UGT pide recuperar la gestión pública del transporte sanitario en Cantabria

Ambuibérica asegura que cumple "estrictamente" los protocolos de seguridad

El sector de Sanidad de la Federación de Empleados de los Servicios Públicos (FeSP) de UGT ha remitido una carta al consejero de Sanidad del Gobierno de Cantabria, Miguel Rodríguez, en la que solicita recuperar la gestión pública del transporte sanitario en la región, en la actualidad adjudicado a la empresa privada Ambuibérica.

La misiva, enviada en nombre de la propia sección sindical de UGT en la empresa concesionaria del transportes sanitario de Cantabria, subraya que si algo ha demostrado la pandemia de la Covid-19 es "la necesidad de reforzar la calidad que se presta al ciudadano".

Denuncia además que Ambuibérica "viene exponiendo gravemente a la población receptora de sus servicios y a sus trabajadores, al no poder garantizar una asistencia de calidad, como evidenciaría una auditoría de gestión, y al no cumplir con el pliego del contrato de adjudicación, como se ha demostrado en una auditoría realizada recientemente".

Para UGT, esta situación "es inconcebible en un servicio de urgencias y emergencias que no garantiza la idoneidad del material ni de los vehículos, que no protege en todo momento los intereses de los pacientes ni de los técnicos de emergencia sanitaria (TES) y profesionales del servicio y hace peligrar la salud de los usuarios cuando se dan retrasos injustificados".

En este sentido, la sección sindical de UGT en Ambuibérica precisa que "el 70% de los avisos de emergencia sanitaria que se dan en Cantabria están siendo afrontados por TES, que durante la pandemia han visto y vivido situaciones dramáticas, adentrándose en domicilios y lugares contaminados por el virus".

Si algo se ha confirmado con esta crisis, a su juicio, es que los trabajadores del transporte sanitario de Cantabria "son grandes profesionales pero con pocos derechos laborales, lo que no tiene justificación si la empresa adjudicataria cumpliera el contrato que firmó", agrega el sindicato.

Además, UGT destaca la "incertidumbre" que ha generado en el transporte sanitario cántabro "las órdenes y normas bidireccionales", ya que los profesionales del servicio "no sabían si acatar las que provenían de la empresa o las dictadas por la Gerencia del Servicio Cántabro de Salud".

UGT recuerda que el transporte sanitario es una de las prestaciones incluidas en la cartera de servicios comunes del Sistema Nacional de Salud y que la crisis sanitaria de la Covid-19 "ha reafirmado que lo público gestiona el sector sanitario igual o mejor que las adjudicatarias privadas", por lo que insta a que pase de ser un servicio gestionado por una empresa privada a ser gestionado por el Gobierno de Cantabria, como ya ha hecho el Gobierno de Baleares con resultados "muy positivos".

"Si no cambian las condiciones de vida y de producción, vendrán más pandemias y emergencias sanitarias desconocidas y las administraciones públicas deben estar preparadas para atajarlas", agrega el escrito remitido por UGT.

Mayor protagonismo de lo público

El sector de Sanidad del sindicato explica que "asienta" su propuesta en distintos informes en los que expertos coinciden en que "el protagonismo de lo público echará raíces y traerá un gran cambio en el sistema sanitario", por lo que el transporte sanitario "no debe quedarse al margen para garantizar lo que los ciudadanos esperan y lo que el derecho a una sanidad universal les garantiza".

"Esta crisis ha sacado a la luz escandalosamente todo un legado de redes de Seguridad Social erosionadas, modelos laborales precarios y de bajos salarios, que acentúan la necesidad de equilibrar la distribución de riesgos y beneficios entre la sociedad, el Gobierno y el sector privado", añade la carta.

Para UGT, "si los expertos ya apuntan a que el Estado va a desempeñar un nuevo papel en la economía y va a terminar rescatando sectores estratégicos, el Gobierno de Cantabria debería sopesar si un mando único y coordinado en el transporte sanitario hace más eficaz y eficiente el servicio para el usuario que lo recibe".

"Los intereses que guían al Gobierno no son intereses económicos sino sociales, todo lo contrario al sector privado", puntualiza UGT, que concluye que "ya es llamativo ver como un servicio tan esencial para todos y de todos está siendo maltratado y abandonado de una manera vulgar y sin respeto, reincidiendo en el problema de la privatización".

Etiquetas
Publicado el
9 de julio de 2020 - 13:40 h

Descubre nuestras apps

stats