eldiario.es

9
Menú

Andalucía Andalucía

El PP alcanza un acuerdo con Ciudadanos para conservar la Diputación de Málaga

La reducción de cargos de confianza y de salarios marcan el pacto entre ambas formaciones.

La fusión de organismos es otro de los puntos recogidos en el documento, con el que se da "estabilidad", según el PP.

- PUBLICIDAD -
La reducción de cargos de confianza y de salarios marcan el acuerdo de PP y C's en la Diputación

La reducción del 50 por ciento de los cargos de confianza; la bajada de los salarios de los diputados provinciales para igualarlos a los de los concejales del Ayuntamiento de la capital; la limitación de las retribuciones de los cargos directivos, de modo que no cobren más que el presidente, o la fusión de organismos marcan el acuerdo entre el PP y Ciudadanos (C's) que permitirá al popular Elías Bendodo volver a ser el máximo responsable de la entidad supramunicipal.

Un documento, suscrito este jueves entre el propio Bendodo y el líder de Ciudadanos Málaga, Juan Cassá, permitirá que la formación naranja apoye la investidura del Bendodo como presidente del ente supramunicipal, prevista para la primera quincena de julio.

Un acuerdo que, según han dejado claro ambos dirigentes, no ha estado condicionado por el alcanzado entre las dos formaciones en el municipio malagueño de Mijas, donde los 'populares' cedieron la Alcaldía a Ciudadanos.

El también presidente del PP de Málaga ha destacado "el espíritu de colaboración, lealtad y transparencia" que marca este acuerdo, con el que se da "estabilidad" a la institución, permitiendo a los 'populares' "revalidar su proyecto de gestión para los próximos cuatro años" y "contribuir a enriquecer la labor con las propuestas de Ciudadanos".

Un "espíritu sincero de colaboración, lealtad y transparencia" que el candidato 'popular' se compromete a que no se limite a la investidura, sino que "sea permanente durante los cuatro años". Y es que, para Bendodo, "se inicia una etapa nueva, que seguro que será fructífera y de las mejores en la Diputación". "Como hemos visto en las urnas la gente no quiere mayorías absolutas, sino mayorías de diálogo y de compromiso y eso es lo que estamos firmando", ha indicado.

"Para el PP, Ciudadanos es un aliado y tendrá en nosotros la lealtad y la colaboración que espera", ha afirmado Bendodo, quien ha valorado "la plena sintonía" alcanzada con la formación naranja. "Nuestras ideas convergen en un objetivo común: la reactivación económica a través de una administración austera, ágil y eficiente", subrayó.

De igual modo se ha pronunciado Sichar, que ha sido quien ha llevado la negociación por parte de C's. Ha precisado que este acuerdo "es para la Diputación, para que sirva sobre todo a las poblaciones que carecen de ciertos servicios".

"Es el resultado de la confluencia entre la visión del PP y de Ciudadanos", pero contempla, incluso, algunas propuestas del programa del PSOE, tal y como ha resaltado Sichar, quien ha apuntado, por tanto, que es la demostración de cómo será este nuevo mandato: "abierto al diálogo y sin rodillos".

Sichar ha vuelto a destacar que la actitud adoptada por Málaga Ahora --formación respaldada por Podemos--, "con un discurso beligerante contra Ciudadanos" en el pleno de constitución del Ayuntamiento de la capital, supuso "allanar más el camino" para un acuerdo con el PP. También, no obstante, el hecho de que en las elecciones del 24 de mayo "los malagueños apostaron en la provincia mayoritariamente por el Partido Popular".

Según Bendodo, con este acuerdo se refuerzan las líneas de trabajo llevadas a cabo por el PP: "mejorar el servicio que se presta a los 103 municipios con agilidad y eficacia; contribuir a la recuperación económica y a la generación de empleo, y sobre todo estar al servicio de las personas que más lo necesitan".

Cargos de confianza y sueldos

El acuerdo, que tendrá una mesa de seguimiento permanente y que conlleva el compromiso de "su cumplimiento íntegro cuanto antes mejor", según Bendodo, supondrá la reducción de los cargos de confianza de la Diputación y de sus entes, pasando de 51 a 26. En concreto, el máximo será de 16 personas en lo que se refiere a directores técnicos y de área y de 10 en lo relativo a coordinadores y asesores de los cinco grupos (cada uno de los cuales contará con dos).

Realizar una auditoría externa independiente en el plazo de tres meses de todos los entes que dependen de la Diputación, administrativa o financieramente, con el fin de estudiar su viabilidad y decidir los que se deben suprimir, es otro de los puntos que incluye el acuerdo.

En cuanto a la limitación de salarios, los de los diputados provinciales se igualarán a los de los concejales de la capital; el del presidente, al del regidor, y el de los vicepresidentes, a los tenientes de alcalde. En total, estas medidas supondrán un ahorro medio del siete por ciento.

Se concretan, igualmente, las limitaciones de los salarios del personal directivo, que en ningún caso superarán el sueldo del presidente. En el caso de los directores generales el máximo se sitúa en 60.000 euros brutos anuales; en hasta 50.000 euros para los directores de área; en 40.000 para los directores técnicos y para los asesores técnicos, y en 45.000 para los coordinadores técnicos.

Otras medidas son, en gestión de los recursos humanos, abrir al menos una tarde a la semana la atención al público, y en el aspecto económico, la renegociación con las entidades bancarias de la deuda para aliviar los elevados intereses que actualmente se abonan y la elaboración de un plan a cuatro años para la cancelación total de ese débito.

Respecto a la mejora de la transparencia, la creación de un portal, con información sobre puestos de trabajo, contratos realizados, convenios, viajes con cargo al presupuesto de la Diputación, agenda de diputados y cargos de confianza o el listado de vehículos oficiales; y también la puesta en marcha de un registro público con cuestiones como subvenciones otorgadas y fallidas o contratos menores.

Se contempla también realizar una auditoría de control de subvenciones y transferencias a instituciones sin fines de lucro en las dos últimas legislaturas, y se apuesta por una Diputación más eficiente, reduciendo las cuatro vicepresidencias actuales a dos: de Desarrollo Económico y Productivo y de Servicios a la Ciudadanía.

De igual modo, se creará un área económica productiva para impulsar el empleo; se eliminará el Servicio Intermunicipal, tareas que asumirá el Consorcio Provincial de Bomberos (CPB); se fusionarán los consorcios del Agua y de Residuos Sólidos Urbanos (RSU) para ahorrar recursos públicos, también La Térmica con el Centro Cívico, que, entre otras tareas, impulsará la escuela de hostelería Sabor a Málaga; la Fundación Madeca se integrará en Ciedes, y se reajustará el Patronato de Recaudación Provincial.

Cuestiones de accesibilidad, solidaridad y culturales son incluidas también en este acuerdo de investidura, así como apostar por la banca ética e incentivar la implantación de un sistema de abono mensual de transporte, válido para todos los sistemas públicos.

Y, por último, promover, junto con otras administraciones, la finalización del saneamiento integral, y llevar a cabo una experiencia piloto de mancomunización de servicios en dos municipios pequeños y cercanos para, posteriormente, analizar sus resultados y decidir si la Diputación debe abanderar una propuesta de unificación de pueblos para que sea impulsada por la Junta.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha