La portada de mañana
Acceder
El rey emérito se blinda de pagar impuestos con su residencia fiscal en Abu Dabi
Investigación - Tres años sin noticias de la mitad oculta del archivo de Villarejo
Opinión - 'El machismo y sus burlas, herencia española', por Rosa María Artal

Los sindicatos amenazan con movilizaciones sanitarias en Andalucía en medio de un ambiente preelectoral

El consejero de Salud y Familias, Jesús Aguirre

El ambiente preelectoral que vive Andalucía tiene uno de sus flancos más destacados en el tema de la sanidad pública. El presidente andaluz, Juan Manuel Moreno Bonilla, ya ha puesto encima de la mesa un posible adelanto de los comicios si la oposición hace ingobernable lo que le resta de mandato; y el sanitario es el tema que más ríos de tinta está provocando por la gestión del Ejecutivo regional. En este contexto, los sindicatos han celebrado una mesa sectorial con el Servicio Andaluz de Salud (SAS) en la que han amenazado con movilizarse si se siguen incumpliendo los acuerdos laborales a los que llegaron con Salud el pasado mes de julio.

La Junta de Andalucía deja en el aire el complemento salarial que llevan esperando 15 años más de 60.000 profesionales sanitarios

La Junta de Andalucía deja en el aire el complemento salarial que llevan esperando 15 años más de 60.000 profesionales sanitarios

En concreto, CCOO, UGT y CSIF se han unido en un documento conjunto en el que expresan su malestar con el SAS por no llevar a cabo los compromisos adquiridos en verano. Se refieren sobre todo al desarrollo de la carrera profesional, hacerla más sencilla y accesible para todos los profesionales, y a la promoción de auxiliares administrativos a administrativos. Dicha carrera es en realidad un complemento salarial que se le da a los trabajadores de la sanidad andaluza en función de las competencias que desarrollan. Ese complemento es de mayor o menor cuantía dependiendo de la categoría en la que esté inscrito el profesional, de modo que si, con el paso de los años, asciende de nivel, también terminaría recibiendo más dinero por este complemento. El problema, por el que los sindicatos amenazan al SAS, es que hay 60.000 empleados sanitarios que llevan 15 años esperando percibir este extra salarial y, pese a que hubo un acuerdo para desarrollarlo el pasado verano, no se ha avanzado nada.

La mesa sectorial reunida este viernes con el gerente del SAS, Miguel Ángel Guzmán, ha insistido en la necesidad de abordar ese asunto. No solo porque supone que los trabajadores puedan percibir un dinero que lleva más de una década comprometido, sino porque en julio se acordó que la carrera profesional empezaría a funcionar desde el 1 de enero de 2022. Sin embargo, 21 días desde el comienzo del año, el asunto está en vía muerta. Un motivo, pero no el único, por el que los sindicatos han avisado a Salud de que debe resolver el problema o habrá movilizaciones. Para calmar las aguas, Guzmán se ha comprometido con la mesa sectorial a abordar el asunto la semana que viene, con el fin de cumplir con un pacto que ya tenía que haber empezado a desarrollarse en octubre y que lleva tres meses de retraso.

Como recuerdan los sindicatos, el acuerdo que se alcanzó sobre la carrera profesional en julio contemplaba un calendario de eventos en el que las primeras reuniones se tendrían que producir a principios de otoño. Sin embargo, el SAS no solo no las convocó, sino que aparcó la carrera profesional excusándose en que, finalmente, no se han aprobado los presupuestos de Andalucía para el año 2022. José-García Pelayo, portavoz de CCOO, afirma que esa postura de Salud les resulta incoherente porque “las cuentas no se iban a aprobar antes de noviembre y las reuniones para la carrera profesional estaban previstas para varias semanas antes y no se hicieron”.

La atención primaria

El otro gran asunto que se ha llevado a la mesa sectorial y que ha estado a punto de llevar a los sindicatos a convocar manifestaciones ha sido el referente al refuerzo de la accesibilidad en la atención primaria, que se basa en el aumento de las horas laborales de los trabajadores. Fuentes sectoriales explican que el SAS ha incumplido sus compromisos porque ha adoptado por medidas para reforzarla sin contar con las secciones sindicales. “Las han ido haciendo sin negociación colectiva”, explica José-García Pelayo. En algunos casos se han enterado por WhatsApp horas antes de que se pusiese en marcha la instrucción. “Todas las resoluciones que afecten a los trabajadores tienen que pasar por una negociación de la mesa sectorial y no es lo que está ocurriendo en estos momentos”, añade Victorino Girela de CSIF.

Los sindicatos, que dicen estar “cansados” de que Salud tome decisiones sin consultarlas, han decidido firmar este documento conjunto para presionar y lograr que se cumplan sus reivindicaciones. Sin embargo, como el director gerente del SAS, Miguel Ángel Guzmán, se ha comprometido a que la semana que viene se aborde el tema de las carreras profesionales y ha fijado el día 8 de febrero como la fecha en la que habrá una reunión técnica en este sentido (aunque tenía que haberse celebrado en octubre) CCOO, UGT y CSIF han decidido darle un margen antes de pasar a la acción. En todo caso, no hay optimismo por parte sindical. “No nos creemos nada porque hemos visto muchos engaños”, dice Antonio Macías, portavoz de UGT.

Por otra parte, en la mesa sectorial también se han abordado otros asuntos que pueden traer cola en las próximas semanas. Según han informado fuentes sectoriales a este medio, el SAS ha puesto encima de la mesa dos resoluciones para pagar los salarios por horas de los médicos y los enfermeros en función del centro en el que trabajen. En principio, la polémica está en que los que estén empleados en un centro de salud percibirán menos dinero que los que lo estén en un hospital. Un tema sobre el que los sindicatos ya han mostrado su descontento. El 28 de enero, en la próxima reunión sectorial, se volverá a hablar de estas resoluciones.

De lo que también se hablará es del plan de accesibilidad que sigue diseñando la Consejería de Salud. La falta de personal sigue siendo una realidad. Las plantillas están tan cortas de recursos que Salud ya ha planteado una idea polémica que afectaría a los médicos especialistas de los hospitales. Según la información a la que ha tenido acceso elDiario.es Andalucía, el Ejecutivo regional quiere que los galenos puedan irse de un hospital a otro, aunque sean de diferentes provincias, si las necesidades de la sanidad pública lo requieren. En principio, la propuesta es que sea una medida voluntaria, pero, según informan fuentes sectoriales, no se descarta que los médicos tengan que acabar moviéndose entre hospitales porque lo decida el SAS en función de la falta de personal que haya.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats