La COVID pone en jaque a las principales autoridades políticas cántabras: casi medio Gobierno confinado y un cribado masivo entre parlamentarios

El vicepresidente de Cantabria, Pablo Zuloaga, y el presidente, Miguel Ángel Revilla, en el Parlamento. Archivo.

A Cantabria le está tocando vivir estos días la insólita situación de tener a sus políticos alejados de la vorágine diaria de actos institucionales: las habituales comparecencias, presentaciones o inauguraciones que copan su agenda mediática han desaparecido prácticamente por completo después de que la COVID-19 haya puesto en jaque a parte importante de las autoridades políticas de la comunidad.

Revilla, confinado junto a otros dos miembros de su Gobierno horas después de recibir la primera dosis de la vacuna

Revilla, confinado junto a otros dos miembros de su Gobierno horas después de recibir la primera dosis de la vacuna

Y es que el positivo del vicepresidente autonómico, Pablo Zuloaga (PSOE), ha obligado ha realizar un cribado masivo entre los parlamentarios y ha provocado el confinamiento preventivo de la consejera de Economía, María Sánchez (PSOE), y del presidente de la Cámara autonómica, Joaquín Gómez (PSOE).

Pero es que estas cuarentenas se suman a las del líder del Ejecutivo, Miguel Ángel Revilla (PRC), y del consejero de Industria, Turismo, Innovación, Transporte y Comercio, Francisco Javier López Marcano (PRC), ambos con resultado negativo en el test realizado esta semana tras haber mantenido contacto estrecho con un contagiado durante una reunión con miembros del comité de empresa de SEG Automotive el pasado viernes.

En ese encuentro, en el que finalmente se desconvocó la huelga y se alcanzó un acuerdo entre trabajadores y fábrica, también estuvo presente el vicepresidente regional, cuya PCR resultó ser positiva, lo que ha desencadenado un arduo trabajo de rastreo entre sus contactos estrechos. Así pues, Sanidad realizará test de detección del virus a 40 personas que estuvieron presentes en el Pleno del Parlamento del pasado lunes, de los cuales 31 son diputados y el resto periodistas y letrados, sesión en la que el vicepresidente intervino.

Según ha podido saber este medio, los rastreadores les han citado este viernes para efectuar la PCR al tratarse de lo que han denominado como "contactos accidentales", puesto que se respetó la distancia de seguridad y todos tuvieron puesta la mascarilla, incluido el propio Zuloaga durante su comparecencia. Y es que aunque el aforo está reducido a la mitad -solo pueden estar en el hemiciclo 17 parlamentarios al mismo tiempo- el Pleno duró mañana y tarde, de manera que pasaron por él prácticamente todos los diputados en algún momento del día.

Así, por lo pronto, cuatro miembros del Consejo de Gobierno y el presidente del Parlamento cambiarán su rutina diaria por el teletrabajo, una situación que no es nueva para Zuloaga, puesto que ha pasado por varios confinamientos en los últimos meses, el último tras el positivo de dos miembros de su familia con los que convive.

A estas cuarentenas hay que sumar la de la portavoz socialista en el Parlamento autonómico y secretaria de Organización del partido, Noelia Cobo, quien también acudió a la reunión de trabajo -aunque su PCR ha resultado ser negativa-, y la de la alcaldesa de Santander, Gema Igual (PP), quien mantuvo contacto estrecho con un positivo en otra circunstancia y cuyo encierro, pese a contar igualmente con test negativo en COVID, se alargará hasta la realización de la segunda y definitiva prueba este lunes.

Etiquetas
Publicado el
16 de abril de 2021 - 12:08 h

Descubre nuestras apps

stats