Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.
La portada de mañana
Acceder
El juez Aguirre toma la delantera para excluir a Puigdemont de la amnistía
Ayuso, encantada con la destrucción del Estado de Milei. Por Sáenz de Ugarte
Opinión - Ayuso, anfitriona de la cumbre sociópata. Por Rosa María Artal

Transportes descarta el túnel para mejorar los accesos al puerto de Gijón para no poner en riesgo 150 viviendas

Accesos al puerto gijonés de El Musel bloqueados por una protesta laboral.

elDiario.es Asturias

Oviedo —

1

El proyecto inicial del Vial de Jove, con un túnel soterrado de dos kilómetros para que los camiones que cargan y descargan en el puerto de El Musel no circulen por el casco urbano de Gijón, no se llevará a cabo como estaba previsto inicialmente.

El secretario de Estado de Transportes y Movilidad Sostenible, José Antonio Santano, ha anunciado este miércoles que el Ministerio está trabajando en un nuevo proyecto en superficie que será “más eficiente, seguro y rápido” para mejorar los accesos al puerto gijonés. Entre otros, uno de los principales motivos es evitar que se pueda poner en riesgo 150 viviendas situadas en la zona.

La actuación ahora descartada contemplaba un trazado de 2,5 kilómetros entre La Peñona y la entrada a El Musel con un falso túnel de casi dos kilómetros. Había sido prometido en 2005, se aprobó en 2021 con un presupuesto de 163 millones y tuvo que actualizarse en mayo de 2023 con un coste de 286 millones de euros por el aumento en los precios de los materiales.

Santano se ha reunido esta mañana en Madrid con la alcaldesa de Gijón, Carmen Moriyón, y el consejero de Fomento, Cooperación Local y Prevención de Incendios del Principado, Alejandro Calvo, a los que ha transmitido la nueva hoja de ruta del ministerio.

Los riesgos “no asumibles”

El secretario de Estado ha reconocido que se trata de un cambio que a muchos vecinos de Gijón “les puede costar comprender”, si bien lo ha justificado en el hecho de que existe una “enorme incertidumbre” y una “grandísima complejidad técnica” de viabilidad del proyecto con un túnel soterrado de dos kilómetros.

Los resultados de un análisis hidrogeológico realizado han determinado que existen “riesgos no asumibles” para las más de 150 viviendas y una residencia de ancianos del entorno si se llevara a cabo el proyecto como estaba planteado en un principio.

Actualmente se trabaja en el proyecto de la nueva alternativa, que integrará una vía de paso con un bulevar urbano y sendas segregadas para peatones y carril bici.

La solución en túnel haría inviable, para el Ayuntamiento de Gijón, desarrollar sobre el mismo un bulevar de las mismas características que el que este proyecto permite integrar.

El nuevo proyecto integrará los trabajos de adecuación de la Avenida Príncipe de Asturias a su nueva funcionalidad en el entramado urbano, una vez liberada del tráfico portuario que pasará a circular por el nuevo acceso sin restricciones.

El proyecto en el que se integra el bulevar urbano y la adecuación de la Avenida Príncipe de Asturias se hará a través de medios propios del Ministerio y se espera que el próximo año pueda ser aprobado y licitado.

Los objetivos

La actuación planteada perseguía dos objetivos fundamentales: la eliminación del tráfico portuario de la Avenida Príncipe de Asturias (N-641), y completar el acceso viario al Puerto por la Red de Carreteras del Estado, enlazando con el tramo de la GJ-10 entre Lloreda-Veriña, también en fase de redacción de proyecto.

Sin embargo, la antigüedad del proyecto en un entorno en constante evolución, sumado a la complejidad técnica de la actuación que se han puesto de manifiesto en el proceso de licitación y presentación de ofertas, han llevado a reevaluar la viabilidad técnica del proyecto.

Así, el Ministerio de Transportes ha señalado que una vez estudiados los riesgos e incertidumbres a los que se enfrenta la actuación tal y como está planteada actualmente, y haber detectado “nuevos condicionantes” que comprometen seriamente la viabilidad técnica y económica de la obra, se ha optado por estudiar nuevas alternativas en superficie más eficientes para el interés general.

En este sentido, se han detectado riesgos significativos para edificaciones existentes, algunas de reciente construcción, que las pondría en riesgo por asientos, inundabilidad y posibilidad de colapso así como la incertidumbre geotécnica y condicionantes hidrogeológicos muy complejos que representan importantes y constantes riesgos en la fase de construcción y de explotación.

Este modelo condiciona desarrollos futuros del puerto y no garantiza la liberación del tráfico en la Avenida Príncipe de Asturias, ya que los nuevos desarrollos industriales previstos en el Puerto de El Musel, como el establecimiento de un centro de fabricación de estructuras para aerogeneradores o la localización en el entorno del puerto de productores/consumidores de mercancías peligrosas, son incompatibles con una conexión soterrada.

La normativa de seguridad en túneles es muy exigente, y este tipo de transportes especiales y mercancías peligrosas seguirían circulando por la Avenida Príncipe de Asturias por lo que no cumpliría uno de los objetivos fundamentales de la actuación.

Etiquetas
stats