Andalucía hizo contratos por días a sanitarios en Navidad mientras los sindicatos reclaman menos “parches”

Los sindicatos afirman que se han hecho contratos por pocos días para cubrir bajas que no se habían planificado

Álvaro López


1

Salud ha estado contratando a sanitarios por días durante la Navidad. Contratos de menos de una semana en plenas fiestas y por sueldos de 300 euros brutos. Fuentes del SAS lo admiten, aunque aclaran que han sido contrataciones puntuales para cubrir bajas “como ocurre en cualquier sector”. Este tipo de contratos de escasa duración contrasta con los mensajes que promociona el Ejecutivo regional y su presidente, Juan Manuel Moreno Bonilla, cuando habla de que el número de profesionales en plantilla está en máximos históricos.

La Junta de Andalucía propone a los médicos de familia que trabajen 12 horas al día para paliar la falta de personal

La Junta de Andalucía propone a los médicos de familia que trabajen 12 horas al día para paliar la falta de personal

La información a la que ha tenido acceso este medio evidencia que Salud ha estado incorporando sobre todo enfermeros a través de contrataciones de cinco días en distritos sanitarios como el de Sevilla, aunque los sindicatos sostienen que ha ocurrido en toda Andalucía y que se han firmado incorporaciones de menos jornadas incluso. Además, en algunos casos, los sanitarios acaban aceptando contratos de otros cinco días al acabar el que le han ofrecido en primer lugar. “De esa forma, Salud se ahorra tener que pagarles el fin de semana”, explica José Sánchez, portavoz del Sindicato de Enfermería SATSE, sobre una situación que ha vuelto a poner en pie de guerra al sector de la sanidad pública andaluza porque la falta de personal que la pandemia ha dejado al descubierto consideran que se debe a “falta de planificación”.

Desde que en otoño se prescindió de 8.000 sanitarios de refuerzo, la sexta ola de la Covid-19 y la presión asistencial habitual del invierno por culpa de las fiestas y de otros virus respiratorios como la gripe, han obligado al SAS a recular y a admitir internamente que necesitaba reforzar su plantilla. El problema, según denuncian los sindicatos, es que lo que se está haciendo son “parches” que no creen que sirvan para dotar de recursos a la sanidad pública. De hecho, opinan que más bien puede seguir sucediendo lo contrario si, como en este caso, Salud sigue recurriendo a contratos de corta duración y sueldos bajos que no permiten a los profesionales tener una buena conciliación laboral y personal. Motivo por el que muchos de ellos, como ha ocurrido sobre todo en Enfermería, acaben yéndose a otras comunidades autónomas. Según CCOO, en otoño 600 enfermeros y enfermeras, que se habían quedado sin contrato, se marcharon a Cataluña.

Buscando personal

En estas últimas semanas, la falta de personal se ha agudizado por las bajas ocasionadas por los contagios de Covid-19 y porque, asegura Salud, no hay profesionales en las bolsas de contratación. Algo que ha obligado a los hospitales a recurrir a campañas especiales para hacerse con sanitarios urgentemente.

Por otro lado, debido a la presión asistencial que sufre el sistema, sobre todo en atención primaria donde la mitad de los ambulatorios andaluces han tenido que cerrar por la tarde, el SAS ha tratado de rescatar sin éxito a médicos jubilados para utilizarlos como refuerzo y ha ofrecido a los enfermeros que doblasen turnos para cubrir la falta de plantilla. Al mismo tiempo, Salud, como ha ocurrido en comunidades autónomas como Castilla y León, inició el pasado 1 de enero un programa voluntario para que los médicos de familia alargasen su jornada laboral hasta las 12 horas diarias por 2.000 euros más al mes como máximo, trabajando gratis a partir del noveno día que participaran en esta campaña.

Todo ello, justo cuando Moreno Bonilla señalaba que se han recuperado al 75% de los contratos de los 8.000 que se despidieron en noviembre, incluso más, ya que el presidente andaluz aseguró que hay 11.500 profesionales más que entonces. Sin embargo, los sindicatos sostienen que la mayoría de ellos son temporales que se irán cuando acabe la campaña navideña. Un extremo por el que se le ha preguntado al SAS, pero sobre el que ni este medio ni el sector sanitario ha obtenido respuesta. Fuentes sindicales dan por hecho que estas cifras están “maquilladas” y que simplemente se corresponden con la foto fija actual en la que se incluyen los contratos eventuales que irán desapareciendo en los próximos días. Contratos entre los que también están los de pocos días que ha ido suscribiendo Salud para reforzar la plantilla.

El SAS admite que, “como ocurre en cualquier sector”, se han hecho este tipo de contratos de pocos días para “cubrir bajas puntuales”. Según los datos que facilita Salud, en diciembre se contrataron solo a 45 profesionales (37 de ellos enfermeros) con vinculaciones “inferiores al mes”. No se sabe cuántas incorporaciones de este tipo se han hecho en enero porque el SAS dice que hace el recuento a final de mes.

En cualquier caso, los sindicatos califican de “mentira” la cifra que ofrece Salud sobre el número de contratos cortos que se han hecho porque les consta que han sido muchos más, tal y como ven en el día a día de los hospitales y los centros de salud. En SATSE alertan de la “alta temporalidad y precariedad que sufren los enfermeros andaluces” como demuestran este tipo de ofertas de trabajo. “Es urgente cubrir los puestos estructurales con contratos de interinidad para evitar la elevada rotación de profesionales que sufren los centros”.

Evitar la fuga de sanitarios

Sobre estos contratos, Antonio Macías de UGT es gráfico: “Trabajan los días más señalados de las fiestas, con una pandemia a tope, con una presión asistencial desbordada.... los profesionales son unos santos. Y luego el señor consejero, Jesús Aguirre, no se explica por qué se van a otras comunidades”. Como el resto del sector sanitario, Macías considera que el SAS “ha ido a sustituir lo imprescindible porque no tiene presupuesto para más puestos, que no priorizan los contratos de larga duración, sino lo que es muy imprescindible”.

Opinión que también va en la línea de la que tiene José-Pelayo Galindo de CCOO cuando afirma que la Junta ha utilizado estas contrataciones para inflar las cifras. “Han estado manipulando las cifras con contratos que han hecho para cubrir bajas de días de libre disposición”. Para todos los sindicatos la solución vuelve a pasar, una vez más, por “dimensionar” correctamente la plantilla de la sanidad pública andaluza y no a través de personal eventual. Recuerdan que, aunque es cierto que nunca ha habido tantos profesionales como ahora, el sistema ya sufría carencias antes de la pandemia y la población de Andalucía es tan elevada (más de 8,5 millones de habitantes) que necesita tener más personal en los ambulatorios y en los hospitales.

“El SAS, lamentablemente, vuelve a equivocarse. No se entiende que no se hagan contratos más largos. Me da igual si el problema es que la Consejería de Hacienda no autoriza contratos largos para eventualidades o que la política de contratación siga tan cicatera y restrictiva como antes de la Covid. Cuando todos pedimos refuerzos estructurales de plantilla y reclamamos contratos estables para impedir que nuestros profesionales elijan otros destinos, seguimos contratando por días. Esta Administración no ha entendido el problema ni está en condiciones de aportar soluciones”, sentencia Victorino Girela del sindicato CSIF.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats