Ceruti se escuda en el veto de Madrid para no propiciar una moción de censura que desaloje al PP en Santander

Archivo - Javier Ceruti, concejal de Cs y portavoz del Ayuntamiento

Ciudadanos, que gobierna en coalición con el PP en el Ayuntamiento de Santander, no piensa en estos momentos en hacer movimientos para propiciar una moción de censura ya que no cuenta con el plácet de Inés Arrimadas y la dirección nacional, según su portavoz, Javier Ceruti. Las mociones de censura de la formación naranja en Murcia, tanto en el Parlamento autonómico como en el Ayuntamiento de la capital, han abierto la caja de pandora de la ruptura de pactos en toda España, cuya primera réplica ha sido la convocatoria urgente de elecciones autonómicas en la Comunidad de Madrid. Sin embargo, los temblores parecen que no alcanzan de momento a Cantabria.

Igual no se siente "amenazada" por una ruptura del pacto con Ciudadanos en Santander "porque las cosas van bien"

Igual no se siente "amenazada" por una ruptura del pacto con Ciudadanos en Santander "porque las cosas van bien"

Si Ciudadanos en Murcia ha roto tomando como argumento precisamente las irregularidades detectadas en la contrata de Parques y Jardines, en Santander, siendo la situación similar, el Grupo Municipal dirigido por Javier Ceruti no va a dar ese paso. Según ha manifestado el portavoz municipal y concejal de Santander, en Murcia la moción está justificada por el "incumplimiento del pacto de gobernabilidad", cosa que ocurre en Santander también, según ha reconocido el propio protagonista, lo que indica que Ciudadanos ve razones para una moción de censura. ¿Por qué no la lleva a cabo? Si esta no se produce es porque no tiene el aval de la dirección nacional de Ciudadanos. Al menos, esta es la versión oficial. Preguntado Javier Ceruti sobre qué pasaría si la dirección nacional diera su visto bueno a una ruptura de los lazos con el Partido Popular en Santander, el portavoz se ha limitado a decir: "Sin comentarios".

Y es que la vinculación de Ciudadanos con el PP en toda España fue una apuesta personal de Albert Rivera, que aspiraba a ser el gran líder de la derecha española. La jugada no solo sacrificó pactos de gobernabilidad con el Partido Socialista tanto o más suculentos políticamente que los alcanzados con el PP, sino que a la postre supuso la defenestración de Rivera, el desplome en número de escaños de Ciudadanos en las Cortes y una inestabilidad interna que le lleva al partido camino de la desaparición.

En Santander, el pacto de gobernabilidad con el PP de Gema Igual fue impuesto desde Madrid por el círculo de Rivera. Sustituido este por Inés Arrimadas, Ceruti sigue amparándose en el veto de Madrid a romper la apuesta política con el PP, pero esa apuesta ya no se mantiene. Dos elementos la corroboran: la ruptura de Ciudadanos con el PP de Murcia no ha tenido ningún veto de Madrid, algo insólito hasta el momento y que revela que Cs ha abierto la veda; y se sabe que Ciudadanos y PSOE llevan negociando desde hace tiempo un acercamiento que sea extrapolable al mapa autonómico y municipal del país.

El portavoz de Cs en Santander, Javier Ceruti, ha vuelto a reconocer este mismo miércoles que también han existido incumplimientos "palmarios" en la capital cántabra respecto al pacto de legislatura con el PP, como ha ocurrido en Murcia, pero ha evitado entrar en esta cuestión porque "no tenemos capacidad de decisión en Santander". Así, a la cuestión concreta de una posible moción en la ciudad, Ceruti ha echado balones fuera: "No depende de mí", ha declarado.

Ceruti ya tanteó al resto de la actual oposición para formar equipo de gobierno tras las elecciones de 2019. Si finalmente no cuajó fue por imposición de Albert Rivera. Volver a repartir cartas en la baraja de los pactos municipales supone que Ciudadanos recabe el apoyo del PSOE, como está ocurriendo en otras autonomías. Pero en Santander ese apoyo es insuficiente. Necesita el concurso de los demás partidos y ya desde hace tiempo se descartó una operación de este tipo.

En todo caso, el concurso del PRC en esta operación, aparte del visto bueno de la dirección regional de Miguel Ángel Revilla, abriría la incógnita de quién sería alcalde. Ceruti querría, Daniel Fernández, portavoz socialista, querría (como aspiró a serlo el exportavoz Pedro Casares) y Fuentes-Pila querría (fue el gran tapado de los posibles pactos postelectorales de 2019). La ruptura con el PP, en consecuencia, abriría un abanico de incertidumbre en Ciudadanos y un riesgo para el mantenimiento de lo que ahora tiene en sus manos con solo dos concejales: varios millones del presupuesto municipal, tres direcciones generales (si se incluye en la terna al director del Instituto Municipal de Deportes), representaciones en sociedades y fundaciones, así como un grupo de asesores.

La alcaldesa, tranquila

Ante este panorama, y la convulsión de la política nacional en lo que se refiere a los pactos que se ha producido en las últimas horas, la alcaldesa de Santander, Gema Igual (PP), ha dicho que no se siente "amenazada" por una ruptura del acuerdo de gobierno que su partido mantiene con Ciudadanos en la capital cántabra porque "las cosas van bien". La regidora se ha pronunciado así a preguntas de la prensa tras conocerse que PSOE y Cs han presentado una moción de censura que desbancaría al PP del Gobierno de Murcia, del que los naranjas eran socios hasta ahora, con repercusiones posteriores en la Comunidad de Madrid o Castilla y León.

"Lo único que puedo decir es que en estos momentos la inestabilidad en los gobiernos no viene bien para la salud, para economía... A mí me parece que tener esa continuidad y estabilidad en los gobiernos locales es importante y en estos momentos no estamos para cambios", ha sostenido la alcaldesa a preguntas de la prensa, reiterando que tampoco conocía mucho el caso que ha saltado a los medios a primera hora de esta mañana.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats