La portada de mañana
Acceder
El 4M descabeza el PSOE madrileño y Sánchez lanza la batalla contra Susana Díaz
EEUU toma una decisión "histórica" sobre las patentes de vacunas, ¿y ahora qué?
Opinión - La revolución de Biden, por María Ramírez

Sobre este blog

El caballo de Nietzsche es el espacio en eldiario.es para los derechos animales, permanentemente vulnerados por razón de su especie. Somos la voz de quienes no la tienen y nos comprometemos con su defensa. Porque los animales no humanos no son objetos sino individuos que sienten, como el caballo al que Nietzsche se abrazó llorando.

Editamos Ruth Toledano y Concha López.

Reciclaje para dignificar colonias felinas: copian en Nueva York el proyecto del trabajador de un 'punto limpio'

CatHotel, contenedor para alimento y descanso, habilitado con materiales reciclados y puerta de acceso para los voluntarios, decorado por un gratifero solidario. Foto: LlobreGats.com
  • Dignificar las vidas de los gatos, preservando el medio ambiente y minimizando costes y conflictos con los vecinos, es el proyecto que LlobreGats pone a disposición de administraciones, profesionales y asociaciones

Llevan doce años cuidando colonias felinas en su ciudad, Sant Boi de LLobegrat (Barcelona), de manera voluntaria y a través del método CES (Captura, Esterilización y Suelta). Los dos últimos años han trabajado en calidad de gestores, teniendo a su cargo la coordinación entre el Ayuntamiento y el voluntariado. En este tiempo han controlado y cuidado unas 80 colonias felinas urbanas y han esterilizado a más de 800 integrantes, 500 solo en 2 años. Son cifras que dan cuenta del alcance de su labor: si el nacimiento de camadas en las colonias no hubiera sido controlado, el número de gatos urbanos sería mucho mayor, sus condiciones de vida mucho peores y la relación con los otros vecinos, humanos y no humanos, más conflicitiva.

Pero lo que distingue a la Asociación LlobreGats, lo que ha convertido su trabajo en un referente internacional, es un proyecto pionero en el mundo: la implantación de un programa de visualización de estas colonias con materiales desechados por el propio Ayuntamiento. Provenientes de la deixallería (punto limpio), esos materiales son recuperados y reciclados por la asociación.

“Al decorar y modernizar las colonias, las hemos dignificado. Y ha sido un rotundo éxito, pues los ciudadanos (tanto los partidarios de la convivencia con gatos en la ciudad como sus detractores) han visto lugares limpios, modernos, útiles y agradables a la vista. Ello unido a que todos los integrantes de las colonias han sido esterilizados, para controlar la población, y su salud también es sometida a controles veterinarios”, explica a El caballo de Nietzsche el presidente de LlobreGats, José Luis Rodríguez, que trabaja en una deixallería municipal. "Empecé a aprovechar los materiales que veía interesantes para contactar con refugios y protectoras y entregárselos a título personal".

Los 'CatDonalds' y los 'CatHotels'

Su iniciativa de modernización de las colonias felinas ha incluido unos puntos bautizados por LlobregGats como los ‘CatDonalds’, en cuyo interior los gatos de la colonia disponen de agua fresca y limpia y de pienso protegido, y los ‘CatHotels’, que además disponen de unas cajas de porexpan donde los gatos pueden descansar y resguardarse de las inclemencias del tiempo. Su última innovación es el ‘CatFreeTel’, un hotel gatuno construido con el reciclado de un congelador.

Los ‘CatDonalds’ y los ‘CatHotels’ tienen una ventaja añadida para todos los vecinos. Algunas de las colonias felinas de Sant Boi de Llobregat están situadas en el anillo verde de la ciudad, donde los gatos conviven con otros integrantes de la fauna local, como son los jabalíes, que buscan alimento allá donde pueden encontrarlo, incluido el pienso de las colonias. Al tener el alimento protegido en su interior y las aberturas de acceso localizadas en zonas de difícil acceso para los jabalíes y otros animales, se ha logrado evitar que estos se alimenten con la comida de los gatos y cambien sus rutas en su busca de comida.

El hecho, por otra parte, de que las colonias felinas estén esterilizadas en su totalidad y dispongan de lugares limpios y resguardados, con alimento adecuado regular y agua fresca y limpia, ha minimizado al máximo la movilidad de los gatos, que descansan gran parte del día, esperando la visita de sus cuidadores y su ración de comida. Así se logra también atenuar al máximo el impacto que tienen sobre otras especies y su delicado equilibrio. Los vecinos humanos, a su vez, ven el entorno de la colonia como un lugar agradable, limpio y curioso.

El éxito del programa de LlobreGats ha sido tal que el Gobern de Andorra se ha interesado por su implantación, así como diferentes ayuntamientos catalanes y de todo el ámbito del Estado español. La NYC Feral Cat Initiative, que se encarga de cuidar los gatos de la ciudad de Nueva York, contactó asimismo con LlobreGats para utilizar su material audiovisual sobre los ‘CatDonalds’ y los ‘CatHotels’ en las clases que imparten para enseñar a construir refugios para gatos.

El proyecto LlobreGats ha sido además incluido en la Semana Europea de Prevención de Residuos, cuyo objetivo es promover e implantar acciones de sensibilización sobre recursos sostenibles, gestión de residuos y reciclaje.

El alquiler de pisos solidario con humanos y gatos

En su afán por cuidar de los gatos urbanos, asumiendo la responsabilidad común que tenemos con los otros habitantes de nuestras ciudades, y consciente del problema con la vivienda que también sufren los humanos, LlobreGats ha lanzado otra iniciativa pionera y que beneficia a todos: los alquileres solidarios. Se trata de pisos con alquiler rebajado a cambio de cuidar animales en acogida.

La idea surgió con un vecino de Sant Boi y con Flora y Negri, las dos gatas que había acogido de una colonia gestionada por LlobreGats. Cuando este vecino tuvo que trasladarse de ciudad y alquilar su piso, decidió que una buena manera sería hacerlo buscando unos inquilinos que cuidaran de las gatas acogidas a cambio de un descuento en el alquiler. LlobreGats se ocuparía de los gatos de alimentación, higiénicos y veterinarios, y del seguimiento de la convivencia. Así fue establecido, en un acuerdo  en las cláusulas del contrato de alquiler.

Sobre este blog

El caballo de Nietzsche es el espacio en eldiario.es para los derechos animales, permanentemente vulnerados por razón de su especie. Somos la voz de quienes no la tienen y nos comprometemos con su defensa. Porque los animales no humanos no son objetos sino individuos que sienten, como el caballo al que Nietzsche se abrazó llorando.

Editamos Ruth Toledano y Concha López.

    Autores

Etiquetas
Publicado el
19 de septiembre de 2017 - 19:18 h

Descubre nuestras apps

stats