El ferry 'Salamanca' se incorporará a la línea con Portsmouth en la primavera de 2022

Botadura del 'Salamanca', nuevo buque que cubrirá las líneas de tráfico con Inglaterra.

'Salamanca', el nuevo buque de gas natural de Brittany Ferrries se unirá próximamente a su flota, una vez que ha sido botado en el astillero de China donde se construye. El buque se sumará al ya operativo 'Galicia' para enlazar Portsmouth, en Reino Unido, con Santander y Bilbao, en el norte de España. El 'Galicia' entró en servicio a finales de 2020 y el 'Salamanca' lo hará en la primavera del 2022. Un año más tarde se unirá a ellos un tercer barco al que se le llamará 'Santoña'.

El 'Salamanca' es un barco más eficiente y está propulsado por GNL (Gas Natural Licuado), un combustible más limpio. La ceremonia de botadura del Salamanca tuvo lugar el pasado 6 de enero, en el astillero CMJL en Weihai, China, donde está en construcción. Este barco, es el segundo de los tres buques de clase E-Flexer encargados por Brittany Ferries, y se unirá al 'Galicia' cuando entre en servicio en la primavera de 2022. Le seguirá el 'Santoña', en 2023.

"Los pasajeros esperan buques más cómodos, más limpios, más ecológicos y la sociedad exige, y con razón, la sostenibilidad como norma. Las compañías navieras que no mejoran están por lo tanto destinadas a fracasar", ha dicho Christophe Mathieu CEO Brittany Ferries. "Es por eso, que estos buques E-Flexer son tan importantes para Brittany Ferries en este momento en el que buscamos salir de la crisis actual. El 'Galicia', 'Salamanca' y 'Santoña' son una clara muestra de que estamos decididos a navegar hacia un futuro sostenible y exitoso".

Cada buque E-Flexer promete una reducción significativa de las emisiones de gases de efecto invernadero. Estos barcos también son más ligeros, más silenciosos y tienen menos vibraciones lo que hace un manejo más suave del mar, en beneficio de los pasajeros.

El GNL, con el que estará propulsado el 'Salamanca', es un combustible que prácticamente no emite dióxido de azufre, dióxido de nitrógeno o emisiones de partículas tras la combustión. Además, debido a que el GNL se quema de manera más eficiente que el diésel, hay una reducción en la producción de dióxido de carbono (CO2) en torno a un 25%.

Las instalaciones en las que será almacenado el GNL serán construidas por Repsol en España. Según el acuerdo establecido, Repsol construirá dos terminales de abastecimiento de GNL en los puertos de Santander y Bilbao, incluyendo un tanque de almacenamiento de 1.000 m3 para asegurar el suministro ininterrumpido a el 'Salamanca' y el 'Santoña'.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats