La portada de mañana
Acceder
El virus que cambió nuestras vidas pone a prueba a los gobiernos en Galicia y Euskadi
EEUU rompe con la OMS, la pandemia fuera de control y segunda ola en Israel
OPINIÓN | Osadía antidemocrática, por Elisa Beni

Rocío Blanco, experta en combatir el fraude, dirigirá las políticas de empleo marcadas por el lastre de la corrupción

Rocío Blanco, directora de la Tesorería de Seguridad Social en Málaga, será consejera de Empleo y Emprendimiento con Cs

Confesó una vez a los periodistas el líder de C's en Andalucía, Juan Marín, que si entraba en un gobierno en la comunidad autónoma -por entonces se especulaba con que pudiera hacerlo en el de Susana Díaz- que él no tendría problemas en quedarse con una consejería de competencias complicadas, como las de empleo o sanidad. Finalmente, el vicepresidente llevará una de las lucidas, la Consejería de Turismo, y ha confiado una de las duras, la Consejería de Empleo, Formación y Trabajo Autónomo, a la directora de la Tesorería General de la Seguridad Social en Málaga, Rocío Blanco.

El suyo ha sido el primer nombre de mujer que ha trascendido del nuevo Gobierno del PP y C's y supone la apuesta de un perfil técnico e independiente para uno de los departamentos con más retos -la creación de empleo no ha sacado a Andalucía del furgón de cola- y con más sombras de duda tras décadas de socialismo, que dejan a la espera de sentencia el caso ERE y el desgaste de las causas sobre los cursos de formación para el empleo, donde sí se archivó la pieza política pero hay pendientes todavía varias sobre estos fondos públicos.

Cordobesa de nacimiento y malagueña de adopción, tiene un expediente brillante, pertenece al Cuerpo Superior de Inspectores de Trabajo y Seguridad Social y nunca se ha movido en círculos políticos, pero sí ha derrochado una intensa implicación a nivel colegial donde habitualmente es requerida para conferencias y charlas, especialmente como experta en la lucha contra el fraude a la hacienda pública. Llega para relevar precisamente a un malagueño, Javier Carnero, en una tarea a la que el nuevo presidente de Andalucía, Juan Manuel Moreno, le ha puesto un objetivo: durante la campaña prometió la creación de 600.000 puestos de trabajo, si bien no lo mencionó en su discurso de investidura.

El caso es que esta licenciada en derecho por la Universidad de Córdoba, donde nació en 1966, será la primera mujer que asuma las políticas de empleo en Andalucía con el aval de una reconocida trayectoria profesional y en puestos de responsabilidad: en 1997 fue nombrada directora del Instituto Social de la Marina de Málaga, cargo que dejó en 2012 para dirigir la Tesorería General de la Seguridad Social en la misma provincia.

Este último cometido le valió la Cruz al Mérito Policial en 2015 por sus actuaciones en la lucha contra el fraude a la Seguridad Social. Y "fraude" ha sido una de las palabras más usadas por el PP durante sus años de oposición a Susana Díaz, en sus denuncias contra los cursos de formación para el empleo marcados, si no por el resultado que los populares hubieran deseado en los tribunales o en la comisión de investigación que se impulsó en el Parlamento de Andalucía por petición de C's, sí por una sombra de duda que no termina de desaparecer.

Es más, hay prevista otra comisión de investigación en el Parlamento de Andalucía, esta vez a petición del PP y específicamente sobre la Fundación Andaluza Fondo de Formación y Empleo (Faffe), sin olvidar que el nuevo ejecutivo hará el rodaje a base de auditorías.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats