Nana para “despertar conciencias” y arrojar luz sobre la fosa de Pico Reja

La cantaora Rocío Márquez junto al músico Javier Prieto en la presentación del tema 'Nana a medias'

Sara Rojas


0

“A medias” porque es la nana de las vidas truncadas. Las de las 2.000 víctimas civiles de la represión franquista que se estima yacen enterradas en la fosa común del cementerio municipal de San Fernando, en Sevilla, según el documental 'Pico Reja. La verdad que la tierra esconde'. Pero también “porque queremos que se cante entera”, según explica Remedios Malvárez, directora de la película junto a Arturo Andújar, después de presentar el videoclip de la canción oficial de este documental, compuesta por Antonio Manuel e interpretada por la cantaora Rocío Márquez y el músico Javier Prieto.

Tras la pista de los restos de Blas Infante: una aguja en el pajar de la gran fosa de Pico Reja en Sevilla

Tras la pista de los restos de Blas Infante: una aguja en el pajar de la gran fosa de Pico Reja en Sevilla

Sin dar la espalda al dolor, sin olvidar que aún existe “un drama bajo la tierra”, el propósito de esta canción es “abrir una ventana a la esperanza”. De manera que 'Nana a medias' resume “el espíritu de la película” que versa sobre una de las fosas comunes más grandes de Europa. Así lo ha señalado su directora y ha quedado patente durante el acto de presentación, celebrado en el Teatro Alameda de la capital andaluza, en el que han actuado Márquez y Prieto en primicia.

Un acto al que ha asistido el alcalde de Sevilla, Antonio Muñoz, quien ha subrayado el compromiso del Ayuntamiento hispalense para con la memoria democrática, apelando a los pilares que cimientan el movimiento memorialista: “verdad, justicia, reparación y no repetición”. Valores que el alcalde asegura haber “asumido plenamente”, al recordar que la exhumación de la fosa de Pico Reja fue una iniciativa impulsada por la administración que representa. Asimismo, el alcalde ha valorado que el documental dé a conocer un hecho histórico “aún desconocido para tantísimos ciudadanos dentro y fuera de Sevilla”, ha lamentado Muñoz.

Combatir el olvido

Precisamente en pos de combatir este desconocimiento, la película se articula en tres partes: una primera, donde la fosa habla a través de las víctimas y los supervivientes; otra, donde lo hace a través de la tierra, de los arqueólogos y los propios huesos, y la tercera, que se corresponde con la canción, que es “poesía de una tragedia”. “Se ha hablado mucho de recuperar la memoria a través de testimonios, pero hacerlo a través del arte alcanza otra dimensión que puede llegar a más gente”, ha señalado Arturo Andújar, en reconocimiento al trabajo que han logrado Antonio Manuel, Rocío y Javier. El videoclip se podrá escuchar a partir del 14 de octubre en todas las plataformas digitales y, a continuación, desde elDiario.es Andalucía:

Nana a Medias - Rocío Márquez from Producciones Singulares on Vimeo.

Una nana para despertar

'Pico Reja' se estrenó el año pasado y, a partir de ahí, ha recibido numerosos reconocimientos conforme se ha ido proyectando en los principales festivales internacionales, empezando por la Mención de Honor del Jurado en el Festival de Cine Europeo de Sevilla. La última parada fue el Parlamento Europeo, en el marco de las jornadas ‘Memoria democrática en el contexto europeo’. A esta producción audiovisual aún le queda por delante un largo recorrido por importantes festivales del panorama nacional antes de que acabe el año.

Sin embargo, en esta ocasión, el equipo de Producciones Singulares ha querido cederle el protagonismo al tema 'Nana a medias', no solo porque opta a premios independientes, como explica la directora, sino porque “la película está construida sobre la canción y la canción es la historia de la película”, asegura Remedios. En este sentido, defiende que la melodía compuesta por Antonio Manuel logra “trasladar al arte todo lo que el espectador puede ver en la película”, y contar desde la poesía “una historia que es memoria, una memoria que es presente”.

Por su parte, Antonio Manuel asevera que componer esta obra ha sido “un regalo”. Gracias a este encargo, rescató su guitarra para ponerse a componer después de más de 10 años. En conversación con este periódico, cuenta que apostó por una nana y no por una elegía (la composición poética asociada a la muerte por antonomasia), porque frente a esta última, la nana “es la celebración de la vida”. Y este escritor, profesor y músico cordobés entiende que “quienes están esperando a enterrar dignamente a sus familiares, lo que quieren es alumbrar la verdad, que salga a la luz, colocar la luz en la oscuridad de una fosa”, sostiene.

De este modo, se enfrentó al reto de recrear “la música de una fosa” por medio de la “búsqueda del silencio”. Para lograr desde ahí, desde los elementos aparentemente inertes, que se escuche la vida, latiendo en el ruido de la tierra o susurrando en el viento. Con el objetivo de hacer ver que “todo lo que parece muerto, en realidad está vivo”. Y ese mensaje revolucionario, utópico y a la vez hermoso, es el corazón que late en Nana a medias.

En este sentido, el compositor pone el acento en que esta canción lanza un mensaje que es “vida y es presente” porque “la memoria del futuro la estamos construyendo hoy”. Por eso, partiendo de la pregunta “dónde van los recuerdos de las vidas que las víctimas no han vivido”, han creado “una nana a medias para despertar conciencia y no para dormirnos”, como sostiene Antonio Manuel. Para que los recuerdos no se queden “guardados en un baúl”, este tema invita a recordar y a cantar por los que no pueden hacerlo. “Esa es la razón de esta esperanza, porque la memoria, al igual que el amor y la libertad, se gasta de no usarla”, insiste el músico cordobés, convencido de que “la memoria está viva”. “Hay que ejercerla como un arma”, esto es, “recordando y sintiendo”.

La verdad que la tierra esconde

Al rememorar todo el proceso, Remedios reconoce que ha sido “un camino difícil” pues se llevó a cabo en tiempos de pandemia, pero tenían “la sensación de que merecía la pena”. “Es una película muy especial por las circunstancias y por lo que estábamos viviendo, por eso nos ha marcado a todo el equipo, para bien; nos ha hecho mucho más humanos”. Al hilo de este comentario, confiesa haber sufrido durante todo el proceso: “descubrir esa verdad tan dura y ese dolor tan grande en tu propia ciudad y ser ajena a todo, me hizo sentir ignorante”. Por eso, “como madre y como ciudadana” se sintió “con la necesidad de contar esta historia y por eso hice esta película”, afirma.

A pesar de arrojar luz sobre un capítulo de la historia de la provincia y de España, Remedios ha recordado que “no es una película histórica”, sino “un espacio para la reflexión que te hace preguntas, que te cuestiona verdades” y lleva a preguntarse “por qué todavía es hoy un problema social y político en este país”, reflexiona la directora.

Propone así un viaje reflexivo a través de la historia, al tiempo que “analiza los dramas y traumas del pasado como claves para comprender el presente”. Especialmente, en un momento como el actual en el que “afloran los discursos fascistas” desde las tribunas de las instituciones, “es necesario que la verdad se cuente”, defiende mostrando preocupación. En línea similar, se expresa Antonio Manuel: “Parece increíble que después de más de 40 años de democracia, todavía haya víctimas sin un entierro digno”. “No es propio de un estado democrático que se construya sobre la indignidad de no haber llevado a cabo este deber ciudadano”, deplora el compositor en declaraciones a este periódico.

Al respecto, la directora de 'Pico Reja' añade: “Si realmente entendiéramos que la memoria no abre heridas, sino que las cierra y nos muestra la historia para que no vuelvan a repetirse los problemas del pasado, tendríamos una sociedad más justa y libre”. Por eso, Remedios apuesta desde su documental por la reflexión como “un ejercicio de madurez democrática” y como camino para “aceptar la memoria como parte de nuestra historia”.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats