Ocho meses de papeleo por cambiar de ubicación un negocio dentro de la misma provincia: “Tienes que volver a empezar de cero”

Elena Uzcategui en su puesto de quesos de La Litera

Candela Canales


0

Elena Uzcategui emprendió hace 22 años en la comarca de La Litera, en Altorricón, un pueblo de 1.500 habitantes en el que ordeñaba sus ovejas y fabricaba quesos. Sin embargo, tras la pandemia, cambió La Litera por el Pirineo y estableció su negocio en Biescas. 

Tomó esta decisión “por amor y porque seguía teniendo la posibilidad de mantener mi negocio de quesos, que es lo que realmente me gusta”. Este cambio de ubicación le ha supuesto ocho meses de “papeleo” que aún continúan: “En la misma provincia de Huesca cambié de ubicación, desde La Litera a Biescas, y prácticamente llevo ocho meses de papeleo, solo cambias una cosa pero tienes que volver a empezar otra vez de cero”, explica. 

Para realizar las gestiones administrativas, Elena lleva 22 años recurriendo a la metodología Leader. “En un principio te dan todo tipo de ayuda en los papeles y documentación que tienes que dar, además de las ayudas iniciales y todo el seguimiento que van haciendo. No es empezar y que te dejen ahí, van saliendo cursos o novedades y te van informando de todo”. 

La mayor parte de las iniciativas que, como la de Elena, se han enmarcado dentro de la metodología Leader, se llevan a cabo en municipios de más de 5.000 habitantes y el 39% de ellas están encabezadas por mujeres, según datos de 2014 a 2020 que recoge el Informe ‘Identificar, localizar, caracterizar y analizar las actuaciones de emprendedoras bajo la metodología LEADER para el conjunto de la Comunidad Autónoma de Aragón’ realizado por Ellas son Campo.

El perfil de las mujeres aragonesas que se acogen a esta metodología indica que quieren seguir viviendo en sus pueblos y que valoran positivamente los recursos económicos de sus territorios. “No obstante, consideran que no hay suficientes oportunidades de empleo en sus comarcas, sobre todo las más alejadas de los núcleos más poblados y que si las mujeres se quieren quedar en sus pueblos se ven obligadas a emprender”, según se explica en el informe elaborado por Mª Luz Hernández Navarro, Alberto Serrano Andrés e Isabel Suñén Lavilla. 

Todo proyecto precisa de una inversión inicial para comenzar, y esta puede ser determinante para el desarrollo del mismo. La inversión que reciben los proyectos encabezados por hombres es “notablemente superior a la que reciben las beneficiarias”. Por lo tanto, tal y como se recoge en el informe, puede afirmarse que, “ a rasgos generales la población masculina que protagoniza alguno de los proyectos de emprendimiento recibe mayor inversión que la población femenina. Ahora bien, no todas las comarcas se benefician de igual forma”.

Si se analiza la proporción de beneficiarios en función del género a escala provincial “se observa que el número de proyectos emprendidos bajo metodología LEADER es siempre superior en los hombres que en las mujeres”.

Otro factor a considerar es la figura de los promotores singulares, aquellos promotores y promotoras que en el momento de emprender presentan una serie de características que repercuten en el valor del proyecto. Se consideran promotores singulares las personas que tienen menos de 35 años; más de 55 años; han salido de una situación de desempleo; o son extranjeros. 

En este caso, las cifras se invierten y son más las promotoras singulares que los promotores, independientemente de la categoría considerada. 

En cuanto a la inversión que reciben, “no necesariamente aumenta conforme también lo hacen el número de proyectos –como sucede en Hoya de Huesca y Sobrarbe–, lo que nos indica que estos proyectos de promotores singulares son de escasa inversión económica, por lo que podemos considerar que su impacto social es más alto que el económico; y, por otro lado, se observa cierta coincidencia en la inversión que reciben dichos promotores que aumenta conforme también lo hace la inversión total general para el conjunto de los proyectos”. 

Los proyectos llevados a cabo por promotores singulares se dirigen, mayoritariamente, a mejorar la competitividad de las PYMES, a la agroalimentación y a garantizar el acceso a las tecnologías.

La metodología LEADER “Consigue que algunas mujeres puedan quedarse a vivir en sus pueblos, permite y puede facilitar el acceso a un puesto de trabajo y dinamiza la vida de las zonas rurales. No obstante, en función de los resultados, sería muy beneficioso que se pudiera incidir en la búsqueda de proyectos innovadores que mantengan y aumenten la revitalización de las zonas rurales aragonesas y, en particular, de las mujeres”, concluye el informe.

Este reportaje pertenece al Proyecto OTRI 0497/2021 «Identificar, localizar, caracterizar y analizar las actuaciones de emprendedoras bajo la metodología leader (medida 19 del pdr de Aragón) para el conjunto de la comunidad autónoma de Aragón» de la Universidad de Zaragoza, financiado por el departamento de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente del Gobierno de Aragón.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats