Los empresarios de Teruel reivindican un corredor seguro con Valencia para recuperar el turismo

Mora de Rubielos, capital de Gúdar-Javalambre, es uno de los pueblos más turísticos de la provincia de Teruel.

Los empresarios turísticos de la provincia de Teruel reivindican un corredor seguro con la Comunidad Valenciana, ahora que la incidencia acumulada de coronavirus es similar en ambos territorios, y lamentan que el Gobierno de Aragón no haya aplicado ninguna medida de discriminación positiva como sí se hizo con anterioridad en otras zonas del territorio cuando registraron mejores datos sanitarios.

“No vemos justo que Teruel, con la incidencia más baja de Aragón durante más de un mes, tenga las mismas restricciones que Zaragoza, con una incidencia mucho mayor”, asevera el presidente de Teruel Empresarios Turísticos (TET), Roche Murciano, quien ha enviado un correo electrónico a la Consejería de Sanidad para solicitar una flexibilización de las mediadas en el territorio turolense.

Para el presidente de los empresarios turísticos turolenses, un poco más de aforo o de horario permitido podría suponer “un puesto de trabajo más” en el sector. “No vemos justo que las Islas Canarias o Baleares puedan hospedar a turistas alemanes y nosotros no podamos irnos a comer una paella o que los valencianos puedan venir a pasar aquí el día, siempre respetando las normas”, añade.

La incidencia acumulada a 14 días en la provincia de Teruel se sitúa en 41 casos por 100.000 habitantes, muy por debajo de los 237 de media en Aragón y más cerca de los 35 que ronda la Comunidad Valenciana. Llama la atención además el caso de Alcañiz, donde estarían en un nivel de normalidad, según los parámetros de Sanidad, con ningún caso por 100.000 habitantes a 7 días y apenas seis a 14.

Allí, la gerente de la Asociación de Turismo del Bajo Aragón, Nieves Ballesteros, pone en valor los buenos datos sanitarios y considera que pueden ayudar en las reservas de la hostelería. “La gente tiene muchas reticencias a la hora de viajar y revisa los datos de coronavirus en los destinos donde quiere ir, por lo que esta situación nos puede beneficiar”, indica.

Explica Ballesteros que desde que empezó la pandemia han pedido una discriminación positiva para el entorno rural porque creen que la situación es más controlable y el riesgo de transmisión es menor. Sin embargo, han debido de atender a las normas comunes que se han dictaminado en el conjunto del territorio, con la excepción de las localidades o unidades territoriales que han quedado confinadas por su alta incidencia.

Confía en que el ritmo de vacunación se mantenga y se pueda llegar al verano en condiciones de remontar las reservas, aunque detalla que durante Semana Santa lograron una capacidad del 52%. “No son malas cifras viendo el momento en el que estamos, pero están muy lejos del lleno total que solemos registrar en ese puente porque es la temporada alta del Bajo Aragón”, argumenta.

Sobre el corredor seguro con la Comunidad Valenciana, Ballesteros sostiene que les podría beneficiar, aunque reconoce que su dependencia hacia el territorio vecino es menor que el de otras comarcas. Sería el caso de la Sierra de Albarracín o de Gúdar-Javalambre, donde mantienen cerrados un buen número de establecimientos hoteleros hasta que se retome la movilidad entre comunidades autónomas.

Situación insostenible

El presidente de la Asociación de Turismo de Gúdar-Javalambre, David Nadal, asegura que en la comarca la situación es “insostenible” para el sector turístico y lamenta que el Gobierno de Aragón no haya querido sentarse a estudiar ninguna fórmula de movilidad con Valencia. “Solo pedimos que se nos compense por no dejarnos tener clientes o que se establezca un corredor seguro en el cual podamos trabajar, igual que se hace con deportistas o empleados”, alega.

Sobre como se podría controlar este corredor, Nadal plantea algún tipo de justificante con la reserva hostelera, alguna autorización del alojamiento para garantizar que no se va a ninguna casa particular de fiesta o incluso una prueba PCR. Sin embargo, manifiesta que no es su labor estudiar esa fórmula, sino del Gobierno de Aragón.

Hasta entonces, la “inmensa mayoría” de los negocios turísticos y hoteleros de Gúdar-Javalambre seguirán por la puerta cerrada. No les sale rentable llenar las cámaras y hacer contratos sin saber durante cuánto tiempo podrán estar abiertos o si podrán llegar visitantes. 

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats