Cantabria aplaza a este viernes las nuevas medidas contra la pandemia que entrarán en vigor el fin de semana: "Serán contundentes"

Plaza de Cañadío en Santander.

El Gobierno de Cantabria ha decidido aplazar al viernes la aprobación de las nuevas restricciones para frenar el avance de la COVID-19, "medidas contundentes" que serán de aplicación "el viernes o el sábado" y que se adoptarán en coordinación con el resto del país, en función de las decisiones que se adopten en la tarde de este jueves en la reunión del Consejo Interterritorial de Salud entre las comunidades autónomas y el Ministerio.

Así lo ha anunciado el vicepresidente y portavoz del Gobierno, Pablo Zuloaga (PSOE), en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, en la que ha explicado que este viernes se celebrará un Consejo de Gobierno extraordinario para decretar los servicios mínimos de la huelga de médicos convocada a nivel estatal.

En esta reunión extraordinaria, el consejero de Sanidad, Miguel Rodríguez (PSOE), expondrá a los miembros del Gobierno los acuerdos del Consejo Interterritorial, que "marcarán en buena medida" las decisiones que adopte en Cantabria el área de Salud Pública. En todo caso, Zuloaga ha adelantado que serán "medidas contundentes".

Todo ello después de las "dramáticas cifras" de este miércoles, en el que Cantabria ha registrado "el peor dato" de contagios en 24 horas desde el inicio de la pandemia.

"No hay intención de un nuevo estado de alarma"

A preguntas de los medios sobre el planteamiento de un nuevo estado de alarma y la postura que Cantabria lleva a esta reunión, el vicepresidente ha aclarado que "hasta dónde nos ha explicado el consejero", en el Consejo Interterritorial de este jueves "no hay intención de valorar un nuevo estado de alarma para nuestro país".

Ha añadido que Cantabria está "dispuesta a colaborar en la contención del virus y a trabajar de forma coordinada con el resto de las comunidades autónomas". "Cantabria no se puede comportar como una isla" porque las medidas que establece pueden tener repercusión en otros territorios y viceversa, ha precisado.

Por otro lado, el vicepresidente ha vuelto a defender que Cantabria fue una de las comunidades autónomas que antes actuó para contener el aumento de contagios y la presión asistencial, y ha destacado que su Gobierno "antepone las decisiones complicadas a cualquier otro tipo de interés".

Zuloaga ha relatado que el mes de septiembre comenzó con un repunte de casos que se consiguió frenar para después encadenar cuatro semanas consecutivas de descensos, una tendencia que se rompió hace dos semanas, hasta el punto de registrar cifras hasta ahora "no conocidas" en Cantabria.

Cifras que tienen que ver -ha dicho- con el aumento del número de test, con el aumento de la movilidad y la relajación de las medidas de protección, con "reuniones sociales que no se adecuan a las normas" establecidas por Salud Pública.

Asimismo, ha recordado que Cantabria tiene en vigor distintas medidas como la limitación de aforos, o la prohibición de acceso a playas y parques a partir de las diez de la noche, pero "es evidente que vamos a tener que tomar otras medidas más contundentes que tienen que ver con lo que haga el resto del país", ha insistido, y que son necesarias para no llegar a la situación en que están otras comunidades autónomas como Madrid, Navarra o La Rioja.

Etiquetas
Publicado el
22 de octubre de 2020 - 14:23 h

Descubre nuestras apps

stats