principalmente por barotrauma. El barotrauma, las personas buceadoras sabrán de qué hablamos, se produce a consecuencia de un cambio brusco de presión, y eso es exactamente lo que un aerogenerador produce en sus inmediaciones, por lo que no es necesario aproximarse mucho para que el murciélago se vea mortalmente afectado por este cambio de presión y le cause la muerte.

Un estudio reciente de nuestro grupo asegura que en torno a 12.000 murciélagos pueden estar muriendo solo en Cádiz en un año, si Cádiz solo supone un 5% de la potencia instalada en España, ¿cuántos de estos animales pueden estar muriendo cada año solo en nuestro país? No saquéis la calculadora, os hacemos las cuentas, no sería descabellado pensar que unos 240.000 individuos, solo en España. ¿Recordáis la parte en la que os hablábamos de su limitada capacidad de regeneración poblacional? Estas infraestructuras son un verdadero problema para un grupo animal del que nos enorgullecemos por combatir despiadadamente a las plagas de nuestros cultivos sin tener que tapizarlos en pesticidas. Un grupo al que le facilitamos la vivienda colocando refugios artificiales, pero le sembramos las zonas de alimentación con guillotinas en movimiento.

Existe una alarma internacional respecto a este impacto, donde se dan soluciones muy claras y eficientes, como activar los aerogeneradores, de noche, solo a partir de los 5-6 m/s de velocidad de viento, momento en el cual los murciélagos vuelan menos y tienen menos riesgo de verse afectados. Entonces, ¿dónde está el problema?¡Implantémoslas! Pues que gustan mucho hasta que tocamos los bolsillos. Suponen pérdidas económicas irrisorias, por debajo del 5%, para gigantes de las finanzas, a los que le duele cada céntimo como al mismo Tío Gilito. Pero, guste o no, como hemos comentado anteriormente, los murciélagos están protegidos, al igual que sus refugios, así que podría (y debería) salir mucho más caro.

Sí, los murciélagos están protegidos por ley, a nivel estatal, europeo e internacional, pero, ¿sabéis algo muy gracioso y preocupante? España se ha negado hasta ahora a firmar el Acuerdo de Conservación de Poblaciones de Murciélagos Europeos de Eurobats, al que están adheridos 38 países europeos y que se creó en 1994. Es un acuerdo internacional en el que los países miembros se comprometen a llevar a cabo conjuntamente medidas de conservación, gestión, divulgación, etc., sobre las poblaciones de murciélagos de sus países, ya que los animales no entienden de fronteras políticas.

En un reciente estudio, realizando modelos de distribución de la riqueza y rareza de las especies de murciélagos en Madrid y alrededores, observamos que las zonas de mejor calidad de hábitat para estos mamíferos se encontraban en espacios protegidos (Parque Nacional, parque natural, reserva o zona ZEPA y LIC). Sin embargo, estas zonas se delimitaron exclusivamente teniendo en cuenta aves y hábitats de interés, en absoluto a los murciélagos. Como veis, estos animales son súper héroes con una función importantísima en el medio ambiente, pero tienen que sortear numerosos obstáculos y normalmente con poco apoyo por parte de la sociedad, así que al final… Mucho te quiero murcielaguito, pero pan poquito. 

Para más información, puedes visitar:

-         La Asociación Española para la Conservación y el Estudio de los Murciélagos (SECEMU).

-         Murciélagos de Andalucía, creado por Sonia y Elena para tener un acceso más divulgativo a los conocimientos de nuestros murciélagos en Andalucía.

Bibliografía citada:

López-Baucells, A., Puig-Montserrat, X., Torre, I., Freixas, L., Mas, M., Arrizabalaga, A., & Flaquer, C. (2017). Bat boxes in urban non-native forests: a popular practice that should be reconsidered. Urban Ecosystems, 20(1), 217-225.

O'Shea, T. J., Cryan, P. M., Hayman, D. T., Plowright, R. K., & Streicker, D. G. (2016). Multiple mortality events in bats: a global review. Mammal review, 46(3), 175-190.

Sánchez-Navarro, S., Rydell, J., & Ibáñez, C. (2019). Bat fatalities at wind-farms in the lowland Mediterranean of southern Spain. Acta Chiropterologica21(2), 349-358.

Sánchez-Navarro, S., Rydell, J., Gálvez-Ruiz, D. & Ibáñez, C. (2022). High bat fatality rates estimated at wind farms in southern Spain. In prep. 

Tena, E., Fandos, G., de Paz, Ó., de la Peña, R., & Tellería, J. L. (2020). Size does matter: Passive sampling in urban parks of a regional bat assemblage. Urban Ecosystems, 23(2), 227-234. 

Tena, E., & Tellería, J. L. (2021). Modelling the distribution of bat activity areas for conservation in a Mediterranean mountain range. Animal Conservation.

Sobre este blog

El Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) cuenta con 23 institutos/centros de investigación, propios o mixtos, en Andalucía. En este espacio de divulgación, las opiniones de los autores expresadas en este blog son de exclusiva responsabilidad de los mismos.

    Autores

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats